Archivo del blog

martes, 31 de julio de 2018

Entrevista en diario ruso Sputnik

Con audio, entrevista del periodista Sr. Víctor Ternovsky

https://mundo.sputniknews.com/radio_que_pasa/

¿Argentina se prepara ante un eventual ciberataque ruso?

QUÉ PASA
URL corto
Víctor Ternovsky
101
Por lo menos así se puede interpretar las recientes declaraciones del ministro de Defensa de la nación suramericana. Oscar Aguad recurrió al argumento de la omnipresente 'mano de Moscú' para justificar la compra por el Gobierno de un sofisticado software israelí destinado a prevenir actividades subversivas en el ciberespacio.
"Nosotros no tenemos hoy una amenaza concreta de que vamos a sufrir un ataque de ciberdefensa, pero lo podemos tener en cualquier momento. Imagínese que Rusia intervino en el resultado electoral de las elecciones de EEUU de la pasada campaña y eso tiene que ver con un ciberataque", manifestó Oscar Aguad en entrevista con el canal C5N.
Las palabras del titular castrense desataron una ola de indignación en las redes sociales. "Aguad se mete en el barro de una pelea ajena a los intereses nacionales y deja a la Argentina al borde de un conflicto diplomático con Rusia", escribió en su cuenta de Twitter Augusto Taglioni. "Estábamos tan aburridos y sin nada que resolver, que fuimos a picar con un palito a Rusia a ver si se enoja y nos re caga a misilazos por atrevidos", indica, por su parte, un usuario bajo el apodo de 'El Negro'. A su vez, en alusión a que tanto Putin como Trump niegan la interferencia rusa en las presidenciales norteamericanas, el internauta 'Javi C' sostuvo lo siguiente: "Con una misma frase, Oscar Aguad generó el malestar del Kremlin y de la Casa Blanca. Debe ser récord Guinness".
Las críticas no sólo se produjeron en Internet. Por ejemplo, el diputado nacional argentino Leopoldo Moreau dijo en entrevista con la emisora Solar de Radio que su país no tiene por qué "meterse" y "formar parte" de "conflictos que son ajenos".
Consultado sobre el tema por Radio Sputnik, Carlos Andrés Ortiz, analista geopolítico argentino, constató que las declaraciones de Oscar Aguad "cayeron muy mal" entre sus compatriotas, la mayoría de los cuales, afirmó, apoyan "fuertemente las iniciativas que hubo antes de tener fuertes acuerdos estratégicos" con países respetuosos de "la soberanía argentina".
"Hay una diferencia muy grande entre los acuerdos estratégicos firmados con Rusia y con China que fueron respetuosos de nuestra soberanía con respecto a estos acuerdos que se están haciendo con las otras potencias que implican la sumisión total, la pérdida total de nuestra soberanía y nos llevan muy rápidamente a la disolución nacional", señaló.
De acuerdo a Carlos Andrés Ortiz, "es suicida" el que el actual Gobierno esté tejiendo "alianzas estratégicas" con "el Reino Unido y EEUU", algo que va "en contra de los intereses nacionales", teniendo en cuenta, en particular, las pretensiones de Londres sobre las Islas Malvinas.
En tanto, se dio a conocer que la consultora política británica Cambridge Analytica interfirió en las elecciones presidenciales argentinas de 2015 a favor del ahora presidente Mauricio Macri. Pero esta información, confirmada por el Parlamento del Reino Unido, parece interesarle poco al Ministerio de Defensa de Argentina, enfocado en la búsqueda de los míticos 'hackers rusos'

lunes, 30 de julio de 2018

IMPRUDENTES E IMPRESENTABLES
Macri y Aguad, como partes del peor equipo de los últimos 200 años, no solo demostraron accionares impresentables, que a diario se “superan”, perpetrando una cadena hasta ahora interminable de actitudes y hechos burdos, o imprudentes, o directamente carentes de toda coherencia, si se analizan desde la lógica óptica de la soberanía y la dignidad nacional.
También incurrieron en groseras incoherencias y actitudes indefendibles, que en un país normal ya les hubieran costado la defenestración vergonzosa, lo cual solo el blindaje mediático y las fuertes coberturas de los poderes financieros transnacionales logran evitar, pues a esos poderes les es funcional la disolución nacional, que el actual gobierno nacional está empeñado en perpetrar, burlándose abiertamente del patriotismo y de los elementales derechos de nuestra gente, a la cual llevan a los empujones a un régimen neofeudal decimonónico, como estuvo vigente en la Argentina oligárquica mitrista.
Como “experto en desapariciones”, Aguad demostró un fracaso rotundo en la búsqueda del ARA San Juan, o tal vez deberíamos suponer que atento a la genuflexia pro británica, se hace el distraído para que no se encuentre el sumergible y de esa forma no se pruebe el cohetazo británico, tal como expertos de reconocida seriedad –como el Dr. Miguel Ángel Barrios, el Lic. Carlos Pereyra Mele y otros- afirmaron como la hipótesis más probable, casi excluyente, totalmente compatible con las dos explosiones que se registraron y que el Ejecutivo Nacional, Aguad y La Armada tardaron mucho en “registrar” y más aun en mencionarlo públicamente. Cipayismo explícito, complicidad acomodaticia o cobardía manifiesta, son las explicaciones posibles ante tanto ocultamiento y tantas mentiras en el tema, por parte del ejecutivo, del ministro y del Arma Naval.
Pero se puede afirmar la experticia de Aguad en desapariciones, pues bajo su gestión como interventor federal, “desaparecieron” 60 millones de dólares en Corrientes, durante el noventismo neoliberal; no pudiendo nunca probar su inocencia en tribunales, pues su causa simplemente prescribió por transcurso del tiempo y la indolencia (¿culposa?) de determinados funcionarios judiciales.
El mismo Aguad (apodado “el milico”, tal vez por sus amistades y fuertes lazos con represores del “proceso”, y por ordenar a su vez operativos represivos contra manifestantes en Córdoba, en el anterior gobierno neoliberal de los tristes años ’90), según trascendió, es un activo gestor de la indefensión argentina, al afirmar vergonzosamente, que según su obtuso o cipayo criterio, Argentina no necesita una Fuerza Aérea dotada de aviones supersónicos, ni reponer ni menos aun volver a producir armamentos, municiones y otros insumos básicos para la Defensa Nacional; como también muy suelto de cuerpo instala la idea de disolver regimientos y seguramente vender los terrenos (los que serían objeto de negociados inmobiliarios, muy acorde al accionar de “proscianos” y sus socios políticos), siendo además un activo gestor del decretazo que pretende rebajar a las FFAA al simple rol policíaco, para “liberar” fuerzas de Gendarmería y Prefectura dejándolas disponibles para reprimir las previsibles manifestaciones populares masivas en contra del desguace nacional que están perpetrando.
Pero además de su deplorable currículo en la función pública (que incluyó su gestión al frente del creado Ministerio de Comunicaciones, con su yerno puesto a desguazar el ente satelital ARSAT), entre muchas otras acciones en línea con el destructivo neoliberalismo hoy imperante; comete la torpeza de opinar casi como “vocero oficioso” de las Potencias Atlantistas, inmiscuyéndose como “abogado defensor” de supuestas verdades asumidas funcionales a los anglosajones, como al avalar la tesis –tenida de los pelos-, según la cual Rusia habría influido en las últimas elecciones presidenciales de EEUU.
Que una dupla de fuertes tintes grotescos e impresentables, como la que conforman Macri – Aguad, quiera ponerse a opinar como vulgares tinterillos operadores de los mega poderes financieros transnacionales, inmiscuyéndose como autoasumidos críticos de la alta geopolítica mundial, es simplemente vergonzoso y deplorable. Como expresa certeramente una antigua máxima estratégica, “Roma no paga a traidores”. Y es de recordar como los nefastos comandantes proceseros, altivos y feroces para con su propio pueblo, y felpudos frente a los anglosajones y los mega poderes globalizantes, fueron desechados como simple material descartable, después de haber sido usados por los poderes antinacionales y las oligarquías vernáculas siempre apátridas.
Pero estos personajes hoy gobernantes, expertos en engaños de corto plazo, evidencian ser muy pobres en cultura general, e ignorantes de la historia; siendo también en eso muy similares a los referentes de “la familia militar liberal” que de tan necios se consideraron “aliados” de EEUU, ignorando que solo eran serviles descartables; y tan poco ilustrados como para desconocer los fuertes lazos culturales, estratégicos y geopolíticos entre Gran Bretaña y EEUU, como lo evidenciaron en la desastrosamente conducida Guerra del Atlántico Sur.
Esos mismos proceseros hoy retirados, que en más de tres décadas demostraron no aprender nada, continúan “dando letra” por sinuosos pero evidentes “canales de comunicación informal”, a sus subordinados retirados y a “la tropa” en general, haciendo seguir vigente a la perversa doctrina de la seguridad nacional, postergando indefinidamente la correcta aplicación de la Doctrina de la Defensa Nacional. Esos ideólogos de la dependencia, como completos colonizados mentales, o en algunos casos tal vez ya operando como vulgares mercenarios cooptados subrepticiamente, (tal vez por el equivalente militar de la National Endowment for Democracy, una versión de “buenos modales” de la CIA) operan formal o informalmente como parte del aparato político – comunicacional del régimen neoliberal con ribetes dictatoriales cercano a terminar de tomar por asalto la suma del poder público…pero bajo formato pseudo democrático.
Carecen de entidad para ponerse en críticos de un referente máximo de la Geopolítica Mundial, como es sin duda Putin; y no les dan las capacidades ni para ser soportes con siquiera algo de dignidad, al servicio de Trump.
Evidentemente, Aguad carece de toda autoridad moral y del debido soporte intelectual, para pretender inmiscuirse en las disputas por el Poder Mundial, en esta nueva versión de la Guerra Fría, la que tiene claros focos muy calientes (como Siria) y otros de guerras de baja intensidad (como Venezuela); disputas en las cuales el macrismo opera como marioneta dócil de los dictados del poder financiero transnacional.
Macri, por su parte, se muestra agresivo contra Venezuela, con una postura injerencista e incluso invasiva, faltando el respeto al país hermano y tirando por tierra una larga trayectoria argentina contraria a todo tipo de intervenciones extranjeras, particularmente en los países de nuestra región.
En 1902, Argentina fue garante y apoyo de Venezuela, amenazada de ser agredida militarmente por tres potencias europeas, en represalia a deudas financieras impagas. Eso creó la Doctrina Drago (llamada así en homenaje al Canciller argentino que actuó en esa crisis), opuesta a la Doctrina Monroe, base jurídica del intervencionismo norteamericano reiteradamente perpetrado contra diversos países de Íbero América. La Doctrina Drago es aplicable desde entonces contra las agresiones colonialistas con pretextos económicos, contra cualquier país del mundo. Todo eso lo está pisoteando Macri, con sus deplorables intervenciones en actitudes diplomáticas serviles respecto a EEUU y Gran Bretaña especialmente, así como respecto a todas las Potencias Atlantistas.
En los foros mundiales, como el G 20; en las Naciones Unidas; y en el Mini Davos realizado en Buenos Aires, el discurso “aperturista y libremercadista” de Macri opera como marioneta de los poderes especulativos – financieros que están saqueando a Argentina y destrozando nuestra economía; estando además en burdo contraste con la realidad fuertemente proteccionista y los acelerados cambios de paradigmas que se están verificando en el tablero del Poder Mundial.
Claro que esos “errores intencionales” del deplorable accionar diplomático macrista son totalmente funcionales al rol de colonia económica dócil, al cual a los empujones lleva a Argentina, incluso con el visible objetivo de máxima que es perpetrar la disolución nacional, acorde al remozado Plan Morgenthau, que todas las evidencias indican se está aplicando como fuertes pero sutiles medidas, instrumentadas masivamente bajo la metodología de la Doctrina del Shock (descripta por Naomí Klein en su libro homónimo), lo cual si no lo impedimos, nos lleva directo al colapso total.
También les es favorable el accionar de “la virreina” Lagarde, personera mayor del FMI, para justificar el brutal achicamiento y cercenamiento de la economía y del tejido social argentino.
Recientes revelaciones del escaso periodismo no cooptado por el macrismo, desnudaron vínculos de funcionarios de ese sector político con el narcotráfico; así como robos de identidades y otras maniobras deleznables, para blanquear aportes de dineros negros, a las campañas de “los globos amarillos” (*); vinculados a los cuales estarían dos sugestivos incendios en el Banco Nación de Bahía Blanca y en la ANSES de Salta. Y el presidente elude agresivamente contestar preguntas del
tema. Solo admite entrevistas pautadas y sin repreguntas. Todo parece indicar que carece de respuestas defendibles y coherentes.
Burdo, grotesco e impresentable, por donde se lo mire.
Y todo eso forma parte de las acciones enmarcadas en la actual Geopolítica Mundial, en la cual los poderes financieros transnacionales y los Estados asociados a ellos, buscan la disolución de los Estados Nacionales, y la transformación en nuevos “siervos de la gleba” a escala planetaria, de los ciudadanos de esos Estados fallidos o en curso de disolución.
………………………………………………………………………
(*) Los globos amarillos fueron el marco de las campañas y festejos de los neoliberales hoy en el poder en Argentina.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

miércoles, 25 de julio de 2018

ACERCA DE IDEAS PROCESERAS MACRISTAS…QUE SUPONEN “NACIONALISTAS”
Fundamentados comentarios, enviados a opinantes del pseudo patriotismo de proceseros macristas y similares.
Se omiten nombres, por delicadeza, en esta difusión pública.
---------------------------------------------------------------------------------
El Coronel “C, en su carácter de Oficial de Inteligencia (lo cual lo hizo público su amigo “A”), no pudo nunca desconocer el abultado prontuario del actual presidente, como tampoco su orientación ideológica totalmente carente del más elemental patriotismo, pues Macri es un adepto confeso al neoliberalismo, en su versión más salvaje y deshumanizada.
Lo mismo cabe decir respecto al elenco de cómplices – colaboradores que forman su gabinete y otros cargos jerárquicos y/o relevantes, que son de clara raíz “noventista”, de aquella década larga de neoliberalismo que destruyó la economía y el tejido social argentino, siendo la culminación de la partidocracia cleptocrática que a su vez continuó al muy nefasto “proceso”, período en el cual se instaló por primera vez en nuestro país la ideología político – económica neoliberal, como reflejo local del globalismo planetario y sus expresiones e instituciones visibles, dentro de las cuales puede citarse al Consenso de Washington.
Pese a esos gruesos y concretos antecedentes muy nefastos del “peor equipo de los últimos 200 años” que es el rejunte apátrida de Cambiemos, repetidamente el Coronel “C” difundió sus escritos de apoyo prácticamente irrestricto al macrismo, postura que recién cambió tan solo parcialmente en fechas muy recientes, pese a las frondosas y groseras evidencias de ataques a la soberanía nacional, al tejido social, a la economía y la ciencia nacional, y a elementales instituciones y posturas geopolíticas de claras posturas de defensa de la soberanía y la integridad regional, que se habían desarrollado en los años precedentes, precisamente esos que denosta sistemáticamente con tantos apelativos gruesos como falta total de cargos concretos, a excepción de “figuras difusas” como “la moral, las instituciones” y otras vaguedades e imprecisiones, cuando no cargos nunca demostrados de “acciones degeneradas” y de “corrupción generalizada” tampoco demostradas, muy al estilo de las acciones de enlodamiento al peronismo, que los genocidas apátridas de “la fusiladora” habían efectuado en aquellos tristísimos años desde 1955 en adelante.
Con la misma metodología de acusaciones de tenor rimbombante pero huecas, de esas que aplauden las oligarquías apátridas y las tilinguerías del “medio pelo” que se cree oligarca (categoría sociológica precisada por Jauretche), arremete sistemáticamente contra el último gobierno peronista, claramente Nacional y Popular (aun con errores y falencias), diciendo enfáticamente pero nunca fundamentando que para su sesgado criterio “Macri es menos negativo” y que lo sigue “prefiriendo”, lo cual lo define al militar opinante, sin atenuantes.
Es decir que en algo largos escritos, con rebuscadas grafías que sustituyen “qu” con “k”, pese a su pirotecnia verbal nunca incurre en las necesarias comparaciones de datos duros de la realidad macro económica, macro social, y de alta geopolítica, los cuales deberían ser elementales en cualquier análisis de Inteligencia Militar bien fundamentado. Es más que evidente, que no incurre en esos análisis basados en datos concretos y reales, pues contradicen irrefutablemente su verborragia antiperonista, antipopular y antinacional.
Lo de antinacional, quedó muy claro, cuando con todas las letras aceptó la subordinación a las Potencias Atlantistas y sobre todo a las anglosajonas, en particular Gran Bretaña y EEUU (no usa esas acepciones, pero es claro al respecto), oponiéndose y prácticamente denigrando cualquier alianza estratégica con las Potencias Continentalistas, o sea China y Rusia, las mismas que hoy son el único freno al accionar belicosamente agresivo de aquellas. Y de paso, mostrando el espíritu de subordinación expresa e incondicional muy del infame “proceso”, pregona derrotismo puro al afirmar que –palabras más o menos- es lo único que podemos hacer. 
Con relación a sus constantes ataques a CFK y sus ministros, ahora
“fundamentando” su rechazo en los varios procesos judiciales abiertos, debería no omitir la Historia Argentina que supongo conoce, respecto a las constantes persecuciones de los gobiernos apátridas y oligárquicos, contra los gobernantes que no se sometieron a los “mandatos” del poder extranjero y sus lacayos oligarcas locales. Y “curiosamente” omite toda mención al multiprocesado presidente y sus colaboradores, fugadores de divisas, perpetradores de intentos o maniobras harto dudosas o directamente impresentables, empresarios de la “patria contratista” y proveedores de los bolsos de “Lopecito”, mencionados en los Panamá Papers y el caso Odebrecht, y un largo etcétera.
Tampoco protestó, al menos en similar grado de difusión, ante la destrucción de Fabricaciones Militares, las cancelaciones de proyectos tecnológicos de altos valores estratégicos, las destrucciones industriales premeditadas, los despidos masivos, el endeudamiento irracional, etc. Y la sumisión al FMI, llegando a calificar de “simpática” a la “virreina” Lagarde, que nos impone un plan económico genocida.
Todo eso opuesto al accionar de CFK y su gobierno, al que denosta…¿será por los indultos, pedidos al como sea, acordados con Macri por “la familia militar liberal procesera”, aun a costa de poner en riesgo la supervivencia de nuestra patria, hoy bajo clara amenaza de disolución?
Respecto a los comentarios frondosos y cargados de frases estruendosas, del opinante “A”, coincido …¡alelauia! en su criterio de la necesidad de buscar soportes estratégicos de Rusia y China, y no de las potencias agresoras, como Gran Bretaña. Pero…ese opinante jamás protestó públicamente ante las acciones de entrega de soberanía del macrismo, en las sensibles áreas de Malvinas, el Atlántico Sur, la Antártida Argentina, e incluso La Patagonia. ¿Por qué esas gruesas omisiones, en sus fervorosos escritos supuestamente “muy nacionalistas”? ¿Y por qué solo menciona despectivamente a los “progrezurdos” (que no son santos de mi devoción tampoco) y otros que para él son similares; pero omite a los oligarcas, especuladores, milicos proceseros y otros similares, que son tan antinacionales como los que él menciona?
Respecto al opinólogo “D”, que malamente quiere copiar el estilo de escritura de “su Oficial” “C”, siempre muestra su hilacha ferozmente antiperonista, y para su cerrada concepción cerebral, a eso se reduce su “patriotismo”…el cual incluye explícita subordinación y admiración a los anglosajones, y su tosca
 afirmación que –según él- no existen enemigos externos. Con semejante “prontuario” confeso, se dijo “sanmartiniano”; oxímoron groserísimo si los hay, pues solo demuestra ser un rivadaviano de la más burda catadura antinacional.
Muchos otros muy confusos retirados se dicen “patriotas y macristas”…¡no tienen ni idea de lo que dicen! Catastróficas consecuencias de décadas de colonización cultural en grado superlativo, lo cual es harto preocupante, y tan nefasto como la colonización mental que adolecen “ciertas progresías” tan antinacionales como los proceseros ultra liberales, con quienes se detestan mutuamente; y ambos extremos nos detestan a los que transitamos por la senda del PENSAMIENTO NACIONAL, como lo definió el genial Arturo Jauretche.
Cito mi último artículo, el cual con mayores formalidades, alude a la esencia de lo expresado acá y expone fundamentos opuestos a los planteos de los tres opinantes precitados.
---------------------------------------------------------------------------------
MODELO ECONÓMICO INVIABLE Y GENOCIDA
http://caoenergia.blogspot.com/
Atte.
C A O

lunes, 23 de julio de 2018

MODELO ECONÓMICO INVIABLE Y GENOCIDA
Déficit comercial muy abultado y creciente.
Déficit fiscal, no solo el primario (ingresos corrientes menos egresos corrientes), sino también muy acentuado el déficit fiscal general, a consecuencia de la enorme y creciente magnitud de los intereses de la deuda externa (en muchos casos contraída a valores usurarios), más la descomunal deuda interna de los diversos bonos emitidos por el Banco Central, cuya “solución” pírrica ya ideada es transformarla en más deuda externa.
Déficit creciente y ya a montos impagables, de la Balanza de Pagos, a consecuencia de la sumatoria de medidas predatorias que conforman el accionar básico del modelo neoliberal, de tan nefasta consecuencias en cuantos lugares fue aplicado. Por dos años y medio ese déficit fue “tapado” con el endeudamiento como única “política de Estado” de este desmadre presentado como “plan de gobierno”, que además de groseras improvisaciones, marchas y contramarchas, incurrió en maniobras burdas de negociados impresentables exhibidos como “hechos naturales” o “inocentes acciones”, en un listado que completo sería ya de volumen enciclopédico.
Fuga de divisas exacerbada por la falta total de controles a las entradas y salidas de divisas al como sea, permitiendo e incluso promoviendo actividades especulativas desenfrenadas.
Apertura aduanera casi total, que nos ahoga a la industria nacional y profundiza el descomunal déficit comercial.
Verdadera orgía saqueadora, en las actividades extractivas (minería, petróleo, gas), en las que el “Estado ausente” es el cómplice para que se exporte prácticamente sin controles, para que se exporte y reimporte (en los casos de hidrocarburos con Chile y Shell y/u otras petroleras multinacionales), y que las divisas nunca lleguen a Argentina, o solo lleguen migajas, para luego permitir que vayan a la fuga de divisas o a la timba financiera.
Hiper utilidades de los Bancos y Financieras, con los negociados de las Lebacs, de los Botes y otros bonos de deuda con tasas astronómicas, con la compra venta de divisas, y con los servicios bancarios a costos enormes, impagables para cualquier actividad productiva que no sea meramente especulativa.
Acciones premeditadas con alevosía, para desindustrializar rápida y brutalmente a nuestro país, bajo la falacia de la “reconversión productiva”, perverso concepto que esconde el objetivo real, que es transformar a los industriales en meros importadores, haciendo desaparecer a quienes se nieguen o carezcan de espaldas financieras para eso, además de empujar a multitudes de obreros capacitados, a las calles, transformándolos en desocupados crónicos, y aumentando el drama social generalizado.
Desarticulación, o en algunos casos desguace total, o en otros ahogos presupuestarios y cancelaciones de valiosos proyectos en curso, en todos los institutos de desarrollo tecnológico del Estado Nacional, incluyendo a las Universidades Nacionales. Además del enorme daño a la ciencia pura y aplicada argentina, esto corta todas las exportaciones con alto valor agregado propio, y nos lleva al dependiente rol de importadores netos de tecnología, como lo fuimos hasta mediados del siglo XX.
El supuesto “mejor equipo de los últimos 50 años”, según se llenó la boca el mendaz presidente de la CEOcracia apátrida, resulta indudablemente ser el peor equipo de nuestros 200 años, con errores e improvisaciones a granel, además de claras luchas entre intereses corporativos, representados por diversos ministros y otros funcionarios. Pero en lo que no parecen equivocarse es en montar jugosas diferencias a favor de sus propios intereses, a costa del Estado (o sea de todos los argentinos), como en los casos de dólar futuro, de la casi concretada auto condonación de deuda en el bochornoso caso del Correo Argentino y el Grupo Macri, los beneficios tarifarios en servicios públicos y combustibles a favor de socios y amigos a costa del pueblo, y un largo etcétera.
Achicamiento y destrucción del mercado interno, a consecuencia de la brutal concentración de la riqueza a manos de las oligarquías y los sectores especulativos, con bajas de salarios, políticas de despidos masivos en el Estado (mientras lo llenan de “ñoquis gourmet” {*}), y de despidos en el sector privado, por caídas de la actividad a consecuencia de las políticas neoliberales de desguace económico masivo. Sin mercado interno, invadido además lo poco que queda de él con productos importados, la industria argentina no podrá recuperarse, además que incluso están afectando hasta la extinción, a productores lecheros, de cerdos, pollos, pequeños ganaderos, quinteros (productores de hortalizas), fruteros antes consolidados, como los del Alto Valle del Río Negro, y muchos otros.
Como si fuera poco, y como para dejar en claro a la gente, que vinieron para destruir todo y llevarnos a los empujones a la terrible realidad semi feudal oligárquica del siglo XIX, están cerrando escuelas primarias, secundarias, institutos de profesorados, volviendo inviables a las Universidades Nacionales, vaciando hospitales e incluso planificando desguaces para –con fuertes presunciones- perpetrar negociados inmobiliarios, como el emblemático Hospital de Clinicas (el mismo que atendió a las víctimas del “bombazo” en la AMIA), el Hospital Borda (parcialmente destruido previo apaleo a médicos, enfermeras y pacientes), el Jardín Zoológico de Bs. As, Campo de Mayo, etc.
Lo precedente implica, que los pobres no puedan estudiar y no se puedan curar, o sea un genocidio silencioso e implacable; y que las empobrecidas clases medias se arreglen como puedan, cada vez peor, mientras a los oligarcas con todos los servicios caros a su disposición, como élites ultra privilegiadas, nada les importa el pueblo común.
Como todo este perverso modelo solo “cierra” con una represión brutal y desalmada, están “adoctrinando adecuadamente” a las fuerzas de seguridad, con instructores especializados en represión (de los anglosajones y de Israel, según trascendió por los acuerdos que se difundieron casi a soto voce, así como en “el proceso” tuvieron instructores franceses especializados en técnicas de torturas, aplicadas en la cruenta guerra de Argelia).
El macrismo no cambiará su brutal lineamiento político económico crudamente neoliberal, pues claramente su objetivo es llevarnos al feudalismo oligárquico del siglo XIX, no importándole si el costo de ello será el desguace nacional, acorde a los dictados del neo Plan Morgenthau, en vigencia según todos los indicios, ordenado por las Potencias Atlantistas para balcanizar a Argentina.
Con esa mentalidad de “bestias sedientas de sangre” (como dice la parte omitida de nuestro himno nacional) están formateando a los represores, cuyas consecuencias se pudieron ver o constatar en hechos aberrantes, sin castigo e incluso con felicitaciones por parte de la ministra de seguridad y del propio presidente. Entre otros hechos seguramente menos difundidos, se pueden puntualizar:
 la “dudosa” muerte del artesano en el operativo contra los mapuches, con el posterior ascenso al gendarme que habría inducido o provocado el hecho, aun sin solución judicial;
 el asesinato por la espalda de Nahuel, el poblador de Bariloche, hecho perpetrado por fuerzas de choque de la Prefectura, con la felicitación de Bullrich;
 el jubilado atropellado con notoria saña por una moto policial, (hecho visto en TV), durante una masiva manifestación de protesta en Buenos Aires, con el agravante que el anciano agredido no formaba parte de la manifestación;
 los bastonazos a un furgón que fue parado en medio de una avenida de Buenos Aires, por parte de policías o gendarmes motorizados (se vio en TV), en ocasión de la cumbre del G 20 y la odiosa visita de Lagarde, del FMI;
 la culposa desidia en la búsqueda del ARA San Juan y los malos tratos a los dolidos familiares de las 44 víctimas del presunto ataque británico y de la desidia oficial en todo el operativo, con un gobierno preocupado solo en “hacer buenas migas” con GB y EEUU, mientras desprecia abiertamente a la soberanía y maltrata a los civiles, en este caso parientes directos de uniformados;
 la feroz frase atribuida a Macri, de “dinamitar” el Astillero Río Santiago, como se dijo en TV, actitud que como sea se corrobora con la desembozada política de destrucción industrial, perpetrada por este gobierno, todo bajo un manto de blindaje mediático y con insensibilidad total, hasta con evidente sadismo respecto a los daños causados y con hipocresía para negarlo o distorsionarlo;
 el desguace de Fabricaciones Militares, como pieza clave de la destrucción industrial y tecnológica de Argentina, comenzó con Cavallo – Menem (2 íconos del neoliberalismo apátrida), y hoy prosigue con ferocidad bajo el macrismo, sucesor directo del “proceso” y el noventismo; todo bajo el silencio cómplice de los patrioteros de bandera y los patrioteros de bolsillo (los que solo se preocupan si les tocan sus salarios y menguados privilegios de casta), muy lejos de la mentalidad señera de grandes patriotas militares que supimos tener;
 presuntos negociados inmobiliarios en marcha, con valiosos inmuebles de propiedad de las FFAA, ante los silencios cobardes y cómplices de los uniformados retirados de mentalidad liberal procesera, muy vocingleros en otros temas y contra otro tipo de gobiernos no oligárquicos, a diferencia de este gobierno que nos lleva a la disolución nacional, al cual votaron y apoyan con tanto entusiasmo;
 proyecto en marcha de desjerarquización programada de las FFAA, para subordinarlas a operaciones represivas de las FFSS, o sea para utilizarlas como instrumentos de represión, para imponer al como sea la destrucción nacional en curso de perpetración;
 Vergonzosa subordinación a las genocidas recetas del FMI, de catastróficas consecuencias en la Argentina de los años ’90, en otros países de la región, en Grecia, España, en la Rusia de Yeltsin, etc.
El tema no se agota.
( * ) “Ñoqui” es el que cobra sueldo sin ir siquiera a trabajar. “Ñoqui gourmet” es aquel que además de ser “ñoqui” cobra sumas muy elevadas, lo cual es práctica usual del macrismo para “premiar” a militantes importantes, familiares, amigos, etc., incluso inventando cargos insólitos e indefendibles, como la “Dirección Nacional de Movilidad en Bicicleta”.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 17 de julio de 2018

INTERCAMBIO DE IDEAS EN TONO CONSTRUCTIVO CON UN RESPETUOSO ALTO OFICIAL RETIRADO
Omitiendo el nombre, pues no hace al caso, transcribo unas opiniones que le hice llegar a ese señor, del cual valoro su educación, su fundamentación y su respetable o mucha amplitud de criterio, lejos de algunos exaltados que a la primera de cambio vociferan “acusaciones” de supuesto antimilitarismo, de también supuestas posturas “subversivas” (si en algo o mucho se les contradicen sus dogmas), o incluso profieren amenazas o conatos agresivos.
Solo con diálogos respetuosos y constructivos, lograremos los argentinos zanjar nuestras diferencias e incluso encontrar puntos de encuentro. Siempre y cuando seamos motivados por un sincero amor por nuestra Patria Argentina y la Patria Grande.
C A O
-------------------------------------------------------------------------------
Moderado y ecuánime el mensaje del Sr. Alto Oficial Retirado (A O R). Pone una cuota de reflexión serena, en un tema que por lógica nos apasiona a los que sentimos y vivimos el patriotismo.
Cabe agregar que tanto el marxismo como el liberalismo son doctrinas “internacionalistas”, por lo que están en oposición insalvable con el sano Pensamiento Nacional (como lo definía Jauretche).
Lamentablemente el Sr. A O R omite en su breve análisis la existencia de la llamada Tercera Posición, que tuvo por cierto varios estadistas de relieve mundial entre sus precursores y forjadores a Perón, Nasser, Tito (Josip Broz) y otros. No es casualidad que todos ellos hayan sido denigrados fuertemente por los personeros de los intereses que responden a las dos ideologías predichas (liberalismo y marxismo), denostadores que en Argentina tuvieron como uno de los arietes principales al sector visceralmente gorila y a la oligarquía vacuna siempre apátrida y complaciente con los anglosajones.
Lamentablemente, en Nuestras Fuerzas Armadas se instaló el muy erróneo concepto según el cual se supone que solo existen esas dos ideologías y vertientes económicas, lo cual es un craso error institucionalizado incluso por los incompletos y tendenciosos contenidos de las materias específicas enseñadas en los Institutos Militares.
Consecuentemente, en la formación (deformación más bien) doctrinal de la FFAA y FFSS, se desconoce casi totalmente la existencia de modelos o escuelas económicas diferentes o alternativas, como lo es por caso el Capitalismo de Estado, con sus distintas variantes nacionales, la cual fue utilizada por todas las actuales Potencias Consolidadas (como las del G7) y todas las potencias emergentes que se transformaron en actores de peso en la Geopolítica Mundial, como China, India, Brasil, Corea del Sur y otros.
Claro que para completar las confusiones en vastos sectores de nuestra población, poco informados al respecto (dentro de ellos a las FFAA y FFSS), se dice y se repite que tanto las Potencias Consolidadas (o Históricas), como las Emergentes, lograron sus éxitos económicos en base a aplicar políticas económicas liberales, lo cual es falso. Predican liberalismo y practican diversas formas de proteccionismo y de intervencionismo del Estado.
En todos los casos, los respectivos Estados Nacionales jugaron roles muy activos para promover y proteger el desarrollo nacional, fomentar la investigación, alfabetizar y facilitar el acceso masivo a niveles superiores de enseñanza a sus poblaciones, combatir el hambre y la miseria, promover sus desarrollos industriales, mejorar los regímenes de tenencia de las tierras productivas, y tener Políticas Exteriores con criterio de Grandeza Nacional.
En nuestro país, la colonización cultural ha sido tan profunda y nefasta, que el grueso de las FFAA y FFSS no solo desconocen todo ello (que forma parte del ABC de la Geopolítica Mundial), sino que además siguen anclados en fortísimos prejuicios de los años ’70, con confusiones conceptuales que les hacen creer que “el enemigo principal” sigue siendo “la subversión” y “el marxismo”, con anteojeras conceptuales tan arraigadas que ni se dan cuenta que terminan siendo dóciles marionetas de los poderes anglosajones y de la mega Banca transnacional, que son hoy las reales amenazas concretas e incluso enemigos declarados, que por medio de sus testaferros y personeros locales, buscan anularnos e incluso balcanizarlos.
Es usual que cuando se quiere explicar esto a miembros retirados o incluso activos de las FFAA, sus primeras reacciones son “ponerse en guardia” rechazando todo, para seguidamente en muchos casos adoptar actitudes claramente agresivas, y cerradas a toda reflexión bien fundamentada.
Resulta muy lamentable. Y con todo ello, mantienen vigentes los principios de la doctrina de la seguridad nacional, inculcada por EEUU y la UE, y siguen ignorando o incluso despreciando a la Doctrina de la Defensa Nacional.
Y en todo ese aquelarre de profundas confusiones e ignorancias, incluso históricas, la Inteligencia Militar seguramente fue la que sugirió a los muy soberbios e ignorantes comandantes del “proceso”, que éramos “aliados” de EEUU, y que por tanto estarían neutros o de nuestra parte en la Guerra del Atlántico Sur; siendo que solo éramos las marionetas dóciles y funcionales, mientras que entre EEUU y Gran Bretaña existen muy fuertes, sólidos y antiguos lazos de alianzas militares, que nadie bien informado puede desconocer.
Creo ser muy claro en mis conceptos, y sé que estoy muy bien fundamentado.
Atentamente.
C A O
SECTOR ENERGÉTICO - ARGENTINA RUMBO AL CAOS
Bajas sensibles en las producciones de petróleo y gas, con consecuentes aumentos de las importaciones, las que “por casualidad” favorecieron mayoritariamente a Shell, empresa que “por casualidad” tuvo uno de sus personeros y accionistas en el Ministerio de Energía de Argentina.
Falta total de controles estatales en las operaciones de exportaciones e importaciones de hidrocarburos, permitiéndose exportaciones temporarias con importaciones posteriores vinculadas, y en todos los casos, “libertad” total a las corporaciones petroleras y gasíferas, para cobrar los importes de las exportaciones, fuera del país, de forma tal que Argentina queda sin los hidrocarburos y sin las divisas correspondientes, en un calco de operatorias de los nefastos años ’70, cuando los extranjeros exprimieron nuestras reservas de petróleo y gas, para “hacer caja”.
Cancelación total sin motivos reales valederos, de obras de importancia estratégica y de alto valor energético, como en los casos de Atucha 3, las dos grandes hidroeléctricas en el Río Santa Cruz (Néstor Kirchner y Jorge Cepernic), Chihuido 1, y paralización de la Central Carbonífera de Río Turbio, pese a contar con todo el equipamiento y la obra casi terminada.
Frenos y ataques presidenciales y mediáticos, a la producción nacional de carbón, lo cual tiene por clara finalidad desmontar un sector competitivo para el oligopolio petrolero – gasífero, y a la vez despoblar La Patagonia, lo cual es funcional al proyecto de disolución nacional que bajo cuerda opera el actual gobierno neoliberal, que se mofa abiertamente de todos los principios de Soberanía Nacional.
A la vez, se paralizó todo el Plan Nuclear, con ahogos presupuestarios, que si no se corrigen pronto, implican la muerte de dos centrales más ya proyectadas, del proyecto CAREM de una central modular en construcción, del cierre de la Planta Industrial de Agua Pesada (insumo básico de nuestras tres centrales en operación y gran logro tecnológico que quieren destrozar) y la desarticulación de un sector clave para nuestro desarrollo tecnológico.
Cancelación del Proyecto GasNea para Misiones y Corrientes, con la apatía total de “las dirigencias” de ambas provincias, incluidos sectores empresarios, sindicales, intelectuales, catedráticos, y por supuesto, políticos.
Ventas innecesarias y solo para “hacer negocios” y “cumplir dogmas liberales de Estado ausente”, de varias centrales termoeléctricas nuevas, eficientes y con largas vidas útiles por delante.
Falta total de planificación energética, bajo el falso dogma que “el mercado todo lo soluciona”. Eso es la antesala probada del caos energético total. Ningún país serio deja de planificar a mediano y largo plazo.
Desmanes socio económicos perpetrados con los incrementos alevosos e impagables de las tarifas de servicios públicos y de los combustibles, todo para facilitarles beneficios descomunales a los grupos de poder económico concentrado, hoy con representantes directos en el gobierno nacional. Esas hiper utilidades no se están utilizando para realizar inversiones, sino que en su mayoría se distribuyen como dividendos o son fugadas al exterior.
Se desperdicia el potencial de desarrollo que implica el mega yacimiento de Vaca Muerta, convirtiéndolo en una producción únicamente primaria, con poco efecto multiplicador nacional y casi nulo efecto industrial, orientando su producción a la exportación, facilitando la fuga de divisas que ni necesitan liquidar en Argentina.
La explotación del estratégico litio, el “petróleo” del futuro para muchas aplicaciones, en vez de planificarlo como un proyecto industrial, y con alianzas estratégicas con nuestros otros dos vecinos que tienen grandes yacimientos (Bolivia y Chile), se está implementando como otro rubro de explotación primaria, equivalente a exportar soja en bruto, en vez de procesarla en Argentina. Y con casi nula participación nacional.
El importante sector agro industrial de los biocombustibles está languideciendo, a consecuencia de los proteccionistas cierres de los mercados de la Unión Europea (en este caso como represalias por el “atrevimiento” de renacionalizar parcialmente YPF) y EEUU. La obtusa política de apertura total de importaciones, sumada a la genuflexa postura de sumisión ante las Potencias Atlantistas, nos deja inermes ante estas agresiones económicas, y están
destruyendo un importante sector productivo que partiendo casi de cero se transformó en uno de los más importantes del mundo, en el transcurso del anterior gobierno de orientación económica keynesiana, o si se quiere de capitalismo de Estado.
El listado no se agota.
Debe señalarse que es una constante de los gobiernos liberales que ha padecido nuestro país en toda la historia (desde que los combustibles y los servicios públicos tomaron importancia, o sea desde las dos últimas décadas del siglo XIX), el conjunto de prácticas leoninas contrarias al interés nacional y de prejuicios falaces, instalados como “hechos correctos” y repetidos como “verdades asumidas” por los medios concentrados de comunicación al servicio de esos factores de poder antinacionales. Seguidamente se detallan las más alevosas falsedades y perversas prácticas antinacionales, relacionadas con el Sector Energético.
 Contra toda lógica, los liberales consideran a La Energía (y los insumos energéticos) como simples bienes y servicios comunes, burlándose de su irreemplazable valor estratégico. Esto a contramano del criterio imperante en todo país con criterio y noción de Grandeza Nacional.
 Buscan imponer “costos” y precios internacionales, con la falaz excusa de “la eficiencia” y otras mentiras similares, para maximizar en forma alevosa las ganancias de las corporaciones, mayoritariamente extranjeras, que operan en el sector.
 Los costos reales son los vigentes en nuestro país, por lo general mucho menores que los internacionales, pero eso es cuidadosamente omitido y escondido por los voceros de las corporaciones energéticas transnacionales y sus operadores locales.
 Presionan para excluir al Estado Nacional, para evitar toda regulación del sector que pueda impedir prácticas oligopólicas y acciones abusivas contra los usuarios – consumidores argentinos.
 Desde que se impuso el neoliberalismo en Argentina, durante el infame “proceso”, se implementó un achicamiento general de la economía, lo cual significó disminuir los consumos de energía, con el objetivo de generar “mayores saldos exportables”, solo para las fugas de divisas. Eso se acentuó en los años de la cleptocracia neoliberal, posteriores al “proceso”, y se está exacerbando en forma desmesurada en el actual período presidencial.
Tal es la breve y sin duda incompleta síntesis de los profundos desarreglos intencionales que está perpetrando el neoliberalismo, llevándonos a los empujones, agresiones y amenazas concretas, al feudalismo campero del siglo XIX, hoy en versión remozada con las nuevas oligarquías, dentro de las que se destacan los de las finanzas y de la especulación improductiva, que proliferan cuan un cáncer que está destrozando a Argentina y llevándonos a la vez a la disolución nacional.
Mientras tanto, el grueso de los patrioteros de bandera como buenos colonizados mentales en grado superlativo apoya los desmanes, y amplios sectores de la clase media anestesiada sigue copada por los mercenarios de la incomunicación; todo con complicidades políticas, judiciales, sindicales y de “dirigencias” de todo pelaje.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

jueves, 12 de julio de 2018

CARTA ABIERTA A UN ALTO OFICIAL RETIRADO
Aclaración: por delicadeza, en este caso omito nombres.
Valoro que sienta aprecio hacia mi persona, aun pese a lo directo de mis apreciaciones respecto a diversos temas que me preocupan mucho.
Yo también no dejo de sentir aprecio a su educada persona, inteligente, de muy buen trato personal (así se evidenció en nuestra única charla personal en Baires). Pero no por eso dejo ni dejaré de señalar las profundas diferencias ideológicas que nos separan, tal vez con unos pocos puntos en común, pues ni Ud. ni yo comulgamos con “las progresías” y otros izquierdismos fuera de foco.
Más allá del uso de ciertos “cambios efectistas” en su escritura, redacta bien y claro. Y como redacta bien y claro, quedó en evidencia su constante apoyo al corruptísimo y apátrida presidente que la feroz campaña mediática de los medios concentrados hizo ganar.
Ud. que es de Inteligencia, no pudo desconocer los pésimos antecedentes del personaje y de la banda de secuaces que lo secundan. Tampoco puede desconocer los viles actos de entrega de soberanía, sobre los cuales Ud. no dijo ni pío.
Por supuesto, discrepo también muy acentuadamente en cuanto a la evaluación individual e incluso comparativa del precedente gobierno –con economía de tipo keynesiana-, respecto al actual neoliberal y apátrida hasta la médula.
Y para discrepar no me baso en el “dice que” al cual Ud. con su consabida sutileza apela. Yo me fundamento en datos duros de la realidad, como el crecimiento del PBI, el crecimiento del sector industrial (ambos superiores al 100 % en los doce años que Ud. con tanta fruicción denosta), en los muy fuertes apoyos al desarrollo tecnológico, que en el Sector Nuclear (al cual conozco en buena parte por dentro, y por estudios cursados, además de valiosos amigos y conocidos que forman parte de él), en esos doce años vio crecer su presupuesto en 11 veces (1.100 %), y que por primera vez en la historia tenía en marcha cuatro proyectos de reactores nucleares, dos de ellos comenzados, además de la repotenciación de Embalse y la de Atucha I antes, y de la terminación exitosa de Atucha II, que fue paralizada durante 22 años por los neoliberales; del proyecto satelital (que fue legítimo orgullo de los argentinos, y que uno de los muy descerebrados retirados, seguramente influido por prédicas disolventes como la suya y otras que casi a diario sé que reciben por canales “internos” de comunicación, ese nada pensante personaje celebró el desguace de ARSAT, tal el grado de colonización mental profunda de muchos retirados, de esos que viven “persiguiendo zurditos” anclados en los años ’70, pero no ven las felonías de los neoliberales). También se repatriaron más de 1.000 científicos, de los echados por el siniestro “proceso” y su continuación del noventismo. Se crearon 16 Universidades Nacionales nuevas y se fortalecieron los presupuestos de todas las prexistentes (claro que algunos retirados consideran que las Universidades Nacionales, públicas y gratuitas, son solo cunas de “subversivos” -expresión que, palabras más o menos, la escuché de un supuesto “intelectual” retirado de alto rango, muy lleno de basuras conceptuales ultra liberales-), más de 1.400 edificios escolares NUEVOS y muchos hospitales nuevos muy bien equipados -tan solo en mi ciudad cuatro, si no me equivoco- (hoy sus admirados macristas CIERRAN ESCUELAS Y HOSPITALES, POR “ECONOMÍAS PRESUPUESTARIAS Y PARA CONSUMAR INFAMES NEGOCIADOS INMOBILIARIOS, EN ALGUNOS CASOS). En el Sistema Interconectado Nacional (tema que conozco por experiencia y por formación) las inversiones fueron cuantiosas, se unió a todo el país continental integrando a La Patagonia, y en Generación la Potencia Instalada aumentó más del 60 %. Cierto que faltó nacionalizar el sector de Distribución, un área en la cual los macristas están haciendo hoy grandes ganancias con sus desmadres tarifarios. Se terminó Yacyretá, largamente inconclusa por el accionar de los mismos mafiosos de guante blanco que Ud. apaña, y esa terminación incluyó diversas obras en mi provincia para evitar los efectos de las inundaciones. En particular mi ciudad y su entorno argentino, así como la vecina Encarnación, tuvieron en esos doce años un grado de avance urbanístico que no sé si se hubiera concretado en siete décadas, pero eso a los portuarios unitarios para los que Ud. escribe no les importa (ni a sus pares, subordinados y otros afines al sector militar liberal apátrida). Hubo récords en las producciones de automotores y motocicletas, además que se desarrollaron POLÍTICAS ACTIVAS para evitar que la por entonces única fábrica de camiones emigre a Brasil, y en consecuencia se instalaron dos más a producir camiones medianos y semi pesados, amén de chasis para ómnibus. Los salarios REALES así como las jubilaciones mejoraron ostensiblemente, reduciéndose acentuadamente el nivel de desocupación. La deuda externa disminuyó drásticamente. En lo geopolítico se fortaleció el Mercosur, y se crearon la Unasur y la Celac, entes muy importantes que la oleada neoliberal actual está desmantelando; se enfrentó la prepotencia británica en todos los foros internacionales, llegándose a molestar ostensiblemente al viejo imperio, que hoy se solaza con los viles actos de entrega perpetrados por el macrismo al cual tanto apoyó y apoya. Y el listado sigue.
La suma algebraica de los doce años que con tanta saña Ud. y los proceseros en general denostan, muestra un saldo clara y fuertemente positivo, el cual solo con malicia en los comentarios se tapa parcialmente y se confunde a incautos, analfabetos políticos y descerebrados.
En cuanto a su comentario de los procesos judiciales que involucran a muchos ex funcionarios y militantes del último gobierno peronista, no juegue con ironías malintencionadas, Ud. no es un “analfabestia” como muchos proceseros y otros cuantos más clasemedieros repetidores de frases hechas. Sabe bien que todos los que defendieron los Intereses Nacionales fueron perseguidos, encarcelados, procesados o incluso en varios casos asesinados. Solo al pasar cito a Rosas, al Chacho, Yrigoyen, Mosconi, Baldrich, Perón, M. E. Martínez de Perón, Julio Carlos González, el desaparecido dirigente lucifuercista Oscar Smith, secuestrado a las pocas cuadras de haber dialogado en duros términos con el usurpador Jorge Rafael Medusa (las medusas no tienen cerebro, como expresó el citado Dr. González) oponiéndose a las privatizaciones y negociados a perpetrarse en el Sector Energético, los muchos fusilados en 1955 y 1956, y un largo etcétera.
En cambio, los apátridas y asesinos de “la fusiladora” eludieron la Justicia Terrenal, y supongo que estarán pagando sus muchas culpas en la Justicia Divina; los delincuentes de guante blanco del “proceso” (los Chicago’s Boys y muchos empresarios enriquecidos en esos años) nunca fueron molestados, como tampoco prosperaron los pocos procesos emprendidos contra los economistas y empresarios enriquecidos en forma “no transparente” en los años ’90, y ahora la “justicia express” absuelve con prontitud y diferente vara a todos los multiprocesados macristas (esos a los que Ud. apoyó y apoya).
Ud. insiste en denigrar como “mucho peor” a un gobierno que sin duda hizo mucho, pero tuvo algunos o varios focos de corrupción, pretendiendo enfatizar la mendacidad que –supuestamente- ha sido peor que este actual gobierno que es corrupto hasta la médula y antinacional como pocos en la Historia Argentina, prácticamente tan infame como el gobierno rivadaviano.
No leí que públicamente se opusiera a los negociados que el macrismo tiene en perpetración respecto a los valiosos inmuebles propiedad del Ejército y de las otras dos armas…¿Por qué?
Tampoco leí que ponga coto o se oponga a las muchas aberrantes opiniones de algunos “adeptos” a sus mensajes y supuestamente ex subordinados suyos, como es el caso de cierto ex subordinado suyo frecuente opinante “respaldador” de sus notas, que se mostró anglófilo afirmando que no existen enemigos externos, además de “salirse de la vaina” por volver a perpetrar actos muy violentos como los que muy posiblemente hizo en el “proceso” …¿Por qué?
Pero claro, lo que no le perdonan a los Kirchner, son los juicios a militares proceseros, dentro de los cuales muy posiblemente existen varios casos injustos, que deberían subsanarse, lo cual parecería ser el motivo principal del odio visceral de “la familia militar liberal” contra el gobierno precedente. Y muy visiblemente, por los indultos, demuestran que no les hace asco apoyar la destrucción total de Argentina. Nada patriótica postura, por cierto.
Queda mucho por decir, pero termino acá en mérito a una relativa brevedad.
Lo saludo con sincero respeto personal, más allá de nuestras diferencias doctrinales, inconciliables si mantiene su postura muy afín al neoliberalismo apátrida que apoya la mencionada “familia militar liberal”, nada patriótica por cierto.
Muy atentamente.
C A O

martes, 10 de julio de 2018


MILITARES LIBERALES Y MERO PATRIOTISMO FORMAL - OPINIONES DISCUTIBLES.

En el marco de intercambio de opiniones suscitadas a raíz del escrito inicial del Sr. Coronel (R) Cervo y un par de opiniones más, hice conocer mis discrepancias con un escrito que envié al listado de personas (más de 100) y lo difundí a la vez, dado que ya eran opiniones de público dominio.
Un par de días atrás en el mismo grupo de correos electrónicos, como una suerte de respuesta o de defensa del citado Coronel, un médico muy vinculado al Ejército y conocido difusor del urticante tema de Malvinas y otros tópicos geopolíticos, hizo saber un panegírico del citado Coronel, y a la vez difundió un escrito de un veterano de guerra, presuntamente también militar retirado, opinión enredada y claramente contradictoria, como lamentablemente es muy frecuente entre militares retirados, y particularmente entre los veteranos de guerra, los que en el colmo de las confusiones que son consecuencia del fortísimo proceso de alienación cultural al que fueron sometidos desde 1955 en adelante, se muestra “desencantado” con el gobierno de Macri, al cual aun apela, pese a las sobradas evidencias de vil entreguismo de la soberanía ya perpetrados, incluso en el sensible tema de Malvinas. Y como es habitual en ese ámbito de cerrazones mentales, despotrica con muchos epítetos pero nulos fundamentos, en contra del anterior gobierno.
Va seguidamente mi escrito al respecto, omitiendo en mérito a la brevedad consignar el extenso comentario del médico y el escueto escrito del veterano de guerra, pues sus puntos esenciales están citados y contestados en mi nota.
Atte.

C A O

Interesante lo que opina el médico Oscar Abudara Bini (OAB), tanto por lo que dice como por lo que (usualmente) omite. Son conocidas sus encomiosas opiniones respecto al VGM Coronel Retirado Cervo, nada nuevo en eso ni tampoco nada que objetar respecto a todo ello, o sea a la trayectoria del citado militar, así como a su desempeño en la guerra, tema que en detalle desconozco, pero no hay porque dudar de los merecimientos.
Por otra parte, nada nuevo en el lenguaje “florido” del citado médico, en cuanto a las definiciones políticas y/o caracterizaciones de distintas reales o supuestas vertientes del pensamiento. Y en esas caracterizaciones, como siempre omite toda mención a las oligarquías, a los gorilas y otros sectores similares de apátridas. Que por cierto son tan apátridas como ciertos “progres”, pese a lo cual no entran en las definiciones de OAB.
Pero pese a su extensa exposición, no puede encubrir el meollo del tema, que es el hecho innegable y muy conocido (a confesión de parte, relevo de pruebas), de los constantes y fervorosos apoyos que el Coronel Cervo expuso en forma enjundiosa, al actual presidente CEOcrático Macri y a su gobierno, claramente neoliberal. Nunca alegó desconocimiento, ni puede hacerlo, pues habiendo sido de Inteligencia (como lo dijo públicamente el mismo Dr. OAB), el citado militar retirado no pudo ignorar en ningún momento la orientación político – económica del macrismo, ni tampoco suponer que desconocía que el neoliberalismo es apátrida por definición, siendo eso corroborado con los abundantes antecedentes padecidos a consecuencia de esa ideología en nuestro país, y en muchos otros países del mundo.
Tampoco pudo desconocer el Sr. Coronel retirado, el abundante y nada favorable prontuario que caracteriza y define toda la trayectoria del actual presidente, multiprocesado por diversas acciones delictivas, no pudiendo nunca probar lo contrario y zafando de La Justicia por aquella Corte Suprema adicta al menemato neoliberal, por prescripciones de causas y por otros vericuetos legales que casi sin excepción suelen favorecer a determinados poderosos por lo general distanciados u opuestos a los Intereses Nacionales. Pese a todo eso, Cervo apoyó fuerte y decididamente a Macri, incluso claramente “mirando para otro lado” ante el desguace nacional que a ojos vista está perpetrando.
Por supuesto nunca pudo justificar debidamente la total contradicción insalvable, de decirse “muy patriota” y apoyar a un gobierno apátrida y destructor del país. A eso me referí explícitamente, y ese punto fue omitido por su “defensor” y fervoroso elogiador OAB.
Agrego que el Coronel Cervo no ahorra epítetos contra el precedente gobierno, pero no los fundamenta más que en lugares comunes instalados por los mercenarios de la incomunicación, y omite temas esenciales claramente positivos del gobierno anterior, como los indicadores macro económicos, macro sociales, las acciones geopolíticas, los apoyos a diversos planes tecnológicos (nuclear, satelital, etc.), así como la enorme magnitud de las obras públicas, que pueden pasar desapercibidas para quienes solo miran a la “gran urbe” y a su contorno del norte rico, y nada más; pero a los que evaluamos todo el contexto general  sobre todo vivimos en el interior profundo, eso no nos fue desconocido…salvo las mentalidades de comadres chismosas, que si ven no lo entienden ni razonan, dejando que los periodistas mercenarios les indique como opinar. Claro que siempre existen comentarios maliciosos de quienes buscan degradar y enlodar…como lo hicieron con Rosas, Yrigoyen, Frondizi y Perón en épocas precedentes.
En cuanto al Dr. OAB, es conocida su prédica malvinera, la cual básicamente comparto en su esencia, pero no deja de ser notable y evidentemente discordante que guarde densos silencios respecto a las sucesivas acciones de entrega vil de la soberanía, que en rápida sucesión perpetra el gobierno neoliberal macrista, que no solo aceptó en forma genuflexa todos los condicionamientos británicos en el tema Malvinas, sino que también pactó condiciones vergonzosas y humillantes en desmedro de la soberanía argentina en el Mar Argentino, en la Antártida Argentina, e incluso perpetra acciones tendientes al debilitamiento argentino en La Patagonia; y omite el doloroso caso del ARA San Juan, presuntamente hundido a manos británicas. Ese doble rasero, altisonante en lo ya histórico, y con silencios complacientes para nuestra dolorosa realidad, es al menos una gruesa contradicción por parte de OAB, en una postura que de hecho caracteriza la dualidad del accionar de la “familia militar liberal”, tan llena de profundas contradicciones, a consecuencia del proceso de colonización cultural muy profundo instalado desde 1955 en adelante, y muy acentuado desde “el proceso” o poco antes, merced a los cursos de formateo mental de la Escuela de las Américas e institutos similares, de los cuales como funesta consecuencia se instaló la nefasta doctrina de la seguridad nacional, dejando de lado la Doctrina de la Defensa Nacional, que nunca debió abandonarse.
Con relación al deplorable comentario del veterano de guerra Marcelo Llambías Pravaz, que expuso el Dr. OAB, solo confirma el patológico grado de colonización cultural muy profunda y por ende muy llena de gruesas falencias y confusiones, que se instaló mayoritariamente entre los retirados de las FFAA y FFSS. Y eso es notorio en dos párrafos harto elocuentes. En uno de ellos destaca sentirse “defraudado” por el gobierno macrista…lo cual revela su analfabetismo político en grado superlativo, pues confiar en un gobierno neoliberal, diciéndose patriota, es un oxímoron insalvable; además de lo cual expone su ignorancia pues solo los muy faltos de conocimientos elementales pudieron desconocer los abultados prontuarios antinacionales e incluso delictivos del presidente actual y de su elenco gobernante.
También es deplorable que el enojo del mencionado veterano de guerra se centre en la anulación del desfile (vinculado implícita pero claramente con los salarios de militares), mientras que en nada parecieron molestarle (al menos no lo dice) todas las acciones de entrega de soberanía perpetradas en estos últimos dos años y medio, la destrucción de lo que quedaba de Fabricaciones Militares, los ataques a todos los entes creadores de tecnología nacional (como la satelital, nuclear, etc.), la destrucción intencional de la industria argentina, el endeudamiento desmesurado solo destinado a la timba financiera, la multiplicación de la miseria, las ventajas obscenas a determinados sectores del poder económico, y un largo etcétera.
Lamentablemente es moneda corriente que los retirados, imbuidos de los condicionamientos mentales característicos de los que siguen adheridos a prejuicios muy proceseros, que tanto daño hicieron al país, sigan encerrados en sus ellos, negándose a razonar y a evaluar la realidad en base a datos concretos, no a meros preconceptos, en muchos casos con fuertes cargas de ideas no solo sectarias, sino incluso de supuesta casta elegida.
Dentro de esa fuerte carga prejuiciosa y nada racional, está la denostación sistemática con fuertes epítetos pero carencia de basamentos concretos, respecto al gobierno precedente, en una metodología prácticamente calcada a la perpetrada por “la fusiladora” contra el peronismo a partir de 1955.
Los indicadores macro económicos y macro sociales, así como el accionar geopolítico de esos doce años, es un claro mentís a los altisonantes ataques, tan llenos de conceptos “filosóficos” y supuestamente “morales”, como carentes de cargos concretos en el accionar económico, social y geopolítico. Y claramente se vislumbra que todo ello en realidad tiene otras motivaciones: los juicios por delitos de lesa humanidad y los indultos a los condenados por ellos.
Y por buscar los indultos, queda en claro que no les hace asco –en muchos casos por ignorancia total- aceptar que se destroce al país y se pisotee la soberanía…o los pocos restos de ella que sobreviven a este terremoto generalizado y continuo en perpetración por parte de la CEOcracia apátrida.
Por supuesto, ni toman conciencia que con esa cerrazón mental son funcionales a la oligarquía apátrida y a los poderes financieros transnacionales, y que son tan antinacionales como las progresías cargadas de doctrinas “internacionalistas, socialistas y/o anarquistas” e ideologías del tipo “indigenista, ultraecologista” o similares instaladas por ONGs británicas y otras, que tanto aborrecen, y que por mi parte no comparto en absoluto.
Como expresó respecto al tema mi amigo el destacado patriota Juan Gabriel Labaké, con relación a los retirados proceseros,  “en mas de 40 años no aprendieron nada”, pues siguen atados a nefastos prejuicios de los años ’70.
Mientras tanto, la Patria Argentina sigue en rápido curso de disolución, como estuvimos en 2001 y casi de milagro superamos. ¿Volveremos a “renacer de las cenizas” o pasaremos a ser otro doloroso caso al estilo de Yugoeslavia, Libia, Siria, El Líbano, Ucrania o los varios Estados fallidos de África?

C A O