Archivo del blog

lunes, 9 de enero de 2017

INCONSISTENTE CARTA ABIERTA DE LA CEM A MACRI
Al menos de desacertada en aspectos esenciales, sumamente tibia, y carente por completo de autocrítica, cabe definir a la “carta abierta” de la Confederación Económica de Misiones, recientemente difundida. (*)
Dicen representar a miles de pequeñas empresas de Misiones, y es verdad en lo formal, aunque el número genera dudas. Ahora, en los hechos, ¿es representarlos avalar la política económica neoliberal, que está destruyendo acelerada y literalmente, a muchas de esas pequeñas empresas, ahogadas entre el brutal achicamiento del mercado interno por la caída acentuada y persistente del poder adquisitivo de los salarios, por los despidos masivos, por las importaciones desenfrenadas, por el atraso cambiario causado por el actual gobierno nacional y por la apertura irrestricta de las fronteras?
Dicen “tener el compromiso y hacer el sacrificio que el actual presidente pidió para salir de la crisis”; pero omiten mencionar que la crisis fue creada adrede como parte del shock neoliberal (de manual) para reducir drásticamente los salarios, quitar derechos sociales y mantener aturdida y sin respuestas a la población. ¡Y también omiten enfatizar que esta crisis autoprovocada por los capitostes neoliberales hoy en el gobierno, los está destruyendo…y muy rápidamente a ellos, los empresarios y bolicheros; precisamente los mismos que por acentuada cortedad de miras, casi sin exclusión, votaron y apoyaron fervorosamente a este modelo socio económico excluyente y depredatorio, no queriendo entender lo elemental del razonamiento económico, pues “miraron para otro lado” pretendiendo “ignorar” que muy claramente se sabía que gobernarían los mismos que destrozaron el país en los años ’90 y nos pusieron al borde de la disolución nacional!
Seguramente, por extrema superficialidad en sus análisis, pensaron que por ser “empresarios” –así sean PYMES, MINIPYMES, o incluso empresas medianas locales (que son chicas a nivel nacional e inexistentes al nivel transnacional en el que se ubican mental y fácticamente los CEOs gobernantes) supusieron estar en un pie de igualdad con los excluyentes sectores del poder y la riqueza concentrada…y la realidad vuelve a demostrar que para ese 5 % hoy dueño del país, los intereses y problemáticas de los “empresarios” semi grandes, medianos, chicos y cuentapropistas, no cuentan ni les interesan en lo más mínimo; ¡y menos si son de una provincia marginal, alejada, de poca importancia económica y marginal cuota de poder político, por el relativamente escaso padrón electoral!
Con notable ligereza –tal como sucedió con buena parte del empresariado, profesionales e incluso clases medias confusas y desinformadas-, omitieron analizar lo evidente, y ni consideraron las enseñanzas de la historia elemental reciente y un poco anterior, parte de la cual vivieron, que demuestra que bajo el mismo discurso “aperturista”, “moralizador”, pseudo "democrático”,
 “libreempresista” y otros “cartelitos lindos” por el estilo, los mismos personajes y sus precedentes de la oligarquía apátrida concentrada, causaron gravísimos daños al país en el cuarto de siglo neoliberal (1976-2001) –muy acentuadamente en los “años ‘90” del período 1989-2001-, y en precedentes períodos similares de nuestra historia.
Apoyaron sutil o claramente, según los casos, al actual proceso socio económico neoliberal, prestando oídos a los cantos de sirena de personeros conspicuos del neoliberalismo local y nacional, a determinadas “fundaciones” que operaron para cooptar cerebros y voluntades, e incluso a algún carismático empresario devenido en activo impulsor del desaguisado mayúsculo socio económico actual, que tozudamente parece persistir en apoyar el genocidio 
económico en plena perpetración. ¡Pero insisten en “no hacerse cargo” y prefieren en los hechos la tibieza de “apoyar las medidas” que nos están destrozando, en vez de rectificar valientemente posturas y apostar por volver al desarrollo socio económico, único contexto en el cual la mayor riqueza y su mejor distribución,
asegurará mercados y consumidores para todos!
Afirman que “la coyuntura está degradando nuestras capacidades” (SIC), pese a que es evidente, público y notorio, que las brutales transformaciones de involución acelerada socio económica que se acentúan día a día, implican profundas transformaciones regresivas de tipo estructural, y no meras “circunstancias” de coyuntura. ¿Acaso la sistemática destrucción industrial, tecnológica, social, y las acciones de desprecio a la sagrada soberanía nacional, pueden con extrema superficialidad, ser tildadas de mera ”coyuntura”, siendo que son claramente estructurales, llevándonos de bruces a una economía primaria, pastoril, y a una acentuada degradación social?
El párrafo que indica: “queremos ser protagonistas y formar parte activa del despegue nacional que todos anhelamos y que fue expresado por la mayoría de los argentinos al considerar los objetivos que se había propuesto en la carrera presidencial”; no deja lugar a dudas. Es una explícita toma de postura partidaria, de aval al neoliberalismo rampante, lo cual supuestamente es incompatible con la prudente omisión de tomar partido político institucionalmente, que debería mantener una institución que dice representar a miles de empresarios misioneros.
¡Y lo que es más grave, siguen apoyando enfáticamente a un proyecto político económico que los está destruyendo como empresarios, y nos está degradando ignominiosamente como nación pretendidamente soberana!
Todo ello, según rematan en los últimos párrafos, para pedir algunos paliativos muy parciales, que ningún argentino medianamente bien informado puede ignorar que serán insuficientes, mientras se mantenga el destructivo contexto de liberalismo salvaje, que nos está llevando adrede a una nueva  severísima crisis, en la cual muy posiblemente estará en riesgo incluso la continuidad fáctica de la Nación Argentina, hoy fuertemente amenazada de disolución, o de involucionar miserablemente a un rol de república bananera; como lo indican las orientaciones de las medidas, profundizadas día a día, y como nos enseña la Historia Argentina y la Historia Económica Mundial.
No solo los ejemplos de anteriores experiencias de neoliberalismo en Argentina resultan aleccionadores, sino también muchos casos de países fuertemente aquejados por la aplicación de las mismas “recetas” neoliberales de los mercenarios del achicamiento constante y patológico, como Grecia, España, Portugal, la Rusia pre Putin, México, EEUU hoy en vuelco hacia un Estado activo y
un proteccionismo muy marcado. etc.
Muchos de los empresarios e incluso pequeños bolicheros de Misiones, al igual que ocurrió en todo el país, en diversos grados de confusiones doctrinales, “se pegaron un tiro en el pie” apoyando al destructivo neoliberalismo, y contra toda lógica, insisten en la misma metodología, la cual de persistir llevará a las amputaciones …no del figurado pie, sino de patrimonios enteros, de la dignidad como argentinos y del previsible caos socio económico al cual nos lleva aceleradamente el neoliberalismo recargado, en su actual versión rampante y avasallante.
Creer que con medidas fuertemente recesivas y claramente destructivas social y económicamente, se va hacia “el despegue” ignorando las muchas evidencias que estamos a marcha forzada hacia el precipicio del subdesarrollo crónico, equivale a creer cuentos infantiles como Blanca Nieves, o mejor aun, Alí Babá y Los 40 Ladrones, título que se vincula al contexto nacional actual.
La CEM tomó partido de un tema que involucra a todos los argentinos. Como argentino muy preocupado por el futuro nacional, opino.
(*) Misiones On Line 31/12/2016
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario