Archivo del blog

martes, 12 de noviembre de 2013


ESPAÑA Y LA MALDICIÓN DE LAS RENOVABLES AMPUTADAS

Por muchos años, España fue presentada como uno de los “países prodigiosos” y “adelantados a su época”, en los cuales el engañoso concepto de “energías renovables” se estuvo aplicando, supuestamente con gran éxito y notables beneficios.

Pero con la descomunal crisis económica en la vieja Europa, crisis que fue causada por el descontrol financiero del liberalismo a ultranza y la consecuente  aplicación de las mismas “recetas” recesivas que nos obligaron a adoptar a los íbero americanos en los perniciosos años ’90…¡se les cayó la estantería del falso “milagro de las energías renovables” en España!

Con los recortes de partidas presupuestarias a la orden del día, los montos de los abultados y desproporcionados subsidios a las energías eólica y solar pasaron a ser inviables. Al no contar con esos subsidios, las “renovables” eólicas y solares, desnudaron sus inoperancias económicas, pues pasaron a ser una pésima alternativa en lo referente a las eólicas, e inviables las solares fotovoltaicas.

La consecuencia de todo ello fue un abrupto freno a las inversiones previstas en 2013 en nuevas eólicas, y una masiva desinversión de energía solar fotovoltaica. Esto último está sucediendo pues los paneles solares domiciliarios están conectados a la red, y sin los fuertes subsidios antes vigentes, los números no les cierran a los particulares que aportaban ínfimas cantidades de energía eléctrica al sistema interconectado, a un costo altísimo, que solo era viable con elevados subsidios, en una ecuación ruinosa para el fisco español, que subsidiaba generosa (e irracionalmente) esas energías supuestamente “limpias” y “ecológicas”.

Por supuesto, de inmediato el aceitado lobby transnacional pro “renovable” (léase grupo de presión para forzar al como sea las jugosas subvenciones estatales a las eólicas y solares), puso el grito en el cielo, “exigiendo” que España revierta la medida y siga manteniendo –contra toda lógica- los subsidios a esas nada eficientes tecnologías de generación eléctrica. Por la enorme cantidad de eólicas y solares instaladas, los montos de los subsidios pasaron a ser absurdamente onerosos.

Algunos españoles racionales, se quejan que su país sea usado –a su costo y riesgo- para probar tecnologías hoy muy caras e ineficientes.

Previo a la decisión de recortar subsidios, provocada por la grave recesión general, ya se habían levantado voces en contra, que objetaron los bajísimos rendimientos de las eólicas y solares, los hechos de corruptela que se suscitaron por gruesas deficiencias de facturación y otras (como por ejemplo curiosas facturaciones de las solares, supuestamente por “generar” de noche, o los inconvenientes y posibles “errores” derivados de las bajas generaciones eólicas, con huecos llenados por usinas convencionales a gas), y por la silenciosa proliferación de usinas a gas montadas para suplir las intermitencias y fluctuaciones de las eólicas; y sobre todo por la engañosamente falsa “generación limpia”, desmoronando el argumento central con el cual se forzó masificar eólicas y solares más allá de sus límites técnicos de generación complementaria, absolutamente marginal en la matriz eléctrica.

El concepto de “renovables amputadas” lo tomé de la absurda clasificación de la ley 26.190, que caprichosamente excluye de las renovables a las hidroeléctricas…cosa tan absurda como querer cambiar la ley de la gravedad.

El final de esa controversia está abierto, pero la misma deja valiosas enseñanzas. Para los argentinos (y los hermanos íbero americanos), las principales lecciones son las siguientes.

·       El lobby pro “renovables” (eólicas y solares excluyendo hidroeléctricas) es transnacional, muy poderoso, activo y con generosas financiaciones.

·       Pretenden imponer esas generaciones eléctricas, obviando sus elevados costos, presionando para que “otros” (el fisco y por ende los ciudadanos) los paguen.

·       Buscan imponer eólicas y solares más allá de sus limitaciones técnicas, que solo las hacen aptas como generaciones complementarias, nunca bases de ningún sistema eléctrico.

·       Actúan en concomitancia de intereses con los poderosos lobbies pro termoeléctricos, vinculados estos a su vez con los fortísimos intereses de petroleras y gasíferas, más todos los negocios vinculados (fletes, repuestos, etc.).

·       No son las “grandes soluciones” que predican como “verdades reveladas” los grupos ecológicos fundamentalistas, con todas las presiones mediáticas y otros grupos de presión transnacionales y sus ramificaciones.

·       Tienen severos costos ambientales, cuidadosamente disimulados por sus promotores y propagandistas (con los activistas del ecologismo cavernario a la cabeza).

·       Instaladas masivamente, actúan como irracionales frenos al desarrollo económico, por sus altos costos por KWh y sus severas limitaciones técnicas.

·       Los rendimientos reales de las eólicas son sustancialmente menores que las usinas convencionales, lo que lleva a multiplicar las inversiones con pobres rendimientos. Esa deficiencia es aún mayor en las solares.

Por supuesto que como soluciones para consumos aislados donde la interconexión es imposible, o como generación complementaria a los efectos de ir desarrollando las tecnologías y sumar KWh -así sean caros-, tienen un acotado rol. Pero de allí a la irracionalidad de presentarlas como “grandes soluciones” o para crear impracticables matrices eléctricas excluyentemente “renovables”, hay una enorme diferencia.

Irracionalidades de semejante calibre, son expuestas sin rubor alguno, en panfletarios “informes”, como el pomposamente llamado “Escenarios Energéticos Argentina 2030”, y suelen ser repetidos sin análisis algunos, por entusiastas “progres” –algunos hasta dicen absurdamente considerar “de izquierdas” oponerse ciegamente a las hidroeléctricas y las nucleares-, ecologistas desinformados, y operadores varios de dudosas inocencias.

Tan irracionales y carentes de bases científicas esos planteos anti represas y anti nucleares, como el largo listado “en contra de” del ecologismo cavernario –contra la minería, industrias, soja, autopistas, redes eléctricas, uso comercial de La Hidrovía, etc. Con la tontería mayor y madre de todas…¡considerar pernicioso el desarrollo socio económico! Todo a la medida de las potencias del G 7, a quienes geopolíticamente les sería muy funcional que los íbero americanos permanezcamos en el subdesarrollo crónico.

Hoy los “Pigs” de Europa (literalmente “los cerdos” Portugal, Irlanda, Grecia, España) están probando a la fuerza la misma receta perversa neoliberal que padecimos en los nefastos años ’90 en Íbero América…incluyendo las disolventes acciones del ecologismo fundamentalista, instrumento dócil y funcional a los megas poderes corporativos transnacionales, que siguen queriendo imponer la inhumana y genocida globalización salvaje.

 

C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ

Investigador de temas económicos y geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario