Archivo del blog

martes, 26 de abril de 2016

REFUTANDO AL ALMIRANTE
¡VETERANOS ENCERRADOS EN LOS AÑOS ’70, CON PENSAMIENTOS ANACRÓNICOS Y FEUDALES!
Un suboficial veterano de guerra, que evidente y lamentablemente coincide con esas posturas, difundió en Facebook una deplorable nota de un Almirante retirado, que evidencia la nula evolución doctrinal de quienes quedaron inmersos en los años de la guerra fría y la colonización cultural muy profunda y sistemática que afectó a muchos argentinos, y en particular a muchos hoy retirados de nuestras Fuerzas Armadas.
Analizo seguidamente la breve y muy sesgada nota, que además demuestra la formación ultra liberal –léase antinacional- que se inculcó en las FFAA a partir de 1955, de la cual al menos muchos retirados evidencian no haber modificado ni un ápice, ni haber tomado conciencia del tremendo daño que infligieron al tejido socio económico argentino, y por ende a los Intereses Nacionales, a consecuencia de la aplicación de esa doctrina político-económica.
Por lo visto para ese oficial retirado y VGM (Almirante Molina Pico), lo único importante son los militares presos (no juzgo acá que sean con o sin causas valederas), y claramente no tiene ni la formación ni la amplitud de criterio para evaluar con la necesaria objetividad ni ecuanimidad los resultados ni las líneas de acción en lo económico, social y geopolítico, de anteriores gobiernos recalcitrantemente liberales, como el de la “década infame” de entrega total de la soberanía en el gobierno del general Justo, la “revolución fusiladora”, “el proceso” y los años ’90, de los cuales es claramente el continuador y profundizador el actual gobierno ultra neoliberal y ceocrático; ni tampoco analiza con objetividad ni fundamentos, esos doce años precedentes, tan atacados por los sectores
más cerradamente oligárquicos, ultra liberales y por ende antinacionales;
década larga en la que hubo aciertos y errores, pero con muchos
aspectos sumamente positivos, como el desarrollo tecnológico, industrial,
de la economía en general, los altos niveles de ocupación, las líneas de
acciones geopolíticas regionales y globales emprendidas y fortalecidas, la
magnitud e importancia de diversas obras públicas, los acuerdos
estratégicos alcanzados, y otros varios factores muy positivos, todo lo
cual el establishment denigra y ataca con eslóganes tergiversados y/o
falaces, los que sin fundamentos son citados por el alto oficial opinante,
con su rimbombante y hueca frase “…un país que le fue entregado (a
“Cambiemos”) destruido y sin norte.. Los mismos argumentos huecos y
falaces que emplearon los usurpadores del gobierno en 1955, para
justificar los desmanes económicos, sociales, políticos y geopolíticos
perpetrados por “la fusiladora”.
Muy fuera de lugar su sesgado comentario referente a los supuestos
presos políticos de Venezuela, repitiendo eslóganes de las corporaciones
mediáticas y practicando una muy fuera de lugar injerencia en cuestiones
internas del país hermano, asumiendo una postura muy alejada de la
sobriedad y ecuanimidad que debería ser norma en un oficial del más
alto rango de las Fuerzas Armadas Argentinas.
Tampoco evidencia criterio alguno para analizar ni menos aun
entender el rumbo perversamente destructivo y antinacional que clara y
desembozadamente ha sido desarrollado por el actual gobierno de
“Cambiemos”, ni las actitudes de entrega vil de la soberanía, en
sumatorias de hechos muy claros, que solo no los ven los que no los
quieren ver, o quienes tienen profundas deformaciones conceptuales,
como resultado de años de sistemática colonización cultural, tal la
perpetrada en los “cursos de perfeccionamiento” de la Escuela de las
Américas y/o instituciones similares, que han producido aberraciones como las de los que se niegan a entender que el concepto de SOBERANÍA, va mucho más allá del himno y la bandera, pues abarca también a todos los factores tecnológicos, económicos, políticos, sociales y geopolíticos. Dirigir una nota “al estimado equipo de Cambiemos” demuestra que no le importa que se hayan paralizado e incluso destruido diversos proyectos tecnológicos avanzados, que se busque desindustrializarnos, que se hayan tirado por la borda todos los principios de Defensa de lo Nacional en las negociaciones con los buitres financieros, que tenga un ministro del riñón de la británica Shell e incluso accionista de esa empresa, que otro ministro haya mudado sus oficinas al edificio corporativo de esa petrolera, que se busque claramente desindustrializar al país con las políticas de desprotección arancelaria y achicamiento del mercado interno, que se hayan perpetrado medidas de brutal concentración de la riqueza, que nos hayan endeudado a tasas de usura, y el listado de aberraciones perpetradas … ¡en tan solo cuatro meses! no se agota en el breve enunciado precedente. Además de las muchos cuentas en paraísos fiscales del presidente, allegados y amigos, los “negocios” perpetrados por medio de la devaluación y operaciones financieras vinculadas, licitaciones ganadas por amigos del poder, los acomodos de parientes y allegados en cargos muy bien remunerados mientras despiden gente a mansalva por supuestas necesarias economías presupuestarias, etc., etc.
Por otra parte, el “patriotismo declamativo” de ese tipo de altos responsables de nuestras Fuerzas Armadas, no alcanzó en más de tres décadas, a realizar la necesaria autocrítica, por la desastrosa planificación y conducción de la Guerra del Atlántico Sur, en la cual hasta hoy no fueron capaces ni siquiera de corregir aberraciones conceptuales claves, como aquella de considerarnos “aliados” de EEUU, siendo que fueron
utilizados como peones descartables, que además demostraron ser profundamente ignorantes de la Historia Mundial y de la Realidad Geopolítica Mundial, como para suponer que EEUU sería neutral, pasando por alto los viejos lazos históricos entre ambas grandes potencias anglosajonas, las guerras libradas en común y los poderosos intereses económicos y geopolíticos que ligan a Gran Bretaña con EEUU. Por algo en los hechos, el Informe Rattenbach, fue tirado al arcón de los trastos inservibles, pues claramente no produjo la necesaria autocrítica ni alcanzó a corregir los serios desvíos o incluso la carencia de Pensamiento Estratégico, que han evidenciado los altos mandos de las FFAA –con pocas excepciones-, desde 1955, al menos hasta 1983, o hasta fines del pasado siglo.
Deplorable la miopía y el pobre nivel de conocimientos que demuestran quienes adhieren a la postura evidenciada por ese alto oficial de La Marina. Es el mismo tipo de gente, que seguramente hasta hoy considera “un acto de servicio” la masacre producida por el cobarde bombardeo a Plaza de Mayo en 1955; es la misma gente que se niega a razonar las perversas consecuencias del “proceso”, que fue dócil marioneta de los neoliberales que destrozaron la economía argentina, cometiendo además uno de los grandes genocidios económicos a consecuencia de esas medidas económicas, lo cual tristemente se repetiría en los infames años ’90, y vuelven a perpetrarse en estos cuatro muy negativos primeros meses de gobierno oligárquico, destructor socio económico y subordinado a los poderes transnacionales, que solo los miopes de entendederas pueden no ver ni menos aun comprender.
Con lo precedente, no avalo ninguna postura antimilitarista, que por cierto algunos “progres” como Osvaldo Bayer, José Pablo Feinman, y varios más, han evidenciado.
Pero si queda muy en claro, que es una gran tarea a realizar, la de volver a inculcar el Pensamiento Nacional, en diversos sectores de nuestra población, y en particular, en determinados grupos muy recalcitrantemente liberales –léase antinacionales-, que lamentablemente estuvieron muy vigentes y predominantes en Nuestras Fuerzas Armadas, despojadas de la Doctrina de la Defensa Nacional, para pasar a ser simples gendarmes de la potencia de turno, tal como fue inculcado por la Doctrina de la Seguridad Nacional; la cual junto al ultra liberalismo económico, clasista, oligárquico y antinacional, parecen ser los disvalores predominantes en quienes se anclaron ideológicamente en los tristes años del “proceso”, cargados además con fuertes reminiscencias feudales anacrónicamente dieciochescas.
CARLOS ANDRÉS ORTIZ –Contador Público-Magister en Gestión de la Energía-Analista de Temas Económicos y Geopolíticos. Discípulo del General Juan Enrique Guglialmelli y del Coronel Jorge Luis Rodríguez Zía. Y principalmente, PATRIOTA ARGENTINO.

sábado, 23 de abril de 2016

SOBERANÍA, SIMPLE Y PARA QUE SE ENTIENDA.
Reiteradamente explico y fundamento, que declamar soberanía, sin fortalecerla en los múltiples campos de acción en los que se la debe ejercer, o peor aun, debilitando a nuestro país y a nuestro Estado, es una incoherencia total.
La soberanía se la ejerce por medio de las armas, como última instancia, y aun en ese caso, se necesita el sólido respaldo no solo estratégico y logístico, sino contar con un poderoso sector industrial, con un sólido respaldo tecnológico, con toda la infraestructura que basamente nuestras acciones, con áreas estratégicas manejadas por el Estado con Sentido de Lo Nacional (Energía en toda su amplia acepción, Ferrocarriles, Línea Aérea Nacional, Servicios de Agua Potable, Salud e Instrucción Públicas; con un pueblo sano e instruido, con aliados confiables que deben decantarse no solo de viejas alianzas históricas y de lazos de hermandad culturales sino también de sólidas alianzas estratégicas basadas en el respeto y la conveniencia mutuas.
Lo sintetizado precedentemente es muy elemental, y todo aquel que conoce el ABC de estrategia y de geopolítica lo sabe muy bien.
Pero por supuesto, para entenderlo y asimilarlo, es imprescindible liberarse de las telarañas de la colonización cultural, que nos degrada de diversos modos, que miente, confunde y trastoca valores, que instala una historia argentina al cuento “adornada” para sostener los relatos de las minorías apátridas; que instala e institucionaliza un clasismo social acentuado y muchas veces un racismo exacerbado; y sobre todo un sentimiento de supuesta inferioridad congénita respecto a ciertas poblaciones de determinados países que no por casualidad son los dominantes, invasivos y colonizantes, como los anglosajones.
La colonización cultural es producida por una maraña de acciones constantes, que abarcan los sistemas educativos: los medios de comunicación; los accionares de ciertos “intelectuales” al servicio de la dependencia; las sutiles maniobras de diversas ONGs, Fundaciones y otros entes por lo general muy generosamente financiados desde el exterior o desde estructuras oligárquicas apátridas; los artículos de consumo masivo en los que “por moda” o porque no hay otras opciones, se instala el uso y abuso de leyendas en inglés, banderas de EEUU y Gran Bretaña y otras artimañas similares.
Los efectos de la colonización cultural son devastadores en todas las áreas de la realidad nacional, pero posiblemente en ningún otro sector alcanzan niveles de grotesco como se evidencia en vastos grupos de los retirados de las fuerzas armadas y fuerzas de seguridad.
Los profundos cambios perpetrados en sus sistemas de instrucción a partir del golpe liberal de 1955 (la revolución fusiladora, que mataba, torturaba y encarcelaba en nombre de “la democracia” y “la libertad”); y según referencias de buena fuente, esa visión tergiversada, miope e incluso supuestamente “elitista”, se acentuó desde la gestión de Alcides López Aufranc en los tempranos años ’60, cuando habría hecho quemar todos los libros de historia y doctrina nacional en el Colegio Militar de La Nación.
De allí surgieron las fuertes y muy miopes anteojeras doctrinales y el desconocimiento
prácticamente total de la Historia Argentina, por no mencionar la exclusión de toda idea de
conocimiento geopolítico, pautas de desinformación y machacona colonización cultural que se
insertó en los planes de estudio de las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad de
Argentina. Esa desinformación sistematizada se instaló para provocar reacciones automáticas,
como las siguientes:
* El infantilismo de calificar de “zurditos” a todos los que somos capaces de pensar por cuenta
propia y podemos fundamentar nuestras ideas;
* El odio indisimulado y los arrestos de agresión que automática e irracionalmente provoca
todo pensamiento expresado que no cuadre con lo “políticamente correcto” instalado en sus
mentes en los cursos de colonización y deformación doctrinal. Cero razonamiento, pura
reacción precondicionada.
* La miope visión de soberanía, que solo se reduce a los formalismos de himno y bandera,
omitiendo hechos claves como la propiedad estatal de yacimientos y entes estratégicos, el
desarrollo industrial y tecnológico, y otros factores claves, ignorados por esos colonizados
mentales. Son los que englobo en el concepto de “patrioteros de bandera”, o la soberanía
cromática y musical, como dice el gran patriota Julio Carlos González, preso y torturado en el
proceso por el “delito” de ser el muy honesto cerebro creativo en los gobiernos de Perón (el
3º) y MEM de Perón.
* El rechazo automático a todo lo que “no se entiende” y que contradice a los falaces
preconceptos asumidos como verdades reveladas instaladas por los cursos de la Escuela de las
Américas, y similares. Desprecian los conocimientos y se siente molestos cuando se les acaban
(muy pronto por cierto) sus pobres argumentaciones, pero no quieren salirse de la comodidad
de los prejuicios fuerte e irracionalmente instalados en sus tergiversadas convicciones.
Por supuesto que siempre hay excepciones, y claramente deben dejarse a salvo las
Instituciones, que son las que perduran. Por cierto, desde que se cambió la Doctrina de la
Defensa Nacional, por la de la Seguridad Nacional, se dejaron archivados y enmohecidos los
principios de aquellas Fuerzas Armadas henchidas de auténtico patriotismo, que fue el
pensamiento dominante desde las profundas reformas establecidas por Riccheri, vigentes
desde 1901 hasta 1955.
En el fondo es simple y fácil de entender, pero sobre todo los formados (y deformados
en confusiones) en el perverso “proceso”, insisten en no comprender nada, e incluso se
regodean con sus ignorancias, cayéndose en burdas incoherencias, como las de los veteranos
de la guerra del Atlántico Sur, que apoyan medidas de sumisión a Gran Bretaña, al G 7 y a los
poderes plutocráticos transnacionales, y de debilitamiento acelerado de Argentina, como las que está implementando aceleradamente el actual gobierno argentino.
Parafraseando a Belgrano, podemos decir al respecto: “¡ay, Patria Mía!”; y citando a y a Scalabrini Ortiz: “me duele La Patria”.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

lunes, 18 de abril de 2016

REVANCHISMO VENGATIVO DE LOS ULTRA CONSERVADORES ARGENTINOS
La historia enseña y permite comprender la realidad actual, por eso los sectores del poder concentrado plutocrático se esfuerzan por borrarla de los planes de estudio y hacerla desconocida e incomprensible para el común de la gente. Con seguridad por eso Historia fue una de las materias “jibarizadas” e incluso eliminadas con la reforma del cuarto de siglo neoliberal. Y ese mismo plan de estudios, incluyendo el achicamiento de planes de estudio de materias técnicas, fue nuevamente impuesto por el DNU 13/2015, decreto que no habría sido dejado sin efecto.
Volviendo al tema, la Historia Argentina muestra claramente que la vengatividad totalmente impiadosa, es la constante del accionar de los gobiernos ultra conservadores (más bien reaccionarios de tipo feudal), para “aleccionar” a quienes han tenido el coraje y patriotismo para enfrentarlos y modificar sus estructuras de poder, o al menos intentarlo. Va una breve reseña.
 Ultra liberal, achicador de territorio contumaz y primer endeudador en gran escala (sin motivos que justifiquen el acto), el pro británico Rivadavia negó apoyo a San Martín antes y durante su campaña libertadora.
 Como “premio” a los Granaderos a Caballo, al volver los sobrevivientes de la extensa campaña (entre ellos el paraguayo Coronel José Félix Bogado), Rivadavia ordenó la disolución del regimiento; y los soldados fueron dejados a la buena de Dios, sin siquiera medios para volver a sus hogares ni comida ni alojamiento. El regimiento recién fue recreado, como un acto de reparación histórica, por Roca – Riccheri, al modernizarse las Fuerzas Armadas a comienzos del siglo XX.
 Cuando volvió del Perú, San Martín debió emigrar a Europa, presuntamente por amenazas a su vida por parte de los liberales rivadavianos.
 Dorrego, caudillo federal y gran patriota, fue asesinado por orden de Lavalle, instigado sibilinamente por Bonifacio del Carril y Florencio Varela, del grupo unitario de los rivadavianos.
 El regreso de San Martín ocurrió poco después del asesinato político de Dorrego, y ni siquiera desembarcó en Buenos Aires, pues su presencia
molestaba a los rivadavianos, con quienes no quiso colaborar por sus bajas cataduras morales. Es materia de análisis, pero posiblemente haya sido Dorrego quien lo instó a regresar, para colaborar en la organización nacional, bajo pautas patrióticas y federales. Esta segunda emigración forzosa, fue definitiva; pero en épocas de Rosas, el Gran Libertador ofreció poner su sable y su sapiencia al servicio de Argentina, cuando éramos agredidos por Gran Bretaña y Francia, donando finalmente al Restaurador de las Leyes el sable de la campaña libertadora, hechos estos suprimidos en la “historia oficial” mitrista, que omite y falsea acorde a las necesidades del establishment liberal local sometido a las potencias de turno.
 El Coronel Martiniano Chilavert fue asesinado por orden del múltiple traidor Urquiza, luego de ser tomado prisionero en la batalla de Caseros. El motivo fue ponerse a las órdenes de Rosas, para resistir el ataque de tropas extranjeras coaligadas con el líder entrerriano ambicioso y traidor.
 Juan Manuel de Rosas, el Restaurador de las Leyes, que por casi dos décadas marcó profundamente la realidad política e histórica de Argentina, inclaudicable defensor de la soberanía frente a las agresiones armadas de Francia, Gran Bretaña, del Mariscal Santa Cruz (de la efímera Confederación Peruano-Boliviana), y de los constantes ataques de los unitarios; el mismo que defendió la integración nacional ante los sucesivos intentos de secesión fomentados por los unitarios, debió emigrar luego de la Batalla de Caseros (1852), no volviendo nunca a Argentina, e incluso la repatriación de sus restos fue impedida por el establishment durante mucho tiempo. La historia al cuento del academicismo mitrista, lo condenó al olvido y al mote de “tirano”, hasta que el revisionismo histórico lo reivindicó como uno de los grandes de nuestra historia.
 Para imponer por la fuerza el régimen liberal-oligárquico dependiente de Gran Bretaña, que duraría incólume casi medio siglo, Bartolomé Mitre y su sucesor Sarmiento no dudaron en mandar forajidos con uniforme, a perseguir y degollar a los caudillos federales y sus seguidores, en una guerra civil no declarada, que contó con la pasiva complicidad de Urquiza, quien
desoyó pedidos de auxilio de los caudillos, que recibió en su carácter de supuesto líder federal.
 Varios intelectuales que no se doblegaron ante las presiones del establishment, fueron “ninguneados” en Argentina, por no ser “políticamente correctos”, evitándose la amplia difusión de sus lúcidas y patrióticas ideas, y condenados a la pobreza o las estrecheces económicas. Por caso Manuel Ugarte, José Luis Torres, Scalabrini Ortiz, Jauretche y tantos otros. Esa exclusión siempre tuvo consecuencias económicas negativas, y en algunos casos el destierro forzoso temporal o definitivo.
 Los Generales e Ingenieros Mosconi y Baldrich, como castigo a sus eficientes gestiones al mando de la petrolera estatal YPF, fueron perseguidos, enjuiciados, empobrecidos, y Baldrich encarcelado; todo ello mientras en el sector mandaban las petroleras anglosajonas…igual que ahora (2016).
 El patriota General Savio, creador de la siderurgia argentina, es desconocido para casi todos los argentinos, incluyendo en el concepto a intelectuales de diverso orden; suboficiales e incluso algunos oficiales de las FFAA, cuyos planes de estudio son bastante pobres en materia de Historia Argentina, lamentablemente.
 Dos veces presidente electo, Yrigoyen no pudo terminar su segundo mandato, por un golpe militar supuestamente “nacionalista” pero en verdad instigado por los sectores ultra conservadores pro británicos, liberales en lo económico y sucesores de los unitarios. Fue encarcelado y denostado sin causa. Murió dignamente con escasos recursos, y su memoria fue ultrajada por los “grandes medios” (en esos años La Prensa, La Nación y algún otro, que cobardemente le dedicaron comentarios sutilmente burlones con motivo de su fallecimiento), pese a lo cual fue reconocido silenciosa pero masivamente por el pueblo. Fue el primer gran líder popular y nacional argentino del siglo XX, con hitos importantes, como mantener nuestra neutralidad en la 1º Guerra Mundial, y haber creado YPF, pese a las presiones anglosajonas.
 Rápidamente instalada en el corazón de sus “grasitas descamisados”, Eva Perón fue denostada en vida de las peores maneras (entre otras la oligarquía anglófila hizo pintar “viva el cáncer” en las paredes, cuando estaba en pleno e irreversible decaimiento, a consecuencia de esa enfermedad). Incluso su cuerpo fue secuestrado siendo sepultado bajo un nombre falso en Italia, para que nunca fuese encontrado…tal el odio reconcentrado de la retrógrada oligarquía portuaria y sus conexiones en sectores de las FFAA, ya rápidamente desnacionalizadas en su doctrina por los liberales de la revolución fusiladora de 1955.
 El Dr. Ramón Carrillo, gran Ministro de Salud Pública de Perón, que erradicó males endémicos de la población pobre, y fue un impulsor de la medicina preventiva y del mejoramiento del nivel de vida de los sectores antes marginados, después del golpe de 1955 debió emigrar, muriendo pocos años después en la pobreza, en el norte de Brasil. Nunca pudieron probarle ningún hecho de corrupción.
 Conversando con el Dr. Rodolfo De La Vega, que fuera Director del Hospital Madariaga (de Posadas, Misiones) en el gobierno peronista, expresó de que formas viles los “interventores” buscaron instigar testimonios de apropiación de bienes públicos en su contra, fracasando en sus infames intentos seguramente por la férrea honestidad siempre demostrada por ese respetado profesional y buen ser humano.
 Denostado y odiado por sus aciertos más que por los errores cometidos, Perón fue derrocado en 1955 con la abierta instigación británica y con los pertrechos que al efecto, la Marina Argentina recibió en alta mar de la Royal Navy, por supuesto con el beneplácito de la oligarquía clasista y retrógrada, heredera de los latifundios concedidos por Mitre y Sarmiento. 18 años duró su proscripción, en buena parte de la misma se castigaba con la cárcel o el fusilamiento a quienes cometieran “el delito” de mencionar su nombre, la conocida marcha o cualquier símbolo que lo identificara al líder y a su masivo movimiento político.
 Frondizi fue echado del poder, por un golpe militar, en 1962, continuador del gobierno retrógrado de 1955, y fue injustamente encarcelado, al igual que muchos de sus partidarios más destacados. Más allá de la debilidad política de ese controversial gran estadista, el motivo real de su derrocamiento tuvo que ver con el acelerado proceso de industrialización y con el autoabastecimiento petrolero, además de grandes obras públicas estratégicas, todo lo cual despertó habituales odios de la oligarquía ultra conservadora, y de los sectores militares funcionales a la misma.
 Illia fue derrocado en 1966, con otro golpe militar, que varios analistas vinculan con los intereses oligopólicos de la industria farmacéutica, pues el depuesto presidente los enfrentó con el sensible tema de los genéricos, mucho más baratos que los remedios de marca. El claramente honesto Illia, fue denostado sistemáticamente en los medios y las usinas de rumores, bajo supuestos cargos de ineptitud. Eran los años de proscripción del peronismo.
 El golpe de Estado de 1976, fue particularmente feroz, decidido a eliminar –literalmente- toda oposición al mismo, y el nombre que adoptó (proceso de reorganización nacional) tuvo claras connotaciones mitristas como continuación de la “organización nacional” implementada por el genocida pro británico presidente en el siglo XIX. Sin motivos valederos, encarceló largamente a la presidente depuesta; tuvo secuestrado por siete años bajo tortura psicológica al Secretario Legal y Técnico, cerebro lúcido y patriota del Tercer Gobierno Peronista, el Dr. Julio Carlos González; mientras que sus dos colaboradores inmediatos fueron muertos esa misma noche del golpe, con total alevosía. Uno de los asesinos fue luego premiado con el generalato, según testimonio verbal del Dr. González. La sumatoria de aberraciones perpetradas por el “proceso” fue el marco “necesario” para implementar las genocidas medidas económicas del neoliberalismo, instalado desde 1976 por un largo y destructor cuarto de siglo.
 La irracional guerrilla, de diversos signos, completó el panorama de prearmado de virtual guerra civil, definida por el intelectual británico Harry S. Ferns como necesaria para destruir los notables avances logrados por el peronismo. Por algo se descubrieron dos cargamentos de armas procedentes
de “La Rubia Albión”, con destinos inciertos pero previsibles para esas organizaciones armadas. El caos organizado y todas sus funestas consecuencias, instaladas “a la carta”, fueron el marco para innumerables persecuciones y aberraciones de todo tipo, perpetradas en nombre de “la libertad y los valores occidentales y cristianos”, enunciado que es una macabra ironía.
 Como notables contradicciones o diferencias sustanciales a la hora de definir y sancionar responsabilidades, los culpables del desmadre socio económico del cuarto de siglo neoliberal, y en especial del período 1989-2001, no fueron juzgados por delitos económicos y claros actos de traición a la patria, excepto casos aislados e impresentables (como Marijú Alsogaray) o de poca monta. ¿Por qué esa doble vara judicial?
 Queda muy claro, que más allá de la algazara sensacionalista de los medios corporativos y de los mercenarios de la comunicación, lo que molesta del anterior gobierno no son los errores ni algunos hechos impresentables. ¡No! Lo que enerva al establisment, y por lo que sus lenguaraces claman venganza, es por los aciertos y los logros, que han sido muchos y que nos habían puesto en la antesala inmediata al estatus de nación desarrollada, tanto por lo indicadores económicos, sociales, el claro rol geopolítico regional y mundial, y por los fuertes avances tecnológicos en áreas estratégicas. Todo eso es intolerable e irritativo para el establishment feudal que nunca fue desarticulado. Por eso las agresiones mediáticas, las persecuciones judiciales (muy diferente vara entre Boudou, condenado mediáticamente y absuelto judicialmente en un caso y no condenado en otros; respecto al contrabando de alhajas de Michetti, grave hecho probado, tapado por los medios y hasta hoy sin proceso ni condena). Por eso braman por meter presa a CFK por una causa sin substancia, como la de venta de dólares futuros, mientras se intentan tapar las cuentas en paraísos fiscales, que se suman al prontuario judicial tan extenso de Macri.
La Historia Argentina enseña y mucho. Por eso se la suprime y distorsiona en las currículas de estudios escolares, universitarios y en los institutos de formación militar y de seguridad.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

martes, 12 de abril de 2016

…Y MIENTRAS LOS DINOSAURIOS PASAN DESAPERCIBIDOS
Vieja táctica de distracción, poner en el tapete sucesivos hechos presentados en la forma más escandalosa posible, para que pasen inadvertidas otras cosas que se quieren ocultar o “amortiguar” en la opinión pública; o incluso se usa para tapar informaciones “inconvenientes” que puedan haber trascendido, aunque hayan tenido características de escándalo mundial.
Es “de manual”, pero muchos no se dan cuenta.
Podría decirse que enfrente nuestro hacen desfilar a perritos falderos y a gatos regalones, casi siempre pintados de colores llamativos como fieras; y de vez en cuando un gato tirica (gato salvaje de la selva misionera) u otro depredador de relativa poca monta y previamente neutralizado. Mientras tanto, por detrás, lo más calladamente posible, destrozando todo a su paso desfilan otros personajes, asimilables a feroces dinosaurios bípedos al estilo de los Giganotosaurus Carolini y Tiranosaurus Rex, y con frecuencia asimilables a bandadas de recurrentes, ágiles y esquivos depredadores grupales de menor tamaño pero mucho más negativas consecuencias destructoras, como los deinonychus, más feroces e inteligentes que los pesados titanes carniceros más conocidos.
Para ser más claros, el establishment (el poder establecido), que hoy maneja casi todos los resortes del poder mediático, y evidencia tener aceitados contactos con al menos una parte sustancial del “partido judicial” del ámbito nacional, se especializa en desinformar activamente, suministrando dosis narcotizantes de banalidades (escandaletes de la farándula, del deporte y del propio circo mediático), altas dosis de morbosidad dedicando interminables minutos en varios canales y radios a accidentes, asesinatos, violaciones, etc. Y para “casos extremos” o “situaciones de emergencia” suelen “tener en cartera y en ‘stand by’ “ a impactantes casos vinculados a la política (siempre unidireccionados en contra de “los molestos” o “los impresentables”). Todo ello a la vez evitando toda difusión de hechos importantes de la realidad nacional y mundial, de forma tal de tener a la población desinformada y abotagada de datos-basuras.
El formato es siempre de escándalo, previamente acondicionado con martilleos anteriores que condicionen a la opinión pública, de forma tal de “crear el ambiente” que torne muy creíbles las previas condenas mediáticas, con el doble efecto de instalar la “opinión mediática correcta” en el común de la gente, y a la vez condicionar o presionar al Poder Judicial, en el sentido “políticamente correcto”; y como efecto adicional, tapar temas “inconvenientes” (como el escándalo de las cuentas en paraísos fiscales).
Si de paso existe algún caso impresentable (como fue el manejo de los ferrocarriles con Jaime), el regodeo de los comunicadores pseudo “independientes” alcanza niveles de paroxismo, y claramente se busca embarrar en todas la direcciones…del gobierno o sector político “incorrecto”.
Si otro caso puede ser usado para una “emergencia comunicacional” que debe ser tapada (como es el involucramiento del actual presidente, muchos de sus colaboradores y otros allegados directos o indirectos, en el escándalo mundial de las cuentas en paraísos fiscales- que nadie puede decir que se crean con fines de “beneficencia” u otros objetivos limpios), entonces el formato del escándalo se exacerba, como por caso se hizo con Lázaro Báez y los “paseos previos” por juzgados, sedes policiales y cárceles, incluyendo escraches de “gente seria” que “casualmente” se enteró. Con lo precedentemente dicho, no se está defendiendo ninguna presunción de inocencia de L. Báez –si es culpable que sea condenado de acuerdo a la ley-, pero el común de la gente no se percata del “trabajo previo” de condena mediática, mientras el establishment despliega toda su panoplia de acciones para silenciar los escándalos de las cuentas off shore, y los desastrosos resultados socio económicos –para el país y la mayoría de la gente- del gobierno neoliberal de “cambiemos”; por no hablar de la resignación de posturas soberanas dignas, transformándonos en marionetas de las potencias tradicionales (“integrados al mundo”…que le dicen).
Y la gente, sin tiempo para analizar mucho y sin alternativas para informarse con alguna objetividad y mayor amplitud, termina ni enterándose del doble estándar reiterada y sistemáticamente aplicado. Solo un par de casos muestran el uso de esa metodología.
Lázaro Báez y Cristóbal López, ya “condenados” mediáticamente, mientras que las estatizaciones de deudas del Grupo Macri y otras poderosas corporaciones económicas (perpetradas con las complicidades de Cavallo y Melconian, entre otros) son tapadas bajo montones de informaciones basuras; o el caso de
Sturzenegger, que no pudo demostrar su inocencia al cobrar comisiones de los Bancos extranjeros en el Megacanje en años delarruistas –delito de alta traición a la patria-, que judicialmente caducó por mero transcurso del tiempo. Claro que Cristóbal López, por caso, es muy molesto con su Canal C5N, una de las pocas alternativas de voces esclarecedores, como la del muy valiente periodista Roberto Navarro.
Otro de los casos de doble estándar es el del ex vicepresidente Boudou, y de la actual vicepresidente Michetti. Boudou fue condenado mediáticamente con ferocidad, por casos como el de la imprenta especializada Ciccone, por papelería de un automóvil usado y un viaje invitado por una tercera persona…todo con gran montaje de escándalo mediático. A Michetti se le descubrió ingresando por aduana una valija llena de alhajas que no pudo justificar (“me las regalaron” dijo…¿Quiénes y por que?), estando prohibido recibir dádivas por su alto cargo, el silencio mediático y la inacción judicial, fueron notorios, pese a la extrema gravedad del caso.
Y para intentar silenciar mediáticamente el accionar de Macri y muchos allegados, en el escándalo de los paraísos fiscales; en contratos de obra con empresas vinculadas al propio Grupo Macri; y otros casos reiterados y escandalosos; el montaje de causas contra la ex presidente intentan ser la tapadera perfecta, con aparente dudoso resultado. El tema amerita tratamiento en artículo separado, por sus connotaciones históricas y socio políticas.
Mientras nos entretienen con el circo mediático, diversos tipos de “dinosaurios predadores” muy dañinos, circulan sin llamar la atención y bajo la indolencia o la ignorancia de esos casos, por el grueso de los argentinos.
Algunos de esos “dinosaurios predadores” que están comiéndose literalmente el país, son:
 Denuncias de financiación de la campaña de Macri por Paul Singer.
 Toma de créditos a tasas usurarias por parte del “gabinete de lujo”, parte del cual nos endeudó irracionalmente en épocas de Menem y De La Rúa.
 Fracaso total de la “lluvia de inversiones” y de ingresos de capitales, predichos por Prat Gay, que –supuestamente- debían ser las consecuencias
de la quita de controles cambiarios (el mal llamado “cepo”) y de los acuerdos (rendición incondicional) con los fondos buitres.
 Creciente fuga de divisas, en lugar de la “avalancha de ingresos de dólares”, a consecuencia de la devaluación y de las medidas de neoliberalismo salvaje.
 Pobreza y miseria extrema crecientes en forma explosiva, con el claro regodeo de las oligarquías hoy dominantes, pues es un efecto buscado por las políticas de desocupación y exclusión implementadas.
 Ola de despidos, que en el sector público tuvieron además el carácter vejatorio de destratos brutales, como las notificaciones en la puerta de ingreso impidiendo el acceso ni siquiera para retirar pertenencias personales del lugar de trabajo…¡claro que algunos descerebrados afirman que “solo se echaron ñoquis”!
 Tarifazos de porcentajes descomunales en los servicios públicos, tornándolos en muchos casos impagables, mientras que los perpetradores se burlan de la gente con comentarios de sorna (“equivale a dos pizzas”, dijo Prat Gay; “no es mucha plata”, dijo el multimillonario ministro Dietrich).
 Cierres de fábricas, ante las acciones de pinzas de feroz competencia de productos importados (barriendo toda protección arancelaria), achicamiento del mercado interno por la baja real de los salarios y la desocupación, y los brutales aumentos en las tarifas de servicios esenciales que son a la vez insumos industriales, como la electricidad, el agua, el gas, etc.
 Brutal transferencia de ingresos mediante la devaluación, las fuertes subas de precios, y la quita de las retenciones al agro y a la minería; con el agravante de haber desfinanciado al Estado Nacional, Provincias y Municipios, pues los cuantiosos fondos de las retenciones eran coparticipales, financiando inversiones en obras públicas y gastos corrientes.
 Inflación creciente y claramente fuera de control, provocada por la catarata de medidas recesivas (devaluación, tarifazos, eliminación de políticas activas del Estado, etc.) y de subas de precios como políticas de transferencia negativa de ingresos.
 Acomodos descarados de familiares, amantes, parientes y amigos, en cargos con elevadísimos sueldos, contrastando con los discursos de austeridad y de honestidad en el manejo de la cosa pública.
 El Ministro de los Despidos (de “Modernización”), instaló su despacho en dependencias de Shell; mientras que otro Ministro (el de Energía), es del riñón de la misma empresa británica, lo cual es cuanto menos irritativo y una burla a la soberanía nacional.
 La Secretaría de Asuntos de Malvinas, fue desjerarquizada a Subsecretaría, y desmantelada completamente, al despedirse todo su personal.
 Adjudicaciones de las pocas obras licitadas, a empresas vinculadas al presidente, conformando una suerte de nepotismo contratista.
 Y sin duda, las perlas principales de los desmanejos institucionales, son las muchas cuentas en paraísos fiscales, que se le descubrieron al presidente Macri y muchos de sus allegados, conformando un cuadro de escándalos internacionales, que en otros países forzaron renuncias de altas autoridades; mientras que acá, el blindaje mediático y plutocrático pretende tapar el tema.
 El listado sigue.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

lunes, 4 de abril de 2016

SOBERANÍA
Concepto muy fuerte y muy caro para todos los que sentimos, profesamos y actuamos profundamente imbuidos de un sano y muy auténtico patriotismo.
Esa idea-fuerza resuena muy fuerte en el mes de abril, que conmemora la efímera recuperación de la soberanía efectiva en las Malvinas, Georgias y Sandwich Del Sur.
Claro está, que bajo los constantes y muy fuertes operativos de colonización cultural a los que está sometido nuestro país, particularmente perversos en épocas de mordazas mediáticas y de exclusiones por motivos ideológicos, e incluso por la reinstauración de muy anacrónicas metodologías sectarias y excluyentes en función de pretendidas aristocracias del poder político-económico; en todo ese contexto los conceptos e ideas pasan a tergiversarse o a vaciarse de contenidos con mucha facilidad, y sin pizca de inocencia.
En ese maremágnum de no inocentes confusiones conceptuales, se está instalando un concepto hueco de “soberanía” meramente declamativa, que no lleva a ninguna parte, porque intencionalmente se omiten los concretos temas esenciales, como los referentes al real ejercicio de soberanía en aspectos económicos, tecnológicos, estratégicos, culturales, sociales, geopolíticos, etc.
Por caso es totalmente impresentable, que algunos muy confusos –como los patrioteros de bandera con las mentes lijadas por cursos de adoctrinamiento en “el gran país del norte”-; otros con total hipocresía política; los oportunistas y acomodaticios de siempre; y la pléyade de comunicadores sociales al tanto por cuanto, se desgarren las vestiduras exaltando huecos conceptos de soberanía, con profusión de símbolos patrios, cuando no las consabidas apelaciones al coraje derrochado en la Guerra del Atlántico Sur (hecho innegable que merece el mayor respeto en si mismo); pero omiten las muchas acciones de claudicaciones totales de soberanía, que repetidamente se perpetran en los sucesivos gobiernos liberales que hemos padecido (1930-1943; 1955-1958; 1962-1963; en parte 1966-1973; 1976-2001; y el actual reciente período gubernativo).
Tampoco cabe omitir los accionares de personajes nefastos de sibilinas acciones semi encubiertas desarrolladas en gobiernos de orientación nacional (como el caso del Canciller Vignes, de nefastas acciones señaladas por patriotas cabales, como el gran historiador y ex embajador José María Rosa; el amigo Ing. Mario Claudio Fuschini Mejía; y el respetadísimo ex Secretario Legal y Técnico de Perón y M. E. M. de Perón, el Dr. Julio Carlos González). O los casos de impresentables que ocuparon cargos en el período anterior, más allá de los concretos logros a niveles macro alcanzados en esos doce años, de los cuales “la pesada herencia” es otro de los mitos falaces desmentidos por los hechos y las cifras duras y concretas (crecimiento del PBI, bajo porcentaje de desocupados, desendeudamiento, apoyos fuertes a la industria, la tecnología, inversiones cuantiosas en obras públicas, etc.).
También siempre “juegan en contra” aportando a la confusión y apostando a la previa disgregación total supuestamente previa al “paraíso socialista”, los “progres” teóricos internacionalistas así como los agitadores o “dirigentes” de minoritarios grupos marxistas, trotskos, anarquistas o similares, que de última son siempre funcionales a los mega poderes corporativos transnacionales que buscan impedir nuestro desarrollo y ejercicio real de la soberanía.
Entonces, el circo mediático mercenario y las estentóreas declaraciones de soberanía hueca de los sectores sociales indicados (y de otros varios que siempre aparecen), que se llenan las bocas declamando soberanía, parece más bien un grotesco absurdo; pues mientras en las narices de todos los argentinos se achica Aerolíneas Argentinas (¿paso previo a otra extranjerización forzosa?); se “eficientiza” (léase se imponen pautas neoliberales) en YPF; peligra la propiedad nacional de Vaca Muerta; se acuerda en forma de rendición total con los fondos buitres (mientras circulan versiones de un trabajo de investigación de un prestigioso periodista extranjero, que afirma la financiación de la campaña macrista por parte del buitre Paul Singer); se abren irracionalmente las importaciones poniendo en serio riesgo a la Industria Argentina; se aumentan las tarifas de los servicios, asfixiando las economías familiares y ahogando a industrias y comercios con montos impagables; se frenan o desguazan todos los proyectos tecnológicos de avanzada o muy importantes (nuclear, satelital, del vector Tronador, de la industria aeronáutica, de Fabricaciones Militares, etc.; se desjerarquiza el tema Malvinas en la Cancillería; se pautan acuerdos no difundidos de “colaboraciones” de Inteligencia Militar y de aceptación de tropas de EEUU en Argentina; se planifica achicar aun más a las ya minúsculas Fuerzas Armadas; se frenan incoherentemente todas las obras públicas; se da el manejo de Energía a un operador de la británica Shell y se aceptan pautas irracionales impuestas por el ecologismo cavernario también dictadas desde Gran Bretaña, y el “Ministro de los Despidos” instala su despacho en el edificio Shell…y el listado de indignas claudicaciones sigue.
Mientras no se haga carne en los argentinos, que la concreta defensa de la soberanía no se agota en recordar la gesta de Malvinas, cantar el himno y homenajear la bandera, no tendremos futuro como nación soberana, ni podemos aspirar a consolidar la Patria Grande regional, lo cual es una ineludible necesidad geopolítica en el siglo XXI.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos