Archivo del blog

domingo, 17 de noviembre de 2013


SOLARES IRRELEVANTES Y EÓLICAS SUBSIDIOS - DEPENDIENTES

 

“La única verdad es la realidad”, dijo Aristóteles y lo repitió Perón; mientras que un dicho popular dice “el pez por la boca muere”. Ambos dichos son aplicables a diversas noticias y comentarios referentes a esas energías “renovables”.

El caso es saber leer entre líneas, y conocer algo (o mejor mucho) de la temática energética, y de ese modo se constatan interesantísimos datos, que dan por tierra las promocionadas pero falsas “grandes soluciones” de esas tecnologías eléctricas. Tres artículos recientes tienen informaciones apenas mencionadas, pero contundentes.

Un artículo (1), ampliamente difundido en boletines energéticos, informa que en El Departamento de El Carmen, Jujuy, se está negociando un acuerdo con una ¿ignota? empresa alemana, llamada Inventus, para instalar cuatro a cinco conjuntos de paneles solares, de 5 MW de potencia cada uno.

La susodicha empresa no es ubicable en internet, lo cual es muy raro, pues si fuese importante y de trayectoria reconocida, debería tener una página web.

La inversión total estaría en el orden de 15 a 20 millones de dólares, por el conjunto de “cuatro a cinco” (imprecisiones si las hay) grupos de paneles. Eso significa que cada conjunto o unidad productiva, costaría de 3 a 4 millones de dólares el MW. No es muy barato, precisamente. Y curiosamente (o no tanto) no se dice nada acerca de la generación media anual, que no suele ser una ecuación favorable a las solares. Por ende, tampoco dice nada del dato elemental: el costo estimado por KWh. Otro dato que se omite, es el monto de los subsidios por KWh, que usualmente en los casos de solares, suelen ser proporcionalmente muy jugosos. Si el inversor correrá con toda la inversión, acorde a la cuestionada ley 26.190, los subsidios los pagará el Estado Nacional (o sea todos los argentinos).

Si fuera proveer energía a un área no interconectada (por ejemplo en la alta montaña o en la Puna), los costos elevados se justificarían, pero en el sur de Jujuy, cerca de las líneas de transmisión, más que economías producirá elevados costos adicionales…y por toda la vida útil de paquete. Y es conocido que lo de “energía limpia” es un cliché falaz, pues por lo general en zonas cálidas a duras penas en toda su vida útil produce un poco más de energía que la necesaria para instalarla, mantenerla y después desguazarla, amén de la disposición final de las instalaciones.

¿Conveniente?...muy dudoso, y la potencia es tan baja, que ni mueve la aguja.

En otro artículo (2), un reconocido analista español, tilda de “hacer el canelo” (bobería - estupidez) a las acciones “ecologistas” de España, que además de embarcarse exagerada y absurdamente en masivas instalaciones de eólicas y solares –muy caras por KWh y muy limitadas técnicamente-, gastó 800 millones de euros entre 2008 y 2012, adquiriendo bonos de carbono, derrochando divisas que hoy les son tan necesarias. ¡Y lo curioso es que dichos bonos fueron comprados principalmente a Polonia, país que basa su sistema eléctrico en generar en base a carbón…tecnología contaminante por excelencia! Por supuesto, los ultra ecologistas aplaudieron esas medidas a rabiar, sin razonar sobre las reales consecuencias. Mientras España “hizo buena letra” a los acuerdos de Kyoto, EEUU (el mayor contaminador) jamás adhirió, y Japón discretamente dejó los acuerdos.

Un tercer artículo (3) definen cinco “desafíos” (problemas) para la industria eólica nacional. Solo al final explica que es la pequeña y artesanal industria de equipos de muy baja potencia, pues para “ventiladores” eólicos de potencias mayores, nuestro país cuenta con dos empresas de reconocida solvencia –INVAP e IMPSA-, y esto último es omitido en el sesgado artículo.

-         Falta de legislación adecuada.

-         Competencia de productos importados (chinos principalmente).

-         Deficientes estructuras comerciales.

-         Escasez de recursos humanos.

-         Suba de costos.

La escasísima relevancia de los aerogeneradores citados, la reconocen implícitamente, cuando expresan que en conjunto instalaron 5 MW, o sea de bajísima relevancia, prácticamente inexistente en la matriz eléctrica argentina.

Pero la base de los reclamos, convenientemente “edulcorada” en la redacción, es clamar por mayores privilegios y –evidentemente- por más altos subsidios, incluyendo medidores duales, para que los particulares compren al Sistema Interconectado a tarifas comerciales, y le vendan sus pobres producciones, a precios muy caros fuertemente subvencionados.

Dicho en castizo más duro y claro, esas mini eólicas son “juguetes muy costosos”, solo “justificables” falsamente mediante prejuiciosos dogmas “ecologistas”. Y si bien lo ocultan cuidadosamente, siguen siendo muy caras por KWh, nada competitivas en sistemas interconectados.

Todos esos gruesos problemas inherentes a las eólicas y solares, y las irracionalidades, los soslayan y ocultan los “socios” que las promueven a ultranza: los grupos y militantes ultra ecologistas, y los comercializadores de esos equipos…con los terceros “socios” ocultos: los comercializadores de usinas termoeléctricas (a petróleo, gas o carbón), que operan como respaldos de las inestables eólicas y solares.

 

(1) El Tribuno – Jujuy – 07/11/2013

(2) Página web de FAEC - Estrucplan On Line – noviembre /2013

(3) Revista Petroquímica – Petróleo, Gas y Química - 11 noviembre, 2013

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Investigador de temas económicos y geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario