Archivo del blog

sábado, 23 de noviembre de 2013


SATÉLITE ARGENTINO – ALGUNAS REFLEXIONES

Esta semana de noviembre de 2013 se puso en órbita, desde un lanzador ruso, otro satélite argentino.

Está siendo tan habitual que nuestro país construya satélites que luego exitosamente son puestos en órbita y funcionan perfectamente por varios años, que el tema podría ser banalizado, u olvidado.

Por ello, es importante enfatizar que este muy importante logro tecnológico, al igual que otros también significativos (diseños y construcciones de reactores nucleares, diseños y construcciones de radares, aplicaciones nucleares en medicina, ensayos de materiales, etc.; avances en el desarrollo de un vector satelital propio, recuperación de la industria naval, así como de la aeronáutica;  como diversos otros hechos puntuales que marcan nuevos hitos del desarrollo tecnológico, son consecuencia directa de POLÍTICAS DE ESTADO ACTIVAS, lo cual marca el accionar de medidas de HETERODOXIA ECONÓMICA, con énfasis en el desarrollo y el mejoramiento del empleo; opuestas al liberalismo económico que deja ausente y bobo al Estado, con lo cual la economía se transforma en la ley de la selva, y los recursos para Investigación y Desarrollo, salud pública, instrucción pública, asistencia social, previsión, inversiones en infraestructura, y otros sectores dinámicos y dinamizantes de la economía y del tejido social nacional, desaparecen y son absorbidos por la especulación desenfrenada.

También es de recordar, que en el marco de las “libertades” económicas extremas, la falta de estímulos al desarrollo industrial, la carencia de protección a la avalancha de importados de todo tipo, e incluso las medidas de agresiones a nuestra industria, han ocasionado muy perniciosos efectos, los cuales sin embargo mucha buena gente olvida, a pesar de estar tan cercanos aún los efectos de las políticas aplicadas desde el “proceso” hasta 2001, en particular desde 1989 en adelante.

Lamentablemente, algunos no se detienen a analizar cual es el fondo de las propuestas de muchos que hoy pretenden erigirse en campeones de la moralidad y del buen gobierno, olvidando incluso sus prontuarios cuando ejercieron las funciones públicas.

Vaya esto particularmente para los que se prenden de algunos aspectos parciales, incluso a veces distorsionados en sus apreciaciones, y dejan de lado evaluar el contexto general.

 

C A O

No hay comentarios:

Publicar un comentario