lunes, 1 de junio de 2020

LA SOCIOLOGÍA ACADEMICISTA Y LA SOCIOLOGÍA POPULAR
La creatividad del argentino, es bien conocida, y seguramente es consecuencia de múltiples factores concurrentes, sin considerar en ello ni pizca de racismo ni nada parecido.
Posiblemente entre esos factores, están las formidables y muy positivas mezclas culturales, que de un modo u otro forjaron la población y la cultura nacional, las cuales como todo fenómeno vivo están en constante cambio, siempre sobre los basamentos ya existentes, como un caldero en ebullición, al cual a los componentes de base, se le agregan nuevos contenidos y condimentos varios.
Ciertos sociólogos tradicionales, de formación europeizada (en el siglo XIX llamados “afrancesados”), no salen de esquemas supuestamente “universales”, que no son otra cosa que pretender ver e interpretar al mundo desde la óptica europea.
A esa visión acartonada y no ajustada a la realidad nacional, se contrapusieron notables pensadores nacionales, persistentemente “ninguneados” por las estructuras del poder, los grandes diarios, las academias ultra conservadoras y todo el aparataje cultural, subordinado a Gran Bretaña, con sus premios a los dóciles y funcionales; y con los castigos de exclusión, persecuciones y violencias, contra los “indóciles” que no vendieron sus pensamientos ni sus convicciones.
Cuando las trascendencias de sus obras impidieron, por su propio peso y elevados quilates, el ocultamiento de las mismas, el establishment recurrió al artilugio de considerarlas cerradamente desde el esteticismo neutro, cuan literatura “pura” desvinculada de su contexto de realidad. Eso ocurrió con el Martin Fierro de José Hernández, como caso emblemático, pero no único.
A otros pretendieron sepultarlos en el ostracismo total, del cual fueron rescatados por otros preclaros pensadores, como entre muchos casos más, sucedió en el patriota idealista de la Patria Grande Manuel Ugarte.
Algunos pocos no pudieron ser tapados por el aparataje culturoso del establishment, descollando entre estos las figuras señeras de Raúl Scalabrini Ortiz y Arturo Martín Jauretche, así como el historiador revisionista José María Rosa.
Ellos fueron, con sus notables peculiaridades, grandes “sociólogos sin título” de Argentina, describiendo con notable agudeza las particularidades sociopolíticas de nuestro país.
Sin desconocer ni menos aun menospreciar la formación académica, que bien transmitida y asimilada, debe dar sustento en el contexto de métodos científicos, el tema acá analizado es que en temas tan amplios como los sociales, no se deben crear supuestos cuerpos excluyentes de opiniones, cerrados exclusivamente a académicos de la especialidad.
Las ciencias sociales atraviesan transversalmente a toda la población, y los análisis de esos temas incumben a toda la sociedad, debiendo ser respetadas también las bien fundadas opiniones y análisis, tanto de otros profesionales de ciencias vinculadas a lo social, como también del ser humano sin formación académica, pero con “mucha calle”, con amplia experiencia de vida y buen bagaje moral.
Claro que en ese contexto, siempre se corre el riesgo de dejar espacio a opinólogos al voleo, charlatanes varios y otros verborrágicos sin fundamentos, y muchas veces sin pizca de ética.
Pero aun conociendo ese riesgo de filtrarse otras opiniones pobres o nulas de fundamentos, es importante respetar las provenientes de personas probas y con experiencias de vida, que pueden ser valiosas; así como las emanadas de otros profesionales del amplio espectro de las ciencias sociales, además de los profesionales sociólogos.
En cambio, descalificar per se, opiniones sociológicas provenientes de fuera del ámbito de Sociólogos titulados, es como querer restringir validez a ideas económicas que no sean emitidas por Licenciados o Doctores en Economía. Vale recordar que un Premio Nobel en Economía, se lo ganó un Psicólogo que evaluó la fuerte importancia de decisiones de bases psicológicas –conductuales o
impulsivas- sobre las variables económicas.
Jauretche, abogado de profesión, historiador por vocación y hombre político por patriotismo, es con toda justicia considerado uno de los grandes analistas de la sociología argentina. Con su pluma filosamente mordaz, agudamente crítica e 
insobornablemente patriótica, fue uno de los grandes pioneros en destruir el mito de las cerradas incumbencias profesionales (las “quintitas cerradas” de cada ámbito profesional), que en el amplio campo de las Ciencias Sociales era la excusa recurrente para descalificar opiniones, sobre todo si se salían de lo “políticamente
 correcto”.
Y precisamente esas estructuras de “quintitas cerradas” suelen ser los refugios de mediocres, sobre todo cuando quedan faltos de fundamentos frente a quienes, desde fuera de la estrecha concepción excluyente mencionada, ponen al descubierto las falacias y faltas de sustento de sus posturas.
Algo de eso tuve que enfrentar, cuando a algunos economistas adscriptos al neoliberalismo salvaje de los años ’90, se les “quemaron los libros” de economía clásica y monetarista, en la crisis terminal argentina de 2001; y no podían tolerar que sus falsedades doctrinarias fueras puestas en evidencia.
Las presiones y exclusiones que fueron consecuencia de la no subordinación al “pensamiento económicamente correcto”, con todo lo brutales que fueron, resultaron minucias ante las que en el transcurso de nuestra historia nacional, fueron perpetradas contra otros argentinos de bien, que priorizando sus convicciones y patriotismo tampoco se subordinaron a los dictados del poder establecido; este último siempre antinacional; y en muchos casos ejercido por mediocres insanables que desde posturas de impunidad ejercen sus cuotas de poder sin atisbo alguno de principios éticos superiores.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopoliticos

domingo, 31 de mayo de 2020

BREVIARIO DE DEFINICIONES SOCIOLÓGICO - POLÍTICAS ARGENTINAS
En forme directa y sencilla, se puntualizan algunos conceptos y sus definiciones generalmente aceptadas, en el acervo sociológico – político argentino.
 Oligarca – Definición tradicional y de larga data. Oligarquía es la degeneración de la aristocracia, siendo esta última el gobierno de los mejores (definición de la Grecia antigua). El de los oligarcas no es “de los mejores” sino de los más ricos y/o poderosos, por lo general de pobre entendimiento general y muy egoísta concepción de la realidad. Cuando declaman “patriotismo”, no va más allá de sus bienes y sus intereses directos. Por regla general, son cerradamente clasistas (aunque aceptan “incorporaciones” cuando “reúnen las condiciones” de conservadurismo visceral y de patrimonio destacado); y por lo general acentuadamente racistas. En Argentina, la oligarquía tradicional es “campera”, disponiendo de grandes extensiones de campos, por lo general en la Pampa Húmeda, si bien existen también en otras provincias.
 Oligarquía diversificada – Definición del economista Eduardo Basualdo, respecto a las inversiones de la oligarquía tradicional (del campo) en otras áreas de la economía, pero manteniendo la misma mentalidad, lo cual general enorme contrasentidos en áreas muy diferentes, como la industria.
 Garca – Simplificación del término oligarca.
 Oligarca aspiracional – Es el clase mediero, que “se siente” como si fuera oligarca, piensa y actúa como tal, pero carece de los medios económicos y los contactos sociales como para “pertenecer”,  por lo que se desvive por aparentar. Para eso, no solo habla y actúa como oligarca, sino que –cuando puede- se asocia a clubes exclusivos; vive en zonas chetas o perichetas (aunque su modesto departamento o casita no sea acorde a sus “pretensiones”); trata de tener un auto de alta gama aunque eso le cueste un endeudamiento por encima de su modesto presupuesto; envía a sus hijos a colegios privados caros, donde suelen ser ninguneados por hijos de oligarcas u otras familias vinculadas al poder; se viste con ropas de marca, aunque eso signifique gastar más de la cuenta; es sumiso hasta lo arrastrado con los señores poderosos, pero hace gala de soberbia y desprecio, respecto a los pobres y a los trabajadores de sectores sociales medios bajos y bajos. Más allá que es muy improbable, casi imposible, que accede a ser un garca real, lo que lo denigra no es su pobreza económica, sino su acentuada miseria espiritual.
 Tilingo - Es un concepto sociológico, acuñado por Jauretche, que define al clasemediero que “se cree”, de la clase alta. Hoy ese término tiene validez sociológica reconocida, y se solapa con el de oligarca aspiracional, explicado precedentemente. Un caso muy gráfico, es el del tilingo que protesta por algún impuesto a la tierra (por lo general aplicable a medianas y grandes fortunas), pero la única tierra que tiene es la de cuatro macetas, en el patio embaldosado de la modesta vivienda que alquila… Suele sobreactuar, profiriendo grandes voces, o gesticulando ostensiblemente, para simular importancia y grandeza de las que carece, cada vez que está en medio de la gente. Finge posturas de “entendido” o de gran señor, pero por lo general su ordinariez lo pone en evidencia y condena al ridículo.
 Cipayo – Vocablo hoy de uso general, acuñado por Jauretche. Define a los nativos de un país, que con saña, malicia y violencia, operan en contra de los Intereses Nacionales y el propio pueblo, al cual desprecian.
 Piojo resucitado - Es aquel que por un golpe de suerte, o por un giro imprevisto de la vida, accede repentinamente a un nivel de vida muy superior al de acentuadas estrecheces en la cual transcurrió su vida, pero lo asimila mal y tiene delirios de grandeza u otras actitudes impropias o incoherentes.
 Pseudo empresario vocacional – Es el cuenta propista, con o sin ayudantes, que aprendió algún oficio rentable, que le permite un nivel de ingresos superior al de las clases bajas o medias bajas, pero que se asume como “empresario independiente”; y se cree el único artífice de su destino, no dándose cuenta que su bonanza depende de la bonanza económica general, que da poder adquisitivo suficiente a sus clientes o potenciales clientes, para contratar sus servicios.
 Ignorantes de la política, que presumen de “apolíticos” – Suelen ser ciertos profesionales universitarios, por lo general medianamente o muy exitosos en sus quehaceres específicos, con buenas clientelas y con cierto nivel de reconocimiento general en sus saberes, pero con nulo entendimiento político y pobre formación general. Suelen pretender justificarse, autotitulándose “apolíticos”, siendo que casi sin excepción son partidarios de gobiernos de orientación anti popular y anti nacional, como los neoliberales.
 Pequeños empresarios con mentalidades de bolicheros – Por lo general, se hicieron desde abajo, con mucho trabajo, dedicación y visión de los negocios.
Pero por regla general, son algo “flojos de papeles” en cuanto a cultura general, de memorias flacas para recordar el pasado y analizar en que períodos crecieron “con viento de cola” por la buena situación económica general, y cuando la pasaron mal, a consecuencia de crisis económicas. No suelen identificar cuales son las orientaciones macro económicas de sucesivos gobiernos, y son particularmente sensibles a las “sobadas de lomo”, que con ladina amabilidad les practican algunos especialistas en captar mentes dóciles al servicio de gobiernos o sectores pro oligárquicos y claramente antinacionales. “Compran” con facilidad el discurso pegajoso del “libre mercado”, del “Estado opresor y malgastador” y otras cantinelas similares, repetidas por los voceros de esos sectores y por los mercenarios de los medios masivos de comunicación. Son muy permeables a asumir como propio el discurso del odio al pobre, al “negro” y a “los populistas”, lo cual además de incoherente, se da de patadas con los orígenes de muchos de ellos. Llegan al absurdo total, como los comerciantes de frontera, que apoyan a gobiernos “aperturistas” que permiten la invasión de productos importados los viajes de compras a ciudades fronterizas extranjeras; o como los que se fundieron o poco menos a consecuencia del neoliberalismo noventista (el que hizo estallar la crisis de 2001/2002), y volvieron a apoyar a otro gobierno incluso peor, como el del macrismo, con el cual volvieron a tener problemas serios o algunos a fundirse. O como los que desde la CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) hicieron descaradamente presiones a favor de medidas neoliberales, siendo que perjudicaron a su sector. ¡Y ahora se presentan como los supuestos grandes defensores del sector!
 Comadres de barrio - Opinantes con mentalidad de comadres chismosas de barrio, de lenguas fáciles y largas, con cortos razonamientos o marcada mala fe.
 Proceseros – Son los partidarios al como sea, del muy nefasto y antinacional golpe de Estado de 1976 y su consecuente gobierno, que instaló el neoliberalismo en base a violencia, terror y represión. Los hay civiles –por lo general oligarcas o similares mentalidades- y militares.
 Gorilas contumaces – O simplemente gorilas. Se solapan con los proceseros. Son antiperonistas viscerales, llenos de odios contra todo lo Nacional y Popular, pese a que varios se dicen “muy patriotas”. Uno más entre los muchos sin sentido de sus chatos pensamientos.
 Patrioteros de bandera – Son aquellos muy colonizados mentales, cuyo patriotismo llega hasta el himno y la bandera, como formalismos huecos, mientras apoyan todo tipo de tropelías en contra del Interés Nacional. En el colmo de la estupidez, los uniformados destacados en La Antártida Argentina, votaron en tropel a favor del gobierno que se burló abierta y explícitamente de la soberanía argentina en el Continente Blanco. Suelen ser gorilas y proceseros, de muy escasos conocimientos y fuertes prejuicios sin base coherente alguna.
 Milicos liberaloides – Son militares de pensamiento cerradamente afín al liberalismo, pues les inculcaron como supuesta verdad absoluta, que solo existen dos versiones del pensamiento económico: liberalismo y marxismo. Muchos de ellos, de muy pobres formaciones culturales, asimilan al peronismo con el marxismo, y se enfurecen con facilidad si se los contradice.
 Chetoslovacos – Concepto muy reciente, que define al sector social “cheto”, el cual muchas veces es de simple clase media o media baja, pero que vive en barrios “bien” o sus alrededores, y se consideran incluidos dentro de los grupos oligárquicos, a los que admiran…aunque reiteradamente los han perjudicado cuando llegaron al poder. También el concepto define al sector geográfico, del centro del país, que en las últimas elecciones votó a favor del gobierno neoliberal, perdedor en las mismas.
 Tinterillos al tanto por cuanto y felpudos vocacionales – Jauretche había calificado como tinterillos y defecadores de tinta (con una palabra mucho menos “elegante”), a los escribas mercenarios, que por treinta denarios venden al país y no hesitan en mentir y difamar, con los respaldos de los oligarcas y otros poderosos de mentalidad antinacional…y en muchos casos, con los avales de los “grandes medios” de comunicación. Cuando algunos individuos lo hacen de puro arrastrados que son, o de complacientes crónicos de esos sectores poderosos, se los llama felpudos: se arrastran y solo juntan mugre.
 Peronchos – Posiblemente surgió el término como una descalificación a los peronistas. Hoy fue aceptado y tiene una connotación de orgullo, en lenguaje popular, lunfardo. 
 Radichetas – Define a los pertenecientes o simpatizantes del Partido Radical, que en sus comienzos fue de orientación popular, derivando luego a posturas afines al ultra conservadurismo y la oligarquía. Puede considerarse de lenguaje coloquial, o en algunos casos, como despectivo.
 Progresías – Es un concepto muy genérico y por ende no muy preciso. Define a sectores antes llamados “de izquierdas”, o “progresistas”, estos últimos en contraposición a los ultra conservadores y pro oligárquicos. Como su alcance no es muy definido, algunos opinantes incluyen a los partidarios de gobiernos de orientación popular, y otros reservan el concepto a posturas más opuestas al statu quo, como el marxismo, el troskismo, el gramscismo, el anarquismo y similares. Pero también hay “progresías chetas” como los integrados por sectores medios altos e incluso altos, que adhieren a posturas revulsivas, como los fundamentalismos del ecologismo, del ultra indigenismo, del ultra feminismo y otros.
 Progres fuera de foco – Se dice de los que terminan militando abiertamente en contra de los Intereses Nacionales y del propio pueblo, al cual dicen defender.
Por supuesto, el tema no se agota.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

domingo, 24 de mayo de 2020

ENERGÍA SOLAR CARA E INEFICIENTE – MISIONES ERRA EL CAMINO
Las muy promocionadas (nada inocentemente) energías solar u eólica, tienen muchas características que las hacen muy caras por kWh y muy ineficientes.
Son energías intermitentes, cuyas fuentes (el sol y el viento) no pueden ser controladas por el ser humano. Sus intermitencias (cortes imprevistos y fluctuaciones bruscas de potencia), las hacen totalmente inútiles como centrales de base de ningún sistema, por lo que son meros complementos en los sistemas interconectados.
Esas intermitencias incluso llegan a producir bruscas variaciones en el voltaje de la energía, por lo que para estabilizar el suministro, deben funcionar vinculadas a otros tipos de centrales eléctricas, técnicamente aptas como bases del sistema.
Las energías de base deben ser confiables, programables y de funcionamientos estables, existiendo solo tres tipos de las mismas: termoeléctricas convencionales (quemando petróleo, gas, o biocombustibles), hidroeléctricas y nucleares.
Dicho en castizo claro y directo, son usinitas de muy baja calidad, de segundo orden, que producen energía acorde a su baja calificación.
Por otra parte, el tema de los costos reales por kWh generado (el dato clave para evaluar la eficiencia económica), usualmente se oculta bajo siete llaves, derivándose rápidamente los informes respectivos hacia lugares comunes de hueco o falaz contenido (como “energías limpias”, “rendimientos crecientes”, etc.), o mezclándose groseramente datos de Potencia Instalada Máxima con la Energía Generada.
Cuidadosamente, los grupos de poder vinculados a esas energías (ONGs ultra ecologistas, con “letras” dictadas desde las Potencias Atlantistas; importadores de equipos, algunos fabricantes locales de partes de los mismos; empresarios e intermediarios del sector; publicaciones especializadas financiadas por esos intereses sectoriales; políticos arribistas y por lo general vinculados al neoliberalismo salvaje, y otros), omiten otro tema crucial, que si se expone sin cortapisas, revela la inviabilidad y en muchos casos los escandalosos negociados en base a los cuales se sustenta artificialmente el crecimiento de las energías eólica y solar.
Esas generadoras, más aun cuando son de pequeñas potencias como las solares, solo son viables en base a enormes subsidios, y un montón de ventajas prebendarias, directamente escandalosas, que usualmente no trascienden, y son desconocidas para el común de la gente. La muy activa “promoción” de las “renovables” que se hizo en Argentina básicamente en el macrismo, no solo incluye altos subsidios, sino también tarifas dolarizadas e indexadas, exenciones impositivas prácticamente totales, prioridad para el despacho (la venta) sin importar que sean energías incluso mucho más caras; ocultándose también su dependencia respecto a usinas convencionales, por lo general turbinas de gas, que deben operar como reservas en caliente (funcionando), para cubrir los baches de generación y las bruscas oscilaciones del voltaje.
Por otra parte, lo de “energías limpias” es otro concepto amañado y falso. No son limpias, pues tienen varios tipos de “costos ambientales”, desde su fabricación, el montaje, la operación y el desguace final una vez cumplidas sus vidas útiles. En el caso de los paneles solares, estimaciones serias calculan que en la zona media de nuestro territorio continental, (Pampa Húmeda y Cuyo), la energía total que producen en sus vidas útiles, es equivalente a la energía gastada para producirlos, transportarlos, instalarlos, operarlos, y finalmente desmontarlos y dar destino ambientalmente neutro a los desechos finales.
La propia destrucción final tiene sus complejidades, pues es usual que los paneles tengan componentes de alta toxicidad, que si no se los neutraliza, pasan a contaminar el suelo y el agua.
En la orgía importadora y antiindustrialista del neoliberalismo macrista, se dio vía libre a las importaciones masivas de usinas solares y eólicas, por lo que es muy posible que los paneles en proceso de instalación en Posadas, sean importados, o sea nulo aporte positivo a la alicaída industria argentina. Y consecuentemente, muy poca utilización de mano de obra argentina, y de Misiones, por lógica. O sea, muy escaso efecto económico multiplicador.
Lo de sumar las potencias declaradas de los paneles, al total de la Potencia Instalada Disponible, es otra gruesa falsedad, que no admite ninguna defensa, y solo se sostiene mediante la omisión grosera de la realidad técnica.
Son paneles solares, o sea dependen del sol para generar.
Eso significa que en teoría tienen aproximadamente doce horas de
funcionamiento cada veinticuatro. Pero el máximo de potencia se alcanza con el sol en el cenit, o sea unas pocas –tres o cuatro- horas por día. El funcionamiento diario es una curva, que arranca desde cero a la mañana, y vuelve a cero al oscurecer.
Eso significa que realmente solo producirían entre el 15 y el 20 % (en números redondos), de la energía teórica máxima…suponiendo que no sean días nublados o lluviosos.
Y en una matriz de consumo como la de Misiones, con escasa relevancia del sector industrial, el pico diario de consumo se verifica entre el anochecer y las 22 horas, aproximadamente. Como a esa hora no hay sol, los paneles solares están fuera de servicio, lo cual significa que no aportan en el pico de la demanda, cuando más se los necesitaría, para cubrir, así sea marginalmente, el consumo en ese horario crítico.
Si en este momento, la demanda máxima de Potencia está en 550 MW, es previsible que en una década necesitemos contar con 550 MW de Potencia Instalada, pero efectiva y despachable, no meramente nominal como es la de las “renovables”, y particularmente de las solares.
Las 20 valiosas has. de terreno, que se ocuparán para los paneles, en las cercanías del hermoso nuevo barrio Itaembé Guazú, apenas tendrán una exigua Potencia Nominal Instalada de 10 MW. Eso es tan poco, que “no mueve la aguja” de la Potencia Instalada, además de la muy baja confiabilidad y escaso espectro horario disponible.
¿No hubiera sido mejor disponer de ese enorme lote para construir nuevas viviendas y un gran parque que sirva de pulmón a la ciudad?
Como también en un medio digital se informó que está planificado instalar más paneles solares a la vera del embalse del Urugua-Í, e incluso colocar paneles flotantes (con todas las complicaciones técnicas y costos adicionales de instalación, mantenimiento y desmontaje final que eso significará), todo eso para aportar energía escasa y de muy baja calidad, ¿no será acaso mucho más 
productivo y totalmente lógico impulsar el muy interesante proyecto del Túnel del Urugua-Í, que con escasa inversión en función de la producción resultante, permitirá triplicar la producción de nuestra central hidroeléctrica, produciendo energía de calidad (apta como base del sistema provincial), y a muy bajo costo, además de una previsible muy larga vida útil? Este proyecto, por otra parte, como todas las obras hidroeléctricas, será de utilización intensiva de mano de obra, con vasto efecto multiplicador en el norte misionero, y en toda la provincia.
Es errar groseramente el camino del desarrollo, seguir desechando nuestro enorme potencial hidroeléctrico, con valiosos proyectos binacionales y otros siete totalmente estudiados, en cursos de agua interiores; potencial que, al concretarse en obras de enorme importancia energética, económica y geopolítica, posicionará
en forma ventajosa a nuestra pequeña provincia, en el contexto nacional; además de tender nuevos lazos concretos de hermandad con las dos naciones vecinas.
Serán aportes en lo energético, en lo turístico (son indudables atractivos), y facilitarán las provisiones de agua e incluso potencialmente se podrá avanzar en obras de regadío en parte del territorio provincial, evitándose las recurrentes sequías, que tanto daño hacen a la agricultura provincial.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopoliticos

sábado, 16 de mayo de 2020

EL ODIO IRRACIONAL DESPRECIA AL SANO ORGULLO PATRIO
El profundo lavado de cerebro, que sistemáticamente perpetraron los mercenarios de la incomunicación, logró trastocar la escala de valores de muchos argentinos, suplantando el sano razonamiento por el odio profundo –que como tal pasa a ser irracional-, inoculado con sutiles y muy elaboradas técnicas de comunicación masiva.
Es bien sabido que el odio no deja razonar. El odio es un sentimiento muy fuerte, y bajo su negativo influjo, las personas desechan toda actitud reflexiva, para la cual la calma del espíritu es condición sine quanon (imprescindible), pues no es posible pensar con criterio amplio si la persona se encuentra en un estado de alteración total, que es el efecto principal del odio.
El neoliberalismo, para sus impresentables objetivos de disolución total de los Estados, concentración brutal de la riqueza, destrucción económica generalizada, precarización laboral institucionalizada, y naturalización de la pobreza extrema como algo supuestamente inevitable, apela a una batería de acciones, cuyos principales ejecutores son los mercenarios de los sistemas de comunicación; y de los conglomerados de empresas oligopólicas de ese sector económico, que es pieza clave para la manipulación mental de grandes sectores de la población, haciéndoles pensar en base a prejuicios de odio, opinar agresivamente, y actuar, claramente en contra de sus propios intereses…de lo cual no se percatan, pues el odio los nubla.
Eso tuvo el terreno preparado, en base a la completa desjerarquización de los contenidos educativos, en un proceso perpetrado en base a la muy nociva reforma educativa, aprobada en el gobierno de Alfonsín, y acentuada en los muy nefastos años del noventismo neoliberal (antecesores del macrismo), con Menem y De La Rúa. Eso se corrigió –parcialmente- en los años 2005/2006, en los que volvieron las Escuelas Técnicas (suprimidas antes con excusas pueriles, que en realidad respondían al modelo industricida del neoliberalismo), y se volvió a incluir con más énfasis asignaturas como Historia, Geografía, y dar mayor importancia a Lengua y Matemática…si bien a esas materias formativas básicas faltaría darles aun mayor preponderancia.
Existen otros que agregan sus nocivas cuotas de inoculación de odios irracionales e insalvables, como ciertos “intelectuales”, figuras de la farándula, operadores de “los servicios” que responden directivas “proceseras”, como se advierte en el accionar de ciertos “referentes” que hasta difunden con sus nombres, determinados ruinosos escritos, reñidos con el sano patriotismo y cargados de falsedades de muy baja estofa y distorsiones conceptuales groseras, y como se ve en la rápida proliferación de “mensajitos” de muy baja estofa y aptos para nulo pensantes que se regodean con lo grosero y soez; y otros versados en el “arte de esmerilar” sin importar las consecuencias, o peor aun, buscando aviesos fines.
Todo ese nudo de odio reconcentrado, produjo y produce tremendas consecuencias muy dañinas, entre ellas la pérdida de valores esenciales, como el sano patriotismo y la falta total de coherencia en sus posturas. Se citan algunos de los innumerables casos anecdóticos que avalan lo afirmado.
 Muchos opinólogos al voleo, desprecian a la industria, y se solazan prefiriendo comprar artículos importados; eso se acentúa en ciertos sectores oligárquicos, añorantes de “aquellos años dorados” de la Argentina feudal, del país estancia, sin industrias, subordinado a Gran Bretaña, y con el pueblo carente de todo derecho y sujeto a los caprichos de los patrones de estancia o los poderosos del pueblo.
 Algunos, rozando lo descerebrado, afirman con odio y/o nulo razonamiento “acá no podemos fabricar ni un tornillo, es mejor que se importe todo”, no teniendo conciencia que sin industrias en Argentina solo hay trabajo para a lo sumo diez millones de habitantes.
 Muchos, con necedad conceptual y mucho odio mal digerido, dicen “lo importado es siempre mejor”, desconociendo las muchas pruebas concretas de alta calidad que la industria y la tecnología nacional, lograron producir como verdades hitos referenciales. Claro que eso no lo dicen los mercenarios de los medios concentrados, de los cuales esos sectores de odiadores toman sus ideas que repiten sin bases ni razonamiento alguno.
 Los altos niveles de desarrollo tecnológico, como los alcanzados en las áreas nuclear, satelital, de tecnología médica, de producción de alimentos, etc., en un contexto de lógica, deberían ser motivo de legítimo orgullo patriótico. Pero en vez de ello, los odiadores los desprecian y festejan cuando los gobiernos neoliberales, destruyen o paralizan esos proyectos tecnológicos.
 Los mismos odiadores precedentes, no tienen ni idea que, precisamente, los desarrollos tecnológicos son los que producen mayores efectos multiplicadores en la economía. Pero para entenderlo, hay que tener mente amplia, buscar formarse y no dejarse llevar por los mercenarios al servicio antinacional. Eso parece ser pedirle mucho a algunos…sobre todo si llegaron a hacer alguna pequeña fortuna personal…en los años de gobiernos de orientación nacional, a los que incoherentemente desprecian.
 Otros, provenientes de la clase media, pudieron estudiar gracias a la gratuidad de la enseñanza universitaria, y en varios casos lograron un buen pasar, en base a buenos años en los gobiernos que priorizaron el desarrollo, o sea los no liberales. Pero con nula formación política y escasos conocimientos de economía, “compraron” alegremente el discursito de denostación de “los populistas” (que por lo general no saben ni definir que es), y apoyan entusiastamente a gobiernos que los empobrecieron a ellos y destruyeron el país, como ocurrió con los tres nefastos períodos neoliberales.
 Varios de esos clasemedieros, “se creen Gardel” y alardean que todo lo tienen solamente en base a su esfuerzo personal, no deteniéndose a razonar que por regla general (salvo que sean delincuentes de guante blanco), sus mejoras económicas, algunos viajes al exterior y otros logros muy caros al clasemediero que se asimila al piojo resucitado, esos pequeños éxitos económicos los lograron en contextos generales favorables, que coinciden con los de gobiernos de orientación nacional y popular. Pero pedirles que razonen, parece ser esfuerzo excesivo, para mentes poco acostumbradas a pensar por fuera del odio que les inocularon.
 Algunos llegan al absurdo, como cierto profesional, excelente en lo suyo y mejor persona, que “compró” el verso de “estar integrados al mundo”, a lo que añadió el comentario muy “made in Lanata” (conocido mercenario del periodismo), diciendo “y ahora nos vinculamos con países importantes, como EEUU y los de la Unión Europea”, a lo que agregó “no con países de segunda,
como China, Rusia, Irán, Venezuela y Cuba”. Como ese profesional desciende de la comunidad sirio libanesa (muy amplia y bien integrada en Argentina), le dije “y vos no pensaste que si no fuera por Rusia y algunos otros de esos países que despreciás, la nación de tus ancestros, ya habría desaparecido, desguazada en el caos que armaron esos países a los que tanto admirás”. Siguió una expresión de asombro, y un silencio total…
 Tremendo y muy dañino, es el caso de los milicos proceseros liberales, que inyectan sus venenos conceptuales y su agrio sentido “del deber” en diversos ámbitos de las estructuras de las fuerzas militares y de seguridad; que va de la mano de su degradado y enrevesado concepto de patriotismo; el cual es mero patrioterismo de bandera. Son meros repetidores de consignas, que les impusieron desde las potencias neocolonialistas, que –lavado cerebral profundo mediante- les eliminaron de hecho todo vestigio de real patriotismo, suplantándolo por consignas fanáticas de “defensa del sistema”, que en muchos casos llegan a subordinaciones explícitas a los mandatos de las potencias anglosajonas, tal como se puede leer en vergonzosos “comentarios” difundidos por algunos ”voceros calificados” (altos oficiales retirados, de obtusas o malintencionadas mentalidades), los que son aceptados sin análisis lógico alguno por los subordinados, con los que mantienen aceitados canales de comunicación.
 Odiadores recalcitrantes que no aceptan ni un ápice de críticas, por más fundamentadas que estén, son los generalmente furibundos militantes de las progresías fuera de foco, que buscan imponer a base de patoterismo sus “causas”, que son meros libretos dictados desde los centros del poder financiero transnacional. Lejos, en las antípodas, de algunos destacados intelectuales, como Jorge Abelardo Ramos, que desde iniciales posturas “de izquierdas”, pasaron a militar destacadamente en el Campo Nacional.
El tema no se agota.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos
PROPUESTAS ECONÓMICAS
Más que un par, como me sugirió un apreciado amigo, van varias, expuestas sin un orden riguroso.
Nacionalizar el comercio exterior, para evitar maniobras de sub y sobre facturación, tan habituales entre los "eficientes" privados.
Fomentar el compre nacional, en todos los organismos estatales.
Nacionalizar las empresas de servicios públicos, evitando los abusos del tipo cometido por los "amigos" de Macri con las tarifas y la falta de inversiones.
Nacionalizar todos los peajes de rutas, aplicando sus utilidades para financiar nuevas obras viales.
Volver a poner en marcha los ferrocarriles, incluso cambiando sus trazados y unificando las trochas, para facilitar las interconexiones entre distintas líneas férreas.
Volver a crear una Flota Fluvial y recrear ELMA, para que los fletes del comercio exterior queden en manos argentinas. La misma ELMA (Empresa Líneas Marítimas Argentinas), debe tener a su cargo el servicio de cabotaje entre puertos marítimos argentinos.
Estimular el desarrollo industrial, poniendo énfasis en industrias de mano de obra intensiva y en las de tecnologías sensibles o de punta. Buscar financiaciones para obras de infraestructura de gran valor estratégico, como se habían conseguido en los acuerdos concretados con China y Rusia (no excluyente de otros países).
Dar impulso a obras hidroeléctricas y nucleares, para diversificar positivamente la matriz energética, modificando a la vez las aberrantes condiciones leoninas establecidas en los contratos estipulados a favor de los financistas que utilizaron las promociones a ultranza de las mal llamadas “energías limpias”, como la eólica y la solar.
Decidir las ejecuciones de grandes obras públicas, en función de sus importancias estratégicas y geopolíticas.
Apoyar los desarrollos tecnológicos propios.
Estimular la instrucción pública en todos los niveles, así como la salud pública.
Poner en vigencia el ITAEA (Impuesto a las Tierras Aptas para la Explotación Agropecuaria), para evitar extensiones de campos improductivas, sancionando impositivamente a los dueños que no los ponen en producción.
El listado sigue.
Sé que varios ultra conservadores (u oligarcas contumaces), clasemedieros con ínfulas de oligarcas aspiracionales, y los milicos proceseros de altas graduaciones, con malicia o cerrazón mental, querrán descalificar esas ideas, calificándolas amañadamente de "comunistas". Si no fueran tan "distorsivos" o carentes de fundamentos en sus apreciaciones, verían que no difieren mucho o casi nada, de las aplicadas en sus momentos por las potencias industriales "occidentales", en base a las cuales se desarrollaron.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopoliticos

martes, 5 de mayo de 2020

ENERGÍA - ACERCA DEL MENSAJE ANUAL DEL SR. GOBERNADOR
Con respeto a la persona y a la investidura del Gobernador de Misiones, me permito hacer unas fundamentadas observaciones, de aspectos de su alocución anual ante el Poder Legislativo Provincial, en el sensible tema de la Energía.
No me refiero a otros temas expuestos en ese extenso discurso, en muchos de los cuales coincido.
En breve reseña, se expone lo expresado por el mandatario misionero, y seguidamente se lo analiza, exponiendo fundamentos técnicos específicos.
1- Dijo: promover “una reconversión gradual y planificada de la matriz energética, con una mayor participación de energías limpias de fuentes renovables”.
2- De lo precedente, acotó “Esto nos permitirá tener un sistema sustentable, resiliente y diversificado, que pueda proveer energía de acuerdo a los requerimientos de la Provincia”,
3- Propuso “desarrollar un Plan de Biocombustibles y avanzar en la industrialización del mismo de origen vegetal bajando la dependencia del combustible fósil”.
4- Afirmó insistir en “una justa y oportuna liquidación de las regalías de Yacyretá”.
5- Llama mucho la atención, que siendo Misiones bendecida por un enorme y diversificado potencial hidroeléctrico, nada haya dicho al respecto.
Analicemos.
1- ¿Reconvertir la matriz a “energías limpias renovables”, siendo que en el orden del 90 % de nuestra demanda eléctrica es cubierta por hidroelectricidad? ¿Acaso considera que la hidroelectricidad no es “limpia” y “renovable”, o no le informaron como se compone nuestra matriz eléctrica? ¿A que llama “energías limpias”? Como implícitamente pudo referirse a las muy promocionadas como tales energías eólica y solar, es muy importante enfatizar que así las presentan los poderosos grupos de presión, que buscan imponer esas energías al como sea, falseando y ocultando datos. No son limpias, pues tienen muchos costos ambientales, cuidadosamente ocultados. Menos aun son “eficientes”, y además son muy caras por kWh. Solo son un complemento, pero técnicamente son inútiles para funcionar como energías de base, por sus intermitencias y otras serias limitaciones técnicas, por lo que sería un salvavidas de plomo, tender a una matriz eléctrica basada en ese tipo de energías. Y si se refirió a energía de biomasa, es un tema interesante como complemento, pero inviable como base del sistema, por los enormes volúmenes de maderables que deberían consumirse si se pretendiera basar el sistema en ese tipo de energía. Y por cierto, no es energía limpia, pues como todo proceso de quemado, produce residuos en grandes cantidades, además de los costos ambientales indirectos, como los producidos por máquinas y camiones para trasladar los chips o los residuos madereros a incinerar en las plantas generadoras.
2- Un sistema eléctrico basado en esos tipos de energías pseudo “limpias”, sería dudosamente sustentable, nada resiliente, y –tal como presionan los grupos ultra ecologistas que los promueven-, nada diversificados; más bien sería un salvavidas de plomo, que impediría el imprescindible desarrollo socio económico, al cual debemos aspirar irrenunciablemente.
3- Desarrollar un plan de biocombustibles, es un objetivo muy interesante. Ahora bien, ¿que combustibles fósiles se quieren reemplazar con ellos? Las centrales termoeléctricas que hay en la provincia, son pequeñas, y podrían ser mucho más eficientemente reemplazadas por hidroeléctricas de mediana, gran y mega potencia, a costos por kWh marcadamente menores, y no contaminantes. Si en cambio, se pretende reemplazar los hidrocarburos utilizados en el parque automotor, el objetivo, loable por cierto, parece muy difícil de implementar, pues las mezclas de biocombustibles con los derivados del petróleo, deben hacerse en las refinerías, y ninguna de ellas se encuentra en Misiones ni en las cercanías. Si se quisiera vender el potencial biocombustible a producir en esta provincia, debe contarse con un medio de transporte más económico, pues los fletes de camiones son excesivos, y seguramente los harían no competitivos.
4- Insistir por una correcta liquidación de las regalías de Yacyretá, es un objetivo justo y coherente, detrás del cual debemos estar encolumnados todos los misioneros.
5- Misiones es una provincia con un enorme potencial hidroeléctrico, apenas aprovechado en una proporción ínfima del total que podríamos producir, sin que ello desmerezca la crucial importancia técnica y económica que significa contar la Central Hidroeléctrica Urugua-Í, a la que le cupo el enorme mérito de romper el monopolio termoeléctrico, que era un cáncer para la economía provincial. Llama mucho la atención que este tipo de generación, muy económica, limpia, y con centrales generadoras de muy larga vida útil, haya sido totalmente soslayada en el discurso analizado. Por otra parte, este tipo de centrales eléctricas, son de mano de obra intensiva, a diferencia de otras que por lo general se compran llave en mano, con todo el efecto multiplicador volcado fuera de la provincia y fuera del país; lo cual no es un tema menor en el contexto de crisis profunda por la doble influencia de cuatro años de muy destructivo neoliberalismo, a lo que se le agrega la pandemia actual.
Anexo de datos y análisis técnicos, económicos y geopolíticos.
En lo conceptual, mencionó un cambio en la matriz energética provincial, orientándola hacia las energías renovables, pero parece no considerar como “renovable” a la hidroelectricidad, pues no la menciona, pese a ser indudablemente renovable.
La matriz eléctrica provincial está basada en energía hidroeléctrica -la cual es renovable por definición lógica-, proveniente de tres fuentes diferentes, a saber: nuestra Central Hidroeléctrica Urugua-Í (que es la que provee la energía más barata de nuestro Sistema Interconectado Provincial); la que se recibe del SADI (Sistema Argentino de Interconexión), la cual por cercanía geográfica, es la generada por Yacyretá; y en tercer lugar, supletoriamente, la generada por la Hidroeléctrica Acaray, de ANDE, en Paraguay.
Eso significa que aproximadamente el 90 % de la energía eléctrica consumida en Misiones, es hidroeléctrica, o sea renovable.
Por eso, cuesta entender el mencionado cambio a energía renovable, que expresó tener como uno de los objetivos.
Señaló el objetivo de producir biocombustibles, lo cual es muy correcto, y sin duda puede avanzarse en ese objetivo, posiblemente en la alconafta u otros productos similares. Pero por las pocas superficies cultivables, cuesta entender si lo que se buscaría sería producción masiva de biocombustibles a gran escala, como se hace –con otras condiciones de suelo- en la Pampa Húmeda.
Mencionó la generación eléctrica en base a biomasa, lo cual es factible en escalas relativamente reducidas, disponiendo de provisión de maderables en las cercanías. Pero suponer que con este tipo de generación, se puede cambiar la matriz eléctrica provincial, no parece tener asidero de ninguna manera.
Con solo evaluar, tal como lo fundamentamos varios expertos en energía, entre ellos el actual Secretario de Energía de la Nación, además de los Ingenieros Beltramo, Soracco y quien suscribe, entre otros; que en condiciones normales, la demanda eléctrica se duplica en Misiones cada diez años (debe exceptuarse el destructivo período neoliberal reciente, y el actual de crisis pandémica), se constata que con pequeñas centrales termoeléctricas a biomasa, solo se tendrían soluciones puntuales, en el entorno cercano a dichas usinas, pero no a mega escala provincial.
Cinco años atrás, se había estimado que en diez años, el incremento de la demanda eléctrica provincial, sería equivalente al total de la parte argentina de Garabí, un volumen cuantioso. Eso no se puede cubrir con pequeñas centrales de biomasa o solares, o eólicas.
Si bien el gobernador no lo dijo expresamente, pero en forma implícita dejó abierto el tema de las energías eólica y solar, muy promocionadas por fuertes operativos de presiones sectoriales de ultraecologistas y grupos vinculados a su comercialización, y con vinculaciones respecto a las petroleras y gasíferas, pues dependen de la generación termoeléctrica como reservas en caliente (funcionando), para suplir baches de generación y estabilizar el voltaje.
Todo ello cuidadosamente omiten sus promotores, sin tan siquiera mencionar los muy altos costos reales de dichas problemáticas energías, y sus insalvables limitaciones para operar como energías de base, por sus intermitencias y sus dependencias de factores naturales, sobre los que no es posible tener influencia. O sea, el ser humano no controla los vientos, ni tampoco la disponibilidad de sol, frecuentemente afectado por nubosidades y fenómenos atmosféricos, además de los ciclos de nocturnidad, ni las diferencias de insolación entre el mediodía y los horarios alejados del cenit.
No puede omitirse el hecho, irrefutable pero también cuidadosamente ocultado, que la promoción a ultranza de esas “renovables” (eólicas y solares), solo resulta factible, en base a leoninas ventajas, traducidas en exenciones impositivas, subsidios muy elevados, prioridades para el despacho (la venta) sin importar que no sean las alternativas más eficientes y económicas, y numerosas otras ventajas prebendarias, impuestas por las presiones de grupos ultraecologistas, y de los sectores importadores y/o fabricantes de ese tipo de equipamiento.
Este tema tiene múltiples aristas, las que desarrollé en mi libro “Los Profetas del Caos”, disponible en http://caoenergia.blogspot.com.ar , en el que expuse que, forzar matrices eléctricas basadas en esas problemáticas fuentes de generación, provocaría situaciones de caos, que entorpecerían cualquier proceso de desarrollo autosustentable.
Para pequeñas demandas de energía, aisladas o marginales (como escuelas o puestos sanitarios rurales), las eólicas y solares pueden ser soluciones lógicas. Pero pensar en eólicas (sobre todo en Misiones, donde no hay vientos constantes), y solares (que no generan de noche ni en días lluviosos o generan muy poco en días nublados), no se entiende que puedan ser alternativas para los enormes volúmenes que es previsible vamos a necesitar.
Esa mención del gobernador, respecto a las “renovables” (concepto del cual los sectores ultra ecologistas excluyen capciosamente a las hidroeléctricas), resulta preocupante, habida cuenta que el actual Secretario de Energía de Misiones, mencionó enfáticamente a la energía solar en un reportaje, pero omitió completamente a las hidroeléctricas, lo cual no resulta comprensible.
Tanto el Gobernador, como el Secretario de Energía de Misiones, excluyeron toda mención a los grandes proyectos hidroeléctricos binacionales, de Corpus, Panambí y Garabí, los cuales sí están en condiciones de generar los grandes volúmenes de electricidad adicionales que con seguridad vamos a necesitar, y en condiciones de calidad (son energías de base, previsibles y programables), y de bajos costos operativos reales, además de ser energía limpia.
Basar esa omisión, en un eventual desconocimiento, o en un plebiscito que nunca fue vinculante, y que fue amañadamente montado en base a falsedades y verdades a medias, afecta claramente las posibilidades de Misiones de posicionarse como una de las principales provincias productoras de energía hidroeléctrica, lo cual, de concretarse, daría a esta provincia una relevancia estratégica y vital desde lo geopolítico, de la cual carece hoy.
Es de recordar, que técnicamente, el 50 % de la parte argentina de la energía de Garabí, es atribuible a Misiones.
Debe señalarse que para el plebiscito, en su momento, jugaron con el miedo de la gente, operando en ello los oscuros intereses de petroleras, gasíferas y de la generación termoeléctrica (proveedores de equipos, transportistas de combustibles, etc.), que utilizando a sectores del ecologismo cavernario y maniobras políticas de muy baja estofa, montaron el circo gigantesco que instaló miedo y confusión en la gente.
También, tanto el Gobernador como el Secretario de Energía provincial, parecen no conocer, u omitieron completamente, que existen siete proyectos hidroeléctricos, de mediana potencia, en cursos de agua interiores, en su momento con todos los estudios completados, que bien podrían construirse, con uso intensivo de mano de obra local.
Además, existe otro muy interesante proyecto, que con muy baja inversión y bajo costo ambiental, permitirá triplicar la producción de Urugua-Í, sin agregar ninguna turbina ni modificar la presa. Es el túnel del Urugua-Í, que por gravedad permitirá aumentar el caudal disponible. Este proyecto fue analizado por el muy reputado experto mundial en el tema, el Dr. Ing. Giovanni Lombardi, que lo calificó como totalmente factible y de muy rápida amortización de la inversión.
Tampoco cabe olvidar la fallida experiencia de micro centrales hidroeléctricas, en su momento impulsadas desde la Facultad de Ingeniería de la UNaM, que resultaron inviables por sus muy reducidas potencias, que no las hacían capaces de autosustentarse, por sus reducidas capacidades de generación.
Esa experiencia debe tenerse presente, para evitar volver a cometer errores apostando a lo muy pequeño, siendo que nuestras necesidades futuras (a corto y mediano plazo, y mucho más en el largo plazo), serán de gran magnitud.
Tampoco parece que se evaluó, que tanto la termoelectricidad convencional (en base a hidrocarburos), como sus –de hecho- asociadas “renovables” eólica y solar, tienen prioridad en el marco de gobiernos neoliberales, divorciados de los Intereses Nacionales; mientras que las generaciones hidroeléctrica y nuclear, tienen prioridad en los gobiernos nacionales de orientación nacional.
El Gobernador recién comienza su gestión, está a tiempo de corregir estos enfoques, para apuntalar la meta de desarrollo socio económico en los que puso énfasis. El éxito de su accionar, será positivo para todos los misioneros.
Tal el objetivo de este análisis.
MGTR. EN GESTIÓN DE LA ENERGÍA CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolítico

martes, 28 de abril de 2020

LOS MUERTOS NO PRODUCEN NI CONSUMEN
A propósito de los “muy preocupados” por la economía nacional, los economistas liberales a secas, neoliberales, y los libertarios; más los comunicadores sociales que sirven de claque al establishment, y varios impresentables políticos de ese sector nada nacional; que a toda costa quieren terminar al como sea con las medidas de cuarentena; lo primero que se les debe hacer notar, es que la necroeconomía (economía de la muerte, o priorización a ultranza del libertinaje económico al como sea) que propugnan, con seguridad provocaría un alud de nuevos contagios de la pandemia del Covid 19, y con eso un incremento exponencial de decesos.
Lo muy riesgoso de no dar total prioridad a la salud pública, está demostrado por los casos de países que optaron por enfatizar medidas “pro mercado”, como EEUU, Gran Bretaña y Brasil, en los que los niveles de incrementos de los contagios y de las consecuentes muertes, aparecen como totalmente desmadrados.
Tampoco muestran casos muy airosos Italia y España, dos naciones en las cuales la peor infección que parecen mostrar, es la del neoliberalismo acentuado, una de cuyas secuelas es el descuido o incluso el desguace de los sistemas de salud pública; todo ofrendado al altar del “dios mercado”.
Para los señalados voceros del neoliberalismo (y doctrinas afines), es más que evidente que lo seres humanos no les importan nada, sobre todo si no son de los grupos cerradamente elitistas, que ellos integran o a los que sirven con arrastrada pleitesía.
Pero la hipocresía que demuestran, impresentable por cierto, solo es parcialmente escondida por los multimedios oligopólicos y sus asalariados tinterillos. Y les resulta indefendible, cuando se les pone ante la cruda realidad que esos mismos personeros de doctrinas político – económicas crudamente nacionales, apoyaron con entusiasmo de mercenarios al tanto por cuanto, todas y cada una de las sucesivas medidas de desguace económico generalizado, que con saña y nada de inocencia, fueron implementadas en cada uno de los tres períodos neoliberales, padecidos dolorosamente por nuestro país –el “proceso”, el noventismo y el macrismo-.
¡Ahora fingen preocupación por la caída de la actividad económica a consecuencia de las estrictas medidas sanitarias; pero justificaban e incluso se felicitaban, ante el industricidio masivo, el tecnicidio generalizado y muy acentuado contra entes tecnológicos relevantes (nuclear, satelital, biológico, el CONICET, etc.), el Pymecidio generalizado, y la miseria que multiplicaron con malicia y estulticia propia de psicópatas asesinos seriales!
Por supuesto, omiten considerar, con la insensibilidad y superficialidad conceptual que los caracteriza a esos sectores apátridas, el elemental concepto que los muertos no producen ni consumen.
Pero queda en claro, que además de ser voceros y reflejos de mezquinos intereses de oligarcas y oligopolistas, cuya única víscera sensible es el bolsillo; lo que en realidad buscan es la destrucción de los positivos efectos sanitarios de la severa cuarentena, que logró un elevadísimo nivel de aceptación en la población y un inédito porcentaje de imagen positiva del actual gobierno nacional.
En realidad, buscan sembrar de muertos por el Covid 19 en Argentina, para con ese argumento, despotricar a mansalva y seguir sus acciones de esmerilado con propósitos destituyentes del gobierno nacional, para volver a imponer otro gobierno oligárquico, apátrida y genuflexo ante los dictados del mega poder financiero transnacional, y de las Potencias Atlantistas, que desembozadamente buscan hacernos volver irremisiblemente al caduco e inviable modelo de país primarizado; el cual casi con seguridad sería el paso previo al desguace nacional en media docena de dóciles republiquetas; infame tarea que ya era el objetivo de los tecnócratas neoliberales del noventismo en el menemato y el delarruato.
Las progresías, con formatos y letras dictadas desde los mencionados centros de poder, son usualmente claques dóciles y maleables, funcionales a esos fines.
Por supuesto, los nulo pensantes cuando no cómplices activos de esas infames tareas, son los muy colonizados mentales milicos proceseros, en las antípodas de Señores Militares Patriotas que supimos tener.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos