Archivo del blog

lunes, 4 de enero de 2016

ENERGÍA - ¿EL PRESIDENTE NO SABE?
Recientemente, el presidente argentino expresó una frase que cabe al menos calificar de muy poco feliz, e indica claramente el muy pobre nivel de sus asesores energéticos, o peor aun, el evidente afán de distorsionar y de instalar falsedades conceptuales muy gruesas. De otro modo habría que afirmar directamente que miente en forma muy grosera, pero aceptemos que se trata de un caso –muy preocupante- de muy malas fuentes de información y preocupante carencia de nivel científico de sus asesores en el tema.
Recibido en una Universidad privada (habiendo cursado ¿sin completar? en institutos de Columbia y Filadelfia), el presidente es Ingeniero Civil, pero seguramente nunca ejerció la profesión, pues de cuna “se recibió” de empresario, y su activa vida social y política seguramente no le dejó tiempo para formarse debidamente en la compleja Temática Energética, lo que queda patente con sus mediocres afirmaciones.
Según la publicación electrónica especializada “El Inversor Energético y Minero” del 28/12/2015, Macri dijo textualmente: “Hicimos un estudio y vimos que las represas están en el puesto número 20 entre las mejores formas de conseguir energía”. Esas expresiones forman parte del marco comunicacional que sistemáticamente busca desacreditar a las hidroeléctricas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic (ex Cóndor Cliff – La Barrancosa), en proceso de construcción en el río Santa Cruz.
Las dos hidroeléctricas proveerán 1.740 MW de Potencia, y 5.000 GWh/año de Energía, formando hermosos espejos de agua en medio de la aridez patagónica, creando además 5.000 puestos de trabajo muy bien remunerados, durante la construcción. Las presiones del lobby pro “renovable” (eólicas y solares), omiten que estas no sirven como centrales de base, y que para producir el mismo volumen de energía eléctrica, se necesitaría al menos duplicar la potencia Instalada si fueran eólicas, y al menos sextuplicar la Potencia Instalada si esas grandes hidroeléctricas, en forma muy irresponsable, pretendieran reemplazarse por solares. ¿Quién se haría cargo de los costos económicos de semejante descalabro, que proponen los sectores ultra ecologistas y los promotores de
eólicas y solares? Proponen menor calidad de energía, por las oscilaciones de voltaje y cortes imprevisibles, dado que el viento y el sol no se controlan.
Además esos ataques a grandes hidroeléctricas patagónicas, soslayan el fuerte rol geopolítico positivo de las mismas, en una región que es necesario desarrollar y poblar, ante las amenazas concretas directas e indirectas a nuestra soberanía, por parte de Gran Bretaña y de sus ONGs “ecologistas”, “indigenistas” y “derecho humanistas”; manipuladas y financiadas por ese imperio. ¡Pero la Geopolítica con sentido Nacional, no parece estar en la agenda del actual gobierno argentino!
En primer lugar, en mérito a la transparencia y credibilidad, sería muy bueno que el Sr. Presidente cite las fuentes en las que se basó su muy discutible afirmación, y también que indique taxativamente el listado de las (supuestas) mejores 19 alternativas de generación que (supuestamente) “superarían” a la hidroelectricidad. La realidad, bien fundamentada técnicamente, indica que esa peregrina afirmación presidencial es errónea, siendo precisamente la hidroelectricidad la forma más económica, menos contaminante y más competitiva, de las tecnologías disponibles. Incluso es una de las tres tecnologías aptas para funcionar como Centrales de Base (las otras son las nucleares y las termoeléctricas).
Todo eso en el marco muy claro de un operativo mediático comenzado antes, que intenta impedir las construcciones de grandes usinas hidroeléctricas y nucleares ya comenzadas (las dos presas de Santa Cruz –con financiación china-), y otras aprobadas y en curso de pronto comienzo efectivo (hidroeléctrica Chihuido I –financiación rusa-; dos grandes centrales nucleares con financiación y apoyo tecnológico chino; y una gran central nuclear con financiación y apoyo tecnológico ruso).
Claramente ese mega operativo mediático, al cual se prestó el Presidente, y que cuenta como uno de sus promotores al Ministro Aranguren, tiene varios objetivos paralelos y de última coincidentes:
- Frenar completamente las grandes obras hidroeléctricas y nucleares proyectadas, financiadas con créditos blandos, y en ejecución; apelando a diversas excusas insostenibles técnicamente, pero “ecológicamente
correctas” según el “recetario” del fundamentalismo ecolátrico digitado por las ONGs británicas y otras europeas y norteamericanas. “Recetario” que se pretende imponer en base a repeticiones constantes y a todo tipo de presiones ejercidas contra legisladores y cualquiera que busque la verdad y pretenda en tal sentido refutar las endebles argumentaciones del ecologismo fundamentalista.
- Anular o devaluar los muy importantes acuerdos estratégicos y China y Rusia, en línea con el declamado objetivo de “realineamiento automático” con las potencias tradicionales (EEUU-Canadá, UE, Japón).
- Impulsar en forma exagerada, fuera de sus posibilidades técnicas, a las mal llamadas “energías renovables” –eólicas y solares principalmente- (no sirven como centrales de base), sin contemplar sus reales altos costos de generación, sus elevados índices de indisponibilidades, y otras limitaciones bien conocidas en los ambientes técnicos, pero prolijamente ocultadas por los promotores a ultranza de esos equipos.
- Ocultar que entre las limitaciones de las “renovables sesgadas”(*), no es menor el hecho que precisan disponer de centrales de base en modo rotante (o sea funcionando), para cubrir los constantes baches de generación de eólicas y solares, y para estabilizar las acentuados intermitencias de sus producciones. De no contar con ese respaldo, las oscilaciones de voltaje harían inviable el servicio eléctrico. Y por lo general (tal como sucede en España y Alemania, entre otros casos), se deben instalar más usinas termoeléctricas, que en Argentina serían con seguridad más turbinas de gas o ciclos combinados, grandes devoradores de petróleo o gas natural…¡negocio para las petroleras y gasíferas transnacionales!
- Al frenar a las grandes usinas hidroeléctricas y nucleares, y retardar indefinidamente a otros proyectos de mediana potencia de esos tipos de energía, en realidad buscan acentuar la ya muy patológica dependencia de la matriz eléctrica argentina, respecto al petróleo y el gas.
- Dándoles preminencia no avalada por sus reales conocimientos ni por sus pobres o inexistentes avales técnicos, a diversos personeros del
ecologismo transnacional británico u organizaciones vinculadas a ese tipo de ONGs; pretenden erigirlos en jueces y partes, amén de supuestas “únicas palabras autorizadas” en el tema energético; pese a la debilidad conceptual y a las sucesivas campañas burdamente falaces esgrimidas y montadas reiteradamente por esas ONGs, como los casos de Greenpeace, Fundación Vida Silvestre (apéndice de World Wildlife Foundation), y otras similares como FARN, AVINA, etc. (**)
Por otra parte, no es un dato menor constatar la total inexistencia de especialistas energéticos con rigurosa formación, en el variopinto equipo de “asesores” que el presidente tuvo consigo al emitir su aventurada opinión, cuando fue visitado por la viuda de Douglas Tompkins, a la sazón acompañada por una activista extranjera del mismo perfil ecologista “tipo Greenpeace”. Estaban con el presidente, el rabino Bergman, quien por sus propias expresiones, no es experto en ecología (ni demuestra serlo en energía); otros funcionarios no técnicos, y Emiliano Ezcurra, ex activista de Greenpeace responsable principal del vergonzoso caso del collar puesto al falso “tigre de las yungas”, en un burdo operativo en el que se contrató a un baqueano salteño, para que pasee a un bovino con el collar satelital, como pudo demostrarse incluso judicialmente, o sea cero nivel de credibilidad del designado funcionario Ezcurra; y trascendió que en el “equipo estelar” de “especialistas ambientales”, el presidente tiene al menos a otros tres activistas vinculados a Greenpeace (Cali Villalonga), a Vida Silvestre (Diego Moreno) y a FARN (Dolores Duverges); ninguno de los cuales acreditaría pergaminos ni experiencia real para ser calificados de expertos energéticos, y menos aun para opinar con objetividad, dados su roles totalmente afines a las “renovables sesgadas”, como demuestran incluso sus accionares e intereses muy cercanos a comercializadores de equipos eólicos y solares.
El tema es muy grave, y pasó casi desapercibido, entre la frondosa maraña de la emergentocracia de los decretazos, desatada como un aluvión, que en su multiplicidad, hace que muchos hechos y opiniones pasen desapercibidos, pese a la enorme importancia que tienen para todos los argentinos, que, terminaremos pagando los costos, dado el sesgo marcadamente neoliberal, de las primeras consecuencias ya padecidas por varias de esas medidas, y su similitud con otros
procesos de aplicación masiva de la metodología que Naomí Klein llamó “La Doctrina del Shock.” La misma doctrina que destrozó a Argentina en los años ’90, a Grecia, España, Portugal, Rusia, México, y cuantos países en los que fue aplicada.
Según diversas fuentes serias (***), la inversión total de ambas hidroeléctricas santacruceñas, será de U$S 4.470 millones, de los cuales China financia el 85 %. Y el ahorro anual en combustibles importados se calcula en U$S 1.200 millones por año. ¡O sea que en menos de cuatro años de funcionamiento se pagan solas!
Neoliberales, ultra ecologistas pro británicos, y vendedores de “renovables sesgadas” asociados en maniobras para perpetuar el subdesarrollo crónico y la acentuada dependencia de hidrocarburos importados.
(*) Llamo a las eólicas y solares “renovables sesgadas”, pues en la legislación argentina, promovida por el ecologismo transnacional fundamentalista, arteramente se excluye de la clasificación a las hidroeléctricas de mediano y gran porte, pese a que son –sin duda- renovables.
(**) Ver amplias explicaciones técnicas en el libro “Los Profetas del Caos”, disponible en http://caoenergia.blogspot.com.ar/
(***) Entre otros, OETEC – 10/02/2015.
CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Magister en Gestión DE la Energía
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario