Archivo del blog

martes, 12 de abril de 2016

…Y MIENTRAS LOS DINOSAURIOS PASAN DESAPERCIBIDOS
Vieja táctica de distracción, poner en el tapete sucesivos hechos presentados en la forma más escandalosa posible, para que pasen inadvertidas otras cosas que se quieren ocultar o “amortiguar” en la opinión pública; o incluso se usa para tapar informaciones “inconvenientes” que puedan haber trascendido, aunque hayan tenido características de escándalo mundial.
Es “de manual”, pero muchos no se dan cuenta.
Podría decirse que enfrente nuestro hacen desfilar a perritos falderos y a gatos regalones, casi siempre pintados de colores llamativos como fieras; y de vez en cuando un gato tirica (gato salvaje de la selva misionera) u otro depredador de relativa poca monta y previamente neutralizado. Mientras tanto, por detrás, lo más calladamente posible, destrozando todo a su paso desfilan otros personajes, asimilables a feroces dinosaurios bípedos al estilo de los Giganotosaurus Carolini y Tiranosaurus Rex, y con frecuencia asimilables a bandadas de recurrentes, ágiles y esquivos depredadores grupales de menor tamaño pero mucho más negativas consecuencias destructoras, como los deinonychus, más feroces e inteligentes que los pesados titanes carniceros más conocidos.
Para ser más claros, el establishment (el poder establecido), que hoy maneja casi todos los resortes del poder mediático, y evidencia tener aceitados contactos con al menos una parte sustancial del “partido judicial” del ámbito nacional, se especializa en desinformar activamente, suministrando dosis narcotizantes de banalidades (escandaletes de la farándula, del deporte y del propio circo mediático), altas dosis de morbosidad dedicando interminables minutos en varios canales y radios a accidentes, asesinatos, violaciones, etc. Y para “casos extremos” o “situaciones de emergencia” suelen “tener en cartera y en ‘stand by’ “ a impactantes casos vinculados a la política (siempre unidireccionados en contra de “los molestos” o “los impresentables”). Todo ello a la vez evitando toda difusión de hechos importantes de la realidad nacional y mundial, de forma tal de tener a la población desinformada y abotagada de datos-basuras.
El formato es siempre de escándalo, previamente acondicionado con martilleos anteriores que condicionen a la opinión pública, de forma tal de “crear el ambiente” que torne muy creíbles las previas condenas mediáticas, con el doble efecto de instalar la “opinión mediática correcta” en el común de la gente, y a la vez condicionar o presionar al Poder Judicial, en el sentido “políticamente correcto”; y como efecto adicional, tapar temas “inconvenientes” (como el escándalo de las cuentas en paraísos fiscales).
Si de paso existe algún caso impresentable (como fue el manejo de los ferrocarriles con Jaime), el regodeo de los comunicadores pseudo “independientes” alcanza niveles de paroxismo, y claramente se busca embarrar en todas la direcciones…del gobierno o sector político “incorrecto”.
Si otro caso puede ser usado para una “emergencia comunicacional” que debe ser tapada (como es el involucramiento del actual presidente, muchos de sus colaboradores y otros allegados directos o indirectos, en el escándalo mundial de las cuentas en paraísos fiscales- que nadie puede decir que se crean con fines de “beneficencia” u otros objetivos limpios), entonces el formato del escándalo se exacerba, como por caso se hizo con Lázaro Báez y los “paseos previos” por juzgados, sedes policiales y cárceles, incluyendo escraches de “gente seria” que “casualmente” se enteró. Con lo precedentemente dicho, no se está defendiendo ninguna presunción de inocencia de L. Báez –si es culpable que sea condenado de acuerdo a la ley-, pero el común de la gente no se percata del “trabajo previo” de condena mediática, mientras el establishment despliega toda su panoplia de acciones para silenciar los escándalos de las cuentas off shore, y los desastrosos resultados socio económicos –para el país y la mayoría de la gente- del gobierno neoliberal de “cambiemos”; por no hablar de la resignación de posturas soberanas dignas, transformándonos en marionetas de las potencias tradicionales (“integrados al mundo”…que le dicen).
Y la gente, sin tiempo para analizar mucho y sin alternativas para informarse con alguna objetividad y mayor amplitud, termina ni enterándose del doble estándar reiterada y sistemáticamente aplicado. Solo un par de casos muestran el uso de esa metodología.
Lázaro Báez y Cristóbal López, ya “condenados” mediáticamente, mientras que las estatizaciones de deudas del Grupo Macri y otras poderosas corporaciones económicas (perpetradas con las complicidades de Cavallo y Melconian, entre otros) son tapadas bajo montones de informaciones basuras; o el caso de
Sturzenegger, que no pudo demostrar su inocencia al cobrar comisiones de los Bancos extranjeros en el Megacanje en años delarruistas –delito de alta traición a la patria-, que judicialmente caducó por mero transcurso del tiempo. Claro que Cristóbal López, por caso, es muy molesto con su Canal C5N, una de las pocas alternativas de voces esclarecedores, como la del muy valiente periodista Roberto Navarro.
Otro de los casos de doble estándar es el del ex vicepresidente Boudou, y de la actual vicepresidente Michetti. Boudou fue condenado mediáticamente con ferocidad, por casos como el de la imprenta especializada Ciccone, por papelería de un automóvil usado y un viaje invitado por una tercera persona…todo con gran montaje de escándalo mediático. A Michetti se le descubrió ingresando por aduana una valija llena de alhajas que no pudo justificar (“me las regalaron” dijo…¿Quiénes y por que?), estando prohibido recibir dádivas por su alto cargo, el silencio mediático y la inacción judicial, fueron notorios, pese a la extrema gravedad del caso.
Y para intentar silenciar mediáticamente el accionar de Macri y muchos allegados, en el escándalo de los paraísos fiscales; en contratos de obra con empresas vinculadas al propio Grupo Macri; y otros casos reiterados y escandalosos; el montaje de causas contra la ex presidente intentan ser la tapadera perfecta, con aparente dudoso resultado. El tema amerita tratamiento en artículo separado, por sus connotaciones históricas y socio políticas.
Mientras nos entretienen con el circo mediático, diversos tipos de “dinosaurios predadores” muy dañinos, circulan sin llamar la atención y bajo la indolencia o la ignorancia de esos casos, por el grueso de los argentinos.
Algunos de esos “dinosaurios predadores” que están comiéndose literalmente el país, son:
 Denuncias de financiación de la campaña de Macri por Paul Singer.
 Toma de créditos a tasas usurarias por parte del “gabinete de lujo”, parte del cual nos endeudó irracionalmente en épocas de Menem y De La Rúa.
 Fracaso total de la “lluvia de inversiones” y de ingresos de capitales, predichos por Prat Gay, que –supuestamente- debían ser las consecuencias
de la quita de controles cambiarios (el mal llamado “cepo”) y de los acuerdos (rendición incondicional) con los fondos buitres.
 Creciente fuga de divisas, en lugar de la “avalancha de ingresos de dólares”, a consecuencia de la devaluación y de las medidas de neoliberalismo salvaje.
 Pobreza y miseria extrema crecientes en forma explosiva, con el claro regodeo de las oligarquías hoy dominantes, pues es un efecto buscado por las políticas de desocupación y exclusión implementadas.
 Ola de despidos, que en el sector público tuvieron además el carácter vejatorio de destratos brutales, como las notificaciones en la puerta de ingreso impidiendo el acceso ni siquiera para retirar pertenencias personales del lugar de trabajo…¡claro que algunos descerebrados afirman que “solo se echaron ñoquis”!
 Tarifazos de porcentajes descomunales en los servicios públicos, tornándolos en muchos casos impagables, mientras que los perpetradores se burlan de la gente con comentarios de sorna (“equivale a dos pizzas”, dijo Prat Gay; “no es mucha plata”, dijo el multimillonario ministro Dietrich).
 Cierres de fábricas, ante las acciones de pinzas de feroz competencia de productos importados (barriendo toda protección arancelaria), achicamiento del mercado interno por la baja real de los salarios y la desocupación, y los brutales aumentos en las tarifas de servicios esenciales que son a la vez insumos industriales, como la electricidad, el agua, el gas, etc.
 Brutal transferencia de ingresos mediante la devaluación, las fuertes subas de precios, y la quita de las retenciones al agro y a la minería; con el agravante de haber desfinanciado al Estado Nacional, Provincias y Municipios, pues los cuantiosos fondos de las retenciones eran coparticipales, financiando inversiones en obras públicas y gastos corrientes.
 Inflación creciente y claramente fuera de control, provocada por la catarata de medidas recesivas (devaluación, tarifazos, eliminación de políticas activas del Estado, etc.) y de subas de precios como políticas de transferencia negativa de ingresos.
 Acomodos descarados de familiares, amantes, parientes y amigos, en cargos con elevadísimos sueldos, contrastando con los discursos de austeridad y de honestidad en el manejo de la cosa pública.
 El Ministro de los Despidos (de “Modernización”), instaló su despacho en dependencias de Shell; mientras que otro Ministro (el de Energía), es del riñón de la misma empresa británica, lo cual es cuanto menos irritativo y una burla a la soberanía nacional.
 La Secretaría de Asuntos de Malvinas, fue desjerarquizada a Subsecretaría, y desmantelada completamente, al despedirse todo su personal.
 Adjudicaciones de las pocas obras licitadas, a empresas vinculadas al presidente, conformando una suerte de nepotismo contratista.
 Y sin duda, las perlas principales de los desmanejos institucionales, son las muchas cuentas en paraísos fiscales, que se le descubrieron al presidente Macri y muchos de sus allegados, conformando un cuadro de escándalos internacionales, que en otros países forzaron renuncias de altas autoridades; mientras que acá, el blindaje mediático y plutocrático pretende tapar el tema.
 El listado sigue.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario