Archivo del blog

miércoles, 23 de mayo de 2018

POR QUE NO ASISTIRÉ
Con el mayor respeto a personas e instituciones que pudieron hacer invitaciones públicas, e incluso una invitación personal, a asistir a los diversos actos con los que se conmemorará un nuevo aniversario del 25 de Mayo de 1810, una de las dos fechas máximas de Nuestra Nacionalidad, decidí no asistir a ninguno de dichos actos.
Cabe acotar, para dar el debido contexto histórico, que en rigor las fechas liminares de nuestra nacionalidad a conmemorarse, deberían ser tres, incluyendo a la olvidada Declaración de la Independencia de Los Pueblos Libres unificados por el caudillo federal José Gervasio de Artigas, el 29 de junio de 1815. Caudillo federal nacido en La Banda Oriental, quien, bueno es recordarlo, nunca dejó de considerarse Argentino de la Banda Oriental, no aceptando nunca el cercenamiento y balcanización del Río de la Plata, impuesto por el insidioso accionar de la diplomacia británica, y sus acólitos portuarios que desde antes conspiraban desde los egoístas y apátridas círculos de poder de mercachifles e intermediarios de la aldea de Buenos Aires.
Pero volviendo al tema, no tengo ánimo ni estómago para estar en actos patrióticos en los que se exalte el Amor a la Patria, mientras en nuestras narices y burlándose de todo el Pueblo Argentino, se perpetran y acentúan día a día los peores y más viles actos de entrega de soberanía a manos británicas y de sus socios de las Potencias Atlantistas y los poderes financieros transnacionales, mientras se acentúan infames políticas económicas que buscan nuestra regresión y achicamiento a aquella economía pastoril, primaria y subordinada a los centros del poder mundial, que fuimos desde la segunda mitad del siglo XIX y la mitad del siglo XX, casi sin solución de continuidad hasta 1943, lamentable situación rediviva en varias oportunidades posteriores, y ahora acentuada con premeditación, alevosía y total falta de todo atisbo de patriotismo, desde la asunción al poder por parte del actual gobierno CEOcrático neoliberal, que no es más que un noventismo recargado y con prácticas crecientemente violentas como las utilizadas en épocas pasadas.
Aunque muchos no lo entiendan (o no lo quieran entender), la soberanía también se defiende y afianza, fomentando y fortaleciendo la industria nacional; los entes tecnológicos, sus proyectos y concreciones tecnológicas (como el Plan Nuclear, el satelital, los radares y otros muchos), defendiendo y fortaleciendo la Educación y la Salud Públicas; defendiendo a nuestro pueblo y no agrediéndolo con políticas represivas sistemáticas; sosteniendo acciones geopolíticas con criterio de grandeza y con visión integradora de la Patria Grande; evitando el endeudamiento externo dispendioso que nos condiciona y subordina (incluyendo en el concepto a las imposiciones siempre recesivas del FMI); defendiendo y apoyando a las Empresas del Estado –sobre todo a las involucradas en áreas muy sensibles y de extremo valor estratégico-, y otras acciones similares.
Como hoy se está haciendo todo lo contrario a la necesaria defensa de los Intereses Nacionales, y se entrega dispendiosa y vergonzosamente todo lo referente a la soberanía largamente reclamada en Malvinas y los otros dos archipiélagos australes, se entrega el manejo y custodia del Mar Argentino a la potencia agresora, se le facilita inmiscuirse junto a argentinos en las misiones a la Antártida Argentina, se perpetran acciones de despoblamiento de La Patagonia, y se fomentan las condiciones que de proseguir nos llevarán a la disolución nacional; por todo ello y mucho más que conforma esta dolorosa y preocupante realidad nacional, implementada adrede por los personeros de los intereses antinacionales; entiendo que no están dadas las mínimas condiciones para celebrar condignamente una fecha cargada de sana argentinidad, y me abstengo voluntariamente de participar en todo acto público vinculado a la misma, el cual en estas lamentables circunstancias no será más que a lo sumo, una expresión formal que no se condice en nada con nuestra lamentable realidad.
¡Dios se apiade de Nuestra Pobre Patria Argentina, hoy transformada nuevamente en dócil colonia político – económica de las Potencias Neocolonialistas y los intereses que ellas representan y defienden!
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

lunes, 21 de mayo de 2018

NEOLIBERALISMO Y CRISIS, O ECONOMÍA HUMANA NACIONAL Y POPULAR
Ante la grave crisis que perturba la vida del país en estos momentos y ha hecho crujir los cimientos mismos de la convivencia nacional, los abajo firmantes, argentinos preocupados por el destino de la Nación y de nuestro pueblo, declaramos públicamente:
1. Si bien el disparador de esta angustiante crisis ha sido de tipo cambiario, por el aumento incontenible del valor del dólar, su naturaleza es mucho más profunda y amplia, y tiene su origen en el dogmático e injusto modelo económico neoliberal aplicado por el gobierno nacional.
2. Dicho modelo está basado en:
- La concentración de capital en pocas manos, con el pretexto de que así aumentará la inversión y se derramará luego a todo el pueblo.
- La apertura indiscriminada de la economía, con la promesa de que con ello lograremos tener más abundancia y variedad de productos ofrecidos y a menor precio.
- El libertinaje financiero, con la fantasía de que así llegarán inversiones a nuestro país.
3. Pero la realidad indica que, en sólo dos años de aplicar esel perverso modelo dogmático, el gobierno ha dañado severamente nuestra economía y perturbado la paz social, provocando:
- El enriquecimiento desembozado de los más pudientes a costa de una mayor pobreza y miseria de los más necesitados, sobre los cuales ha descargado todo el peso de esta crisis auto-provocada.
- El quiebre de la producción nacional, con la inhumana pérdida de puestos de trabajo, el drástico aumento de las importaciones (la mayoría de ellas, innecesarias) y la disminución de las exportaciones.
- Como consecuencia ineludible de lo anterior, el gobierno ha transformado una economía de superávit comercial, en otra de grave déficit que hoy pasa los 10.000 millones de dólares al año, y ha agravado el déficit de la balanza de pagos que ahora supera los 30.000 millones de dólares anuales.
- La total facilidad de transferir capitales al extranjero sin ningún tipo de control ni condicionamiento, que ha culminado en una perversa fuga de más de 100.000 millones de dólares en estos dos años.
- Finalmente, y como corolario de tantos desvaríos y perversidades de la política económica oficial, presenciamos ahora la crisis del dólar que es, insistimos, el último escalón de una larga serie de medidas originadas en el modelo neoliberal que aplica el actual gobierno, a pesar de que ya había fracasado durante la dictadura militar con Martínez de Hoz, durante la presidencia de Menem con Domingo Cavallo, y durante la de De la Rúa también con Domingo Cavallo.
4. En estas desastrosas condiciones el gobierno ha dado el paso final: solicitar al FMI un crédito stand-by de urgencia.
Esta nueva intromisión del FMI en nuestra economía hace prever peores consecuencias aún, de las cuales podremos hablar con precisión una vez que se conozcan las condiciones que nos exigirá el Fondo.
Al respecto, adelantamos que:
a)- El art. 60 de la ley 24.156, de Administración Financiera del Estado, prohíbe al gobierno contraer deuda sin la expresa autorización parlamentaria, salvo si su monto queda comprendido en las previsiones del presupuesto nacional.
b)- Como el préstamo solicitado al FMI es de tipo stand-by, no podremos conocer su monto de antemano.
c)- Ello nos lleva a posponer nuestra opinión definitiva al respecto, hasta tanto podamos conocer la cifra de endeudamiento con el Fondo.
Mientras tanto, creemos indispensable afirmar que la solución de esta crisis debe comenzar indefectiblemente con un cambio de modelo económico, que reemplace el neoliberalismo reinante por una economía basada en el pleno empleo, los salarios dignos, la expansión de la producción nacional, el permanente desarrollo y aplicación de tecnologías de avanzada, el fomento fiscal de la inversión y reinversión productivas y el desaliento de la especulación financiera.
… o …
Resumen
A)- El modelo neoliberal sostiene:
Ø La apertura de las importaciones.
Ø La eliminación de los aranceles a las Importaciones.
Ø La quita de retenciones a las exportaciones.
Ø La liberación del dólar y la bicicleta financiera.
Ø La liberación del giro de utilidades al exterior.
De esa forma, la crisis la pagan los pobres, a través de:
o ajuste inhumanos;
o disminución de los salarios;
o disminución del monto de las jubilaciones, y elevación de la edad para jubilarse;
o aumento de las tarifas de servicios públicos;
o eliminación de los subsidios al consumo popular;
o aumento de los impuestos;
o endeudamiento externo e interno;
o préstamos generadores de dependencia del FMI, para que los bancos, las transnacionales y los especuladores puedan lograr dólares y fugarlos rápidamente.
B)- El modelo humanista nacional y popular sostiene:
Ø Fuerte mercado interno: pleno empleo y salarios dignos.
Ø Expansión de la producción nacional.
Ø Permanente desarrollo y aplicación de tecnologías de avanzada.
Ø Fomento fiscal de la inversión y reinversión productivas.
Ø Desaliento de la especulación financiera.
Ø Penalización de la fuga de capitales.
Ø Nacionalización de los depósitos bancarios, para ponerlos al servicio de la producción nacional y evitar el y chantaje de los bancos.
De esa forma, la crisis se paga con:
o aumento de la producción y el consiguiente aumento de la recaudación impositiva;
o superávit comercial y de balanza de pagos (evitar seguros, fletes, intereses de la deuda, moderar giro de utilidades-ley inversiones extranjeras, etc.);
o menos utilidades de los sectores pudientes: bancos, agro (pool de siembras), etc.
Suscriben:
Albanese Sergio, Alberto Cadario Haydée, Anzaldi Pablo, Bagú Gustavo, Barrios Miguel, Brandán Miguel, Castelucci Mariano, Cefaratti Jorge, Chindemi Norberto, Denaro José, Denaro Julián, Druetta Raúl, Pastor Furlan Ángel, González Barbieri Carlos, Hualde Marcela, Isla Francisco de, Jaureguibehere Silvio, Labaké Juan Gabriel, Lahoud Gustavo, Ortiz Carlos Andrés, Paz Solange, Podestá Pablo, Rahal Emilio Jorge, Randi Lucas, Sciorra David, Tedesco Saverio, Tonkonoff Jorge, Vely Ricardo, Paola Wilcke, Yusé Daniel.

jueves, 17 de mayo de 2018

CON PREMEDITACIÓN Y ALEVOSÍA
Este caos apenas maquillado con “operetas” de prensa que cada vez tienen menor credibilidad, este contexto de extrema debilidad económica, financiera, desmadre extremadamente negativo de todo el contexto social, y de derrota geopolítica autoasumida carente de todo atisbo de soberanía y de dignidad nacional, todo esto no se debe a “errores operativos”, a “deficiencias del plan económico”, ni a “improvisación o falta de experiencia política”, del actual (des)gobierno CEOcrático neoliberal, el cual por definición es apátrida y socialmente no solo insensible, sino cargado de perversidad.
Esto, más allá de las numerosas desprolijidades y contramarchas, de idas y vueltas propias de improvisados puestos en falsos trajes de estadistas, claramente responde a un plan sistemático de brutal transferencia de riquezas del común de la gente a la vieja oligarquía campera, y a sus aliados de las “nuevas oligarquías” de las finanzas, intermediarios e importadores varios, mineras, petroleras y los magnates de los medios concentrados; estos últimos con sus múltiples operadores multifuncionales. Como aliados “menores”, con suculentas tajadas o con migajas del festival del desguace nacional, están las proto oligarquías alineadas u obsecuentes del poder mayor, que “militan” desde los otros dos poderes del Estado, cúpulas políticas, sindicales, de retirados proceseros de las FFAA y FFSS, y eclesiásticas (no solo católicas); afines al o domesticadas por el poder real.
Repitámoslo, es de manual prefabricar una crisis descomunal, para en su contexto caótico, imponer medidas brutales, draconianas, inhumanas y antinacionales.
Buscan concentrar la riqueza en muy pocas manos, facilitando las operaciones de fugas a paraísos fiscales (tema en el cual el presidente y varios o todos sus ministros aparecen como verdaderos expertos muy entrenados); operan para bajar los salarios reales por debajo del mínimo de subsistencia, a la vez que promueven la desocupación creciente y masiva para “domesticar” voluntades e instalar la apatía general que impida toda reacción; accionan para desindustrializarnos aceleradamente para llevarnos a los empujones a la colonia económica primarizada que fuimos en la segunda mitad del siglo XIX; entregan soberanía en todos los frentes, con total alevosía y desparpajo, en medio del caos general que prefabricaron; y en los hechos se burlas abiertamente del común de la gente, con afirmaciones insólitas, como “vamos a la pobreza cero”, “las tarifas son bajas”, “los incrementos de tarifas son para favorecer a los más humildes” y otras frases aberrantes por el estilo.
La crisis la prefabricaron con múltiples acciones, perpetradas con
premeditación y alevosía, a saber:
 Eliminaron las retenciones “al campo” (a la oligarquía campera exportadora) y a las mineras, con lo cual privaron al Estado de enormes ingresos.
 Permiten que las divisas resultantes de esas exportaciones no ingresen al país, liquidándose afuera.
 Eliminaron todas las trabas para permitir la fuga de divisas, sin control alguno.
 Abrieron irracionalmente las fronteras a las importaciones, con lo cual provocaron un enorme déficit del comercio exterior, a la vez que causan la brutal desindustrialización, con sus consecuencias de desocupación masiva y creciente, además de la desjerarquización de nuestro PBI, primarizándolo.
 Nos endeudaron sin ninguna necesidad, desmesuradamente y a tasas muy altas, solo para fugar divisas y otras acciones de especulaciones financieras, dejando como consecuencia un altísimo costo en intereses de la nueva e irracional deuda externa.
 Echan trabajadores calificados de hospitales públicos, de entes tecnológicos como ARSAT, SENASA, INTI, INTA, etc., cierran escuelas e institutos docentes de capacitación, instrumentan despidos masivos en YPF, en Río Turbio (carbón y usina carbonífera), en Atucha III y el Sector Nuclear, etc., mientras nombran a “su gente” en cargos inventados e incluso insólitos (como la Directora de Movilidad en Bicicleta), con sueldos altísimos, y beneficiando aparientes, otros allegados varios y “militantes chics” (de “gente bien”…oligarca), gastando igual o más que antes en sueldos, pero ahora en “directivos” de dudosa o nula capacidad demostrable.
 Copiando a las operaciones financieras de los años ’90, con los mismos perpetradores en su momento acusados ante La Justicia (y con nunca demostradas inocencias), entre otras aberraciones implementaron la descomunal operatoria de las LEBACs (bonos del tesoro), a tasas siderales, armando una bomba de tiempo financiera que seguramente se terminará cubriendo con mucha más deuda externa.
 Armaron esquemas leoninos perjudiciales para El Estado y los usuarios, en el tema de las “energías renovables”, con las complicidades de ONGs
transnacionales y petroleras ídem (léase Greenpeace, Shell y otras), con sus operadores puestos como funcionarios. Tarifas dolarizadas e indexadas, con exenciones de impuestos y “libertad” para importar equipos, con preferencias para vender la energía de muy mala calidad y altos costos que producirán.
 Arman hasta los dientes a las fuerzas de seguridad, entrenándolas para reprimir incluso con ferocidad de psicópatas a obreros, maestros, médicos y enfermeras, ¡e incluso a jubilados y a menores de edad!, para lo cual contrataron entrenadores extranjeros. Buscan reducir a las ya escuálidas fuerzas armadas al simple rol policíaco, seguramente para sumarlas a las tareas represivas, para lo cual cuentan con las complicidades de retirados de mentalidades proceseras, a los cuales no parece hacerles asco buscar los indultos al como sea, aun a costa de la soberanía y del riesgo certero de disolución nacional al que nos llevan aceleradamente los personeros del neoliberalismo salvaje.
 Indujeron a muchas provincias a endeudarse en dólares, a la vez que presionan para eliminar los impuestos provinciales y municipales, mientras que la coparticipación se achica y retacea a todo el resto, en beneficio de Capital Federal y Buenos Aires. Todo eso busca volver a crear el concepto de “provincias inviables”, como pretexto y antesala de la disolución nacional, lo cual ya fue anticipado por algunos voceros agresivos y muy “desinhibidos”.
En todo ese contexto, claramente se buscó llegar a la “necesidad” de volver a subordinarnos al FMI, con sus consabidas presiones ultra recesivas, para que la destrucción socio - económica que busca el actual gobierno, tenga el aval internacional de los poderes financieros transnacionales y de las potencias neocolonialistas y sus socios. Verdaderamente siniestro.
Argentina está hoy intoxicada con veneno neoliberal. Un envenenado no se cura con más veneno. Se cura con un antídoto. Y el antídoto es aplicar medidas totalmente opuestas al neoliberalismo, o sea el mismo tipo de medidas de Capitalismo de Estado u otras similares, con un Estado activo jugando a favor de los Intereses Nacionales. Es exactamente, con las particularidades de cada país, lo que aplicaron para desarrollarse todas las potencias económicas actuales.
Pero para aplicar esas medidas se necesitan patriotas, no meros personeros de los intereses antinacionales, como ocurre con la CEOcracia hoy entronizada en el poder, al cual llegaron con engaños y por el accionar del periodismo de guerra.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

domingo, 13 de mayo de 2018

BURLÁNDOSE DE LA SOBERANÍA
Agregándose a la sumatoria de hechos infames, ahora se supo que se firmó un acuerdo de patrullaje conjunto en el Atlántico Sur con Gran Bretaña. Esa vil acción de nuestra actual cancillería, implica claramente el reconocimiento de soberanía británica en nuestras usurpadas Islas Malvinas (además de las Georgias del Sur y Sandwich del Sur).
Acorde a la metodología usual del neoliberalismo, fabricante serial de crisis en cuyos marcos de desconcierto y generalizada desazón impone las peores medidas socio económicas y geopolíticas; con ese accionar las aberraciones se perpetran en conjuntos de abigarrados paquetes de temas diversos, todos brutales y de tópicos variados. De esa forma, eventualmente el escaso periodismo crítico que sigue existiendo, y el arco opositor (o pseudo opositor, en varios casos), apenas tiene tiempo y espacio para oponerse o criticar a una o dos de esa media docena o más de medidas perpetradas todas a la vez, cosa que la mayoría pase desapercibida o poco menos. Es lo que perpetran ahora.
Una incompleta síntesis de medidas de políticas exteriores y económicas, que implican deterioro acentuado o incluso resignación de soberanía es el siguiente.
 Permitir que naves y aeronaves británicas utilicen puertos y aeropuertos argentinos, violando una expresa ley.
 Impedir usando a Prefectura o Gendarmería, que los veteranos de guerra escrachen al buque británico surto en Buenos Aires.
 Todo el deplorable accionar presidencial y del ministro Aguad en el doloroso caso del submarino, presuntamente hundido por los británicos. Recordar que Aguad es “experto en desapariciones”, consultar al respecto en Corrientes, donde “desaparecieron” 60 millones de dólares, en su gestión “normalizadora”, lo cual nunca pudo aclarar en el juicio respectivo.
 Facilitar la explotación hidrocarburífera en Malvinas, dejando de lado años de luchas diplomáticas que entorpecían el accionar colonialista británico.
 “Suavizar” los reclamos de soberanía, al punto de tornarlos inconducentes.
 Total falta de reclamos ante Israel, por vender un costoso sistema antiaéreo a los británicos en Malvinas.
 Pactar misiones conjuntas argentino-británicas a La Antártida, lo cual debilita la ya endeble posición argentina, en un territorio íntegramente reclamado por Gran Bretaña, que se dispone a perpetrar otra usurpación, ante las complicidades de gobernantes, periodistas, intelectuales y militares entreguistas y apátridas, en nuestro país.
 No denunciar los vergonzosos términos de rendición, pactados en Madrid y Londres, perpetrados por Cavallo, Menem, Di Tella, en 1990.
 Acentuación de nuestra dependencia explícitamente impuesta en 1990, a raíz de las deplorables actuaciones diplomáticas en lo que va transcurrido del gobierno macrista.
 Degradación o destrucción del Mercosur, Unasur y Celac, entes constituidos tras trabajosos avances geopolíticos regionales, que nos fortalecían en conjunto a nuestros países. Vieja táctica anglosajona, dividir para reinar.
 Industricidio y tecnicidio (destrucciones de industrias y de institutos y proyectos tecnológicos), perpetrados con saña brutal, más acentuada que la de los siniestros años ’90. Eso nos debilita económica, social y geopolíticamente, siendo claras acciones de destrucción de soberanía.
 Vaciamiento educativo, cerrando escuelas, no creando nuevas, desfinanciando al sector, reduciendo los miserables salarios del sector docente, y reduciendo presupuestos a las Universidades Nacionales y sus Institutos de Investigaciones. Aunque muchos no se den cuenta, esto también afecta a nuestra soberanía, pues un pueblo ignorante no sabrá defender sus derechos ni tendrá la mínima noción de dignidad nacional.
 Vaciamiento sanitario, al suprimir programas sanitarios, de vacunaciones y de medicina preventiva, además de reducir los presupuestos destinados a la salud pública. Es elemental que un pueblo débil y enfermo, no está en condiciones psicofísicas de defender la soberanía.
 Endeudamiento externo perpetrado sin necesidad alguna, casi totalmente destinado a financiar la fuga de capitales y la timba financiera. Evidentemente, desde el comienzo de este gobierno se pensó en volver a subordinarnos a las “recetas” salvajemente recesivas del FMI. El paso siguiente, cuando la deuda externa resulte impagable, previsiblemente será perpetrar el infame canje de deuda por territorios, lo cual se intentó hacer cuando se incubaba y al estallar la crisis de 2001/2002.
 Búsqueda de acuerdos de “libre comercio” con las potencias atlantistas, lo cual es suicida en lo económico, e irracional desde lo geopolítico. Esas potencias tienen la doble vara de predicar “libre comercio” para sus exportaciones, mientras son proteccionistas de sus mercados internos y de sus sectores estratégicos.
 Buscan dolarizar totalmente nuestra economía, lo cual se quiso hacer en el noventismo (1989-2001). Lo racional y patriótico, es pesificar nuestra economía, tal como con maestría lo había fundamentado el Dr. Aldo Ferrer.
 Quitaron todos los controles a los movimientos financieros, con lo cual los especuladores tienen campo libre para sus operaciones de fugas de divisas, corridas bancarias y cambiarias, etc., tornando totalmente inerme al país, ante los ataques de sectores financieros transnacionales y especuladores varios.
 Pisoteando la soberanía, los exportadores de materias primas alimenticias, mineras e hidrocarburos, pueden cobrar las mismas en el exterior, con lo cual las divisas correspondientes en muchos casos ni llegan a nuestro país.
 Se empobrece al mercado interno y a nuestra población, de forma que el consumo caiga en picada, con lo cual se priorizan las exportaciones, para alimentar las fugas de divisas y el vaciamiento del país.
 El listado no se agota.
Mientras, sectores volubles y muy poco informados de la clase media, de “progresías” ocupadas en causas prefabricadas desde el exterior para distraer, y amplios sectores de uniformados conceptualmente muy confusos y/o desinformados, entre otros, siguen sin entender nada, o peor aun, sin darse cuenta de la extrema gravedad del cuadro de situación que se deteriora día a día, llevándonos a los empujones hacia la disolución nacional.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

sábado, 5 de mayo de 2018

TARIFAZOS SALVAJES - HERRAMIENTAS DE SAQUEO Y DESTRUCCIÓN
Los tarifazos son una parte esencial del conjunto de acciones en perpetración, que persiguen claramente diversos objetivos, a saber.
 Enriquecer desmesuradamente a un grupito de “amigos del poder”, a costa del empobrecimiento generalizado.
 Acentuar la concentración de la riqueza mediante la “doctrina del shock” (de golpes contundentes por feroces acciones constantes e incluso perpetradas de a varias por vez, para impedir o diluir protestas, ante la diversidad y gravedad de las agresiones al bolsillo y a la dignidad de la población). Se busca instalar la apatía, la resignación y la inacción del pueblo, ante los conjuntos de agresiones que se perpetran día a día.
 “Naturalizar” la dolarización de los precios internos, de forma tal que se ahoguen las críticas y se silencien los fundamentados razonamientos que demuestren la malicia e irracionalidad de atarnos a precios internacionales, que nada tienen que ver con los reales costos internos ni menos con el menguado poder adquisitivo de la inmensa mayoría de los argentinos.
 Mediante tarifas artificialmente muy caras, se busca reducir artificialmente la falta de competitividad de las “energías renovables” (eólicas, solares y otras), las cuales son muy caras de y baja calidad, las que se están implementando forzadamente en base a leoninas condiciones muy perjudiciales para el consumidor y el Estado Argentino. Dicho en criollo corriente, tapar el conjunto de curros escandalosos que significan los contratos que “los amigos del poder” están institucionalizado en el tema de las “energías renovables”, con las complicidades de las ONGs ultra ecologistas transnacionales (con la británica Greenpeace a la cabeza), la petrolera / gasífera Shell (hoy manejando Energía) y sus aliadas petroleras / gasíferas anglosajonas.
 Las transferencias cuantiosas de recursos a las generadoras eléctricas, las transportistas de gas, las petroleras y gasíferas y otros prestadores de servicios públicos, alimentan las alevosas fugas de divisas, sin control ni freno alguno (hoy el Estado permite y promueve esas operatorias, pues está manejado por los fugadores de divisas, los evasores de impuestos con riquezas en paraísos fiscales y por perpetradores de bicicletas financieras y similares operatorias especuladoras apátridas).
 Si no salimos del cepo energético de las tarifas de servicios públicos y de combustibles dolarizados y a valores transnacionales, todo posterior proceso de reindustrialización y de distribución positiva de la riqueza, será imposible, por lo que quedaríamos encadenados al subdesarrollo crónico, condenados a una economía primaria, pastoril y minera extractiva; como dócil colonia a la cual las transnacionales y las potencias atlantistas y otras, saquearán sin límite alguno. Pocos saben que es una constante de gobiernos reaccionarios (ultra conservadores) y liberales en lo económico, imponer “precios de mercado mundial” a nuestros insumos energéticos, como combustibles y energía eléctrica.
 Las enormes riquezas transferidas a “los amigos del poder” mediante los tarifazos salvajes, no están transformándose en inversiones en bienes de capital e infraestructura, necesarios ambos conceptos para abastecer el crecimiento vegetativo de los consumos, los mantenimientos y reemplazos de bienes y conceptos similares. Todo parece irse “por la canaleta de las fugas de divisas” (para utilizar parte de un “concepto” del radical acuerdista PROsciano Ernesto Sanz) y casi nada para inversiones; con lo cual la calidad de los servicios públicos tenderá a un rápido deterioro, preludio de cercanos mayores endeudamientos y posibles subsidios estatales para esas inversiones que deberían salir de las tarifas, subsidios que se justificarán por “necesidad y urgencia”, para favorecer a los amigos del poder.
 Buscan “naturalizar” que se tengan muy en cuenta las “recomendaciones” de las corporaciones extranjeras y de otros factores de poder transnacionales, imponiendo como lógica la falta total de soberanía.
 Instalando la pobreza energética mediante los encarecimientos impagables, buscan reducir los consumos internos a niveles de subdesarrollo infrahumano, para contar con saldos exportables de gas y petróleo, mientras desabastecen artificialmente a los argentinos. Por caso, están haciendo un gasoducto de Vaca Muerta a Chile, mientras cancelaron el GASNEA marginando a Misiones y Corrientes.
 Nos llevan a los empujones a la disolución nacional.
 El listado sigue. No se amplia en mérito a la brevedad.
Mientras, los políticos acuerdistas, los mercenarios de la comunicación, los clasemedieros fuera de foco, los patrioteros de bandera, y las “progresías” de causas impuestas desde afuera (indigenistas, ecologistas ultras, abortistas, feministas ultras, etc.), siguen “mirando para otro lado” o apoyando esos desmanes.
El concepto de pobreza energética lo tomé del amigo y experto energético Federico Bernal.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

miércoles, 2 de mayo de 2018

https://www.facebook.com/ConclusionRosario/posts/1918291005123421

Reportaje en un diario digital rosarino.

DE HÉROES A FELPUDOS
Mucha bronca genera la abyecta conducta que por orden presidencial, le cupo a la banda de música de la Fuerza Aérea Argentina, la cual en el colmo del cipayismo más abyecto y arrastrado, debió concurrir a la embajada británica para homenajear a la reina del vetusto imperio, entonando God Save The Queen (Dios salve a la reina), comportándose como dóciles esclavillos a los que el virrey del imperio les ordenó rendir pleitesía a los agresores contumaces, invasores y sempiternos mandamases en cuestiones internas argentinas en todos los órdenes, cada vez que gobernaron los oligarcas ultra conservadores, muy liberales en lo económico.
Nada casual que la orden presidencial, que debió a su vez responder a una sutil “invitación” (léase orden) británica, rápidamente cumplida por el gobierno apátrida local; haya designado precisamente a la Fuerza Aérea para cumplir tan denigrante mandato. Recordemos que la Fuerza Aérea no se rindió, como si lo hizo el general de escritorio Luciano Menéndez, y como también lo hizo la usualmente muy anglófila Armada. Y recordemos también que fue la Fuerza Aérea la que produjo los mayores daños materiales y seguramente la mayor cantidad de bajas de los agresores británicos en 1982.
Por otra parte, ese ignominioso gesto de aceptación del servilismo colonial por parte del gobierno CEOcrático neoliberal, y por ende apátrida, es el último (hasta hoy) de una larga cadena de gestos y acciones de vergonzosa subordinación explícita a las Potencias Atlantistas, que se vienen perpetrando en rápida y vergonzosa sucesión, como para dejar en claro a propios y ajenos, que los poderes fácticos que hoy nos gobiernan están decididos a barrer con cualquier atisbo de soberanía y dignidad nacional, para llevarnos a los empujones al rol de dócil colonia político – económica, que fue la constante casi ininterrumpida de sucesivos gobiernos oligárquicos liberales que hemos padecido casi sin solución de continuidad, en la mayor parte de nuestra relativamente breve Historia Nacional.
Apenas asumido el gobierno, el economista de suaves modales Prat Gay, acudió presuroso ante los saqueadores empresarios españoles que en los abyectos años ’90 se quedaron con nuestra principales empresas pagando monedas, para luego dedicarse a vaciarlas y hacernos perder calidad y cantidad del servicio aéreo tan esencial en un país tan extenso (Aerolíneas Argentinas), o a vaciar nuestras importantes reservas de petróleo y gas, para hacerlas divisas y fugarlas rápidamente, mientras se afectaba seriamente el autoabastecimiento y se provocaba artificialmente una crisis interna de faltantes de combustibles (YPF), y se quedaban con el negocio bancario interno, comprando Bancos privados argentinos mientras presionaban para que se desguace el Banco Nación, todo eso entre otros casos “menores”, cuyo detalle requeriría un enciclopédico volumen.
Mientras tanto, contra toda lógica geopolítica, el presidente realizó varias ampulosas giras a diversos países, con nulos resultados en cuanto a las “prometidas” inversiones y al “segundo semestre” que nunca llega, cometiendo entre otras la torpeza de mendigar la apertura comercial de la Unión Europea para las exportaciones primarias argentinas y para los biocombustibles, todo eso afectado por el proteccionismo que practican los países poderosos, los mismos que predican “libre comercio” para afuera, mientras para adentro son cerradamente proteccionistas en todos los rubros que consideran estratégicos (o como venganza explícita por la reestatización parcial de YPF, en el caso del cierre de mercado de la UE a nuestros eficientes biocombustibles). Macri volvió con las manos vacías y con las puertas cerradas con poca elegancia en sus narices, cuando reclamó apertura comercial ante Francia y Alemania, lo cual era previsible. ¿Se puede ser tan ignorante de la realidad, ocupando la presidencia de Argentina? Evidentemente, si se es funcional a la oligarquía, se puede.
Lo mismo sucedió en EEUU, que pese a las acciones genuflexas del macrismo –o seguramente por ese accionar tan permisivo de nuestro gobierno- también nos bloqueó las exportaciones de biocombustibles, mientras que el gobierno nacional permite y fomenta que nos inunden con mercaderías de todo tipo, incluyendo carne de cerdo, frutas y alimentos elaborados, destruyendo ramas enteras de la economía argentina. ¡El dogma del “libre comercio” les importa más a los CEÓcratas apátridas, que los Intereses Nacionales, de los cuales se burlan abiertamente!
El accionar oficial ante la desaparición del submarino San Juan, fue y es simplemente vergonzoso, tergiversando datos, mintiendo, demostrando insensibilidad total ante la pérdida de vidas y de un navío de importancia estratégica, no decretando nunca duelo nacional, y claramente demostrando muy poca o nula intención real de encontrar la nave, cuyo hundimiento varios reputados analistas suponen que haya sido perpetrado por los británicos.
En la misma línea de acciones geopolíticas claramente contrarias a los Intereses Nacionales, se tiró por tierra todo lo hecho en años anteriores, al demostrar pasividad total ante los avances británicos en las actividades de extracción de hidrocarburos, de licencias de
pesca…¡e incluso se hizo causa común con Gran Bretaña para romper el aislamiento del archipiélago, fomentando vuelos comerciales desde el continente! Claras acciones de entrega
vil de toda intención soberana.
Pero más aun, se violó la Ley Gaucho Rivero, al permitirse que aviones y barcos británicos utilicen aeropuertos y puertos argentinos, y en el caso del barco británico surto en Buenos Aires, las propias fuerzas de seguridad argentinas, impidieron una justa protesta de los veteranos de guerra, que pretendieron expresar el profundo descontento que el buque colonialista causó a todos los que seguimos pensando y sintiendo como argentinos, no como 
CEÓcratas apátridas.
Con gran pompa, y contra toda lógica, el presidente argentino recibió a su par de Israel, país que equipó a Gran Bretaña con un moderno sistema misilístico antiaéreo, emplazado claramente contra nuestro país, sin ningún reclamo de nuestra parte hasta hoy. Más todavía, trascendió que especialistas israelíes asesoran –a altos costos además- a las fuerzas de seguridad argentinas, en técnicas y tácticas anti manifestaciones, o sea a apalear brutalmente al propio pueblo que ya está perdiendo la paciencia ante tantos desmanes socio – económicos.
¡E incluso también trascendió que asesoran en tareas de Inteligencia, o sea que esas delicadas funciones están de hecho en manos extranjeras! Y recordemos que pese a la muy buena 
inserción en nuestro tejido social de la numerosa población argentina de origen hebreo, Israel siempre hizo causa común con Gran Bretaña votando contra Argentina en las Naciones Unidas!
En el colmo de las acciones geopolíticas burdamente anti argentinas, el actual gobierno macrista acordó realizar tareas conjuntas argentino – británicas en La Antártida, territorio que
también pretende usurparnos la agresiva potencia colonialista, una de las tres más agresivas del siglo XXI.
Mientras tanto, se siguen destruyendo con intencional ferocidad, las industrias, los entes tecnológicos, las economías provinciales, la salud pública y la educación pública, ante la pasividad casi total de la voluble y muy poco consciente clase media, y en el marco de estruendosos silencios cómplices del grueso de retirados de las FFAA y FFSS, cuyas enrevesadas nociones de patriotismo no parecen ir mucho más allá de los formalismos huecos, de mezquinas y anacrónicas nociones de casta impuestas desde la nefasta “fusiladora” y profundizadas desde el apátrida “proceso”, y en tibios reclamos salariales, todo enmarcado en los reclamos y promesas de los neoliberales, de indultos a acusados de crímenes de lesa humanidad.
Para algunos parecería que con tal de conseguir los indultos y algunos privilegios de casta, no les importa que nos estén llevando a los empujones hacia la disolución nacional.
Y en ese contexto, las “progresías”, siempre tan confusas, aceptan las agendas de los poderes transnacionales en temas espinosos, como el aborto, otros delirantes como “el corpiñazo”, y varios perversamente negativos a los Intereses Nacionales como el ultra
indigenismo, el ultra ecologismo y otros instalados por ONGs extranjeras. Y en el tumulto, el endeudamiento irracional, las fugas de divisas y otras acciones muy negativas, pasan casi
desapercibidas.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos.