Archivo del blog

domingo, 23 de diciembre de 2018

UN RETIRADO EXULTANTEMENTE PROCESERO PRO BRITÁNICO - RESPUESTAS A ENREVESADOS ANÁLISIS DE DUDOSA BUENA INTENCIONALIDAD
En mérito a la brevedad no se expone el extenso popurrí de opiniones (9 carillas) sutil y sesgadamente funcionales a los intereses extranjeros, expuestas por un alto oficial retirado en diciembre de 2018, quien más que expresar patriotismo demuestra adherir al espíritu de casta que sucesivos gobiernos apátridas inculcaron lamentablemente en Nuestras Fuerzas Armadas, y consecuentemente una dudosamente inocente ceguera respecto a la destrucción nacional y entrega vil de soberanía que perpetra el actual gobierno nacional.
Eso es consecuente con el antiperonismo visceral y el patriotismo meramente formal (patrioterismo de bandera), inculcado a fuego en las FFAA y FFSS desde 1955, de lo cual salvo honrosas excepciones, pocos lograron salir para analizar los hechos con fundamentos y sin la severa carga prejuiciosa, que tanto daño hizo al tejido social argentino y a los Intereses Nacionales.
De eso devino la aceptación de la siniestra doctrina de la seguridad nacional, el abandono por completo de la Doctrina de la Defensa Nacional, y la instalación de profundas confusiones y errores conceptuales, además de la carencia de formación en áreas esenciales del conocimiento, como Historia, Economía y Geopolítica.
Nota aclaratoria: cada respuesta a cada concepto está separada por una línea, para una mejor visualización.
Alaba y se subordina explícitamente al pensamiento de Trump (en uno de sus fuertes discursos acordes al rol imperial de EEUU), mientras denosta a los patriotas y dirigentes de Íbero América que evidenciaron trabajar para sacarnos del rol de meras colonias de los anglos de Europa y América. Con eso parecería un operador del “NED versión militar”, o un “entusiasta” de la subordinación explícita a las Potencias Atlantistas y los poderes financieros transnacionales.
Trata burlonamente de sátrapa a uno de los grandes patriotas de Ecuador y de la Patria Grande, como demostró ser Rafael Correa, hoy uno de los perseguidos por las feroces operaciones de “lawfare” (guerras judiciales), que son una de las variantes de las guerras blandas, operadas desde el poder financiero transnacional
y las Potencias Atlantistas, para difamar, destruir y perseguir encarnizadamente a todos los dirigentes y militantes políticos de Íbero América, que hayan cometido los “graves pecados” de defender los Intereses Nacionales, bregar por la consolidación de la UNASUR y la CELAC, y haber instrumentado acciones de gobierno para mejorar significativamente la distribución del ingreso nacional, favoreciendo a los más desposeídos.
Manifiesta complacencia por la supuesta transparencia de una funcionaria ecuatoriana, pero no parecen molestarle en nada las groseras operaciones impresentables de todo tipo, que para favorecer a los grandes grupos de poder, a sus parientes y amigos, y a los intereses extranjeros, a diario perpetra el macrismo. Doble vara usual en los “comentarios” del Sr. alto oficial retirado. Todo muy funcional a las Potencias Atlantistas, los grandes poderes financieros transnacionales, y los que internamente se enriquecen desmesuradamente a costa de la miseria espantosa en la que sumergen a Argentina.
Como siempre, muy “condescendiente” con Macri, a quien apoya desde antes de su asunción como presidente, a pesar de sus deplorables antecedentes y su acción gubernativa claramente antinacional y despiadadamente anti pueblo, pues gobierna para una minúscula minoría, con los apoyos de la “familia militar liberal” y otros que forman la claque cómplice por acción u omisión de los desmanes generalizados del macrismo. ¿No lo sabía, como ex alto oficial de inteligencia…o es que no le importan en verdad los Intereses Nacionales?
Al alabar la “bolsonarización” de la política, denota claramente sus afinidades con el infame y apátrida “proceso”, el cual bajo la falaz impronta del “orden y combate a la corrupción” usurpó el poder para operar como mandaderos de los poderes antinacionales respaldando el saqueo generalizado y la destrucción sistemática del tejido social y económico nacional, para lo cual las nada justificables acciones de la violencia guerrillera fueron el necesario pretexto para todo lo perpetrado, acorde a los dictados británicos y anglos en general, tal como lo precisara Harry S. Ferns, pocos años antes.
Respecto al bochorno nacional que fue la frustrada final de Boca River en El Monumental, no dice nada respecto a las claras y muy vergonzosas responsabilidades de Macri (responsable principal de los desaguisados prearmados, sea por acción o por omisión culposa), de su impresentable ministra ex montonera y ex todo el arco político (que no pudo ni siguiera hacer custodiar un ómnibus, o peor, dejó que lo lleven a una encerrona), y al circo armado como otra de las operaciones para tapar los desastres socio económicos ocasionados adrede y por agravante de impericias, por el gobierno macrista.
¿Admirada Carrió, la fabuladora serial de la politiquería argentina, la oportunista que cambió de camiseta partidaria tantas veces como le dictó su voluble y/o acomodaticio accionar, tan falto de principios como lleno de histrionismo, facilitado este por el siempre oportuno accionar de los medios concentrados? ¿Ejemplo y esperanza la que montó operativos mediáticos muy falaces, para influir amañada y desvergonzadamente en las elecciones, tal como se difundió (muy poco por cierto, dada la férrea tapadera mediática de los medios concentrados), y que el muy bien informado alto oficial opinante no puede desconocer? ¿Ejemplo de persona la denunciadora serial de muy dudosa o nula seriedad, la misma que varios suponen una simple operadora de las embajadas anglosajonas?
¿Alaba la reunión del G20, con la deplorable actuación de nuestro presidente, que como cipayo asumido se cuido muy bien de reclamar la soberanía en Malvinas, y solo operó como mediocre anfitrión, sin políticas de Estado propias, y con brutales falencias organizativas, como las “recepciones” fallidas de los presidentes de Francia, China e India; con el desplante que le propinó Trump, y con su “llanto” en el Colón, siendo que no se conmueve ante la miseria y exclusión masiva que intencionalmente provoca? ¡Y encima, con cierta sutileza, reclama más “mano dura” muy al estilo procesero, al cual cada vez más se parece el macrismo!
¿Cómo es eso que los golpistas usurpadores del poder en el siniestro “proceso”, que interrumpieron un proceso democrático, con la excusa de “la subversión” (que se había combatido exitosamente antes en Tucumán dentro de los marcos constitucionales), usurparon el poder en nombre de “la libertad y la democracia”? ¿Puede negar que en realidad fue el pretexto para operar como tropas de ocupación al servicio de los personeros locales del neoliberalismo
apátrida? ¡Y que conste que no estoy haciendo ninguna apología de violentos de ningún signo! El patriota Dr. Julio Carlos González, preso político sin causa bajo el “proceso” describió ese accionar en uno de sus muy buenos libros. Sus tres colaboradores directos fueron brutalmente interrogados o asesinados directamente, según me narró en una de las visitas que le hice. Es de recordar que el Mayor Bernardo Alberte fue posiblemente el primer asesinado por el “proceso”, por el ”grave delito” de dirigir una nota a Videla instándole a no perpetrar el golpe. De igual forma, el sindicalista Oscar Smith “desapareció” después de negarse a avalar las tropelías que Martínez de Hoz adelantó que iba a perpetrar en el Sector Eléctrico. “Buenos muchachos” los proceseros…y vaya forma de cuidar la libertad y la democracia; al estilo de los “demócratas” bombardeadores y fusiladores de 1955.
La desmalvinización acentuada y muy acelerada la está perpetrando su “ídolo” Macri, con el irracional apoyo supuestamente “patriótico” de la muy confusa “familia militar liberal”, que en realidad opera como marioneta de los designios británicos. Pero como están anclados en falsos y hoy anacrónicos prejuicios de los años ’70, siguen sin entender nada y acentuando las confusiones con escritos abstrusos o muy mal orientados, como los que viene Ud. haciendo desde hace ya algunos años. Nos están llevando a la disolución nacional, pero las excluyentes prioridades suyas y de sus confusos camaradas retirados, siguen siendo las pautas de la guerra fría, mientras la usura internacional y las Potencias Atlantistas reciben en bandeja la entrega de soberanía que perpetran los macristas, con los beneplácitos de “la familia militar liberal” y otros cómplices intencionales o por padecer profundas confusiones conceptuales. ¡Y todo con el antiperonismo visceral herencia de “la fusiladora” de 1955.
Es válida la misma respuesta anterior, para su preocupación respecto a la acusación contra Estela de Carlotto, cuyo accionar para recuperar nietos a muchos nos parece encomiable, sin que eso signifique avalar el accionar de las guerrillas. Y siempre Ud. reclamando más “mano dura” al impresentable presidente actual, en este caso en el sensible tema de los derechos humanos; en el cual yo me manifesté contra el accionar sesgado de ciertas “progresías” muy fuera de foco.
Pero una cosa no quita a la otra. Y por favor no enrede ni distorsione, con su dialéctica elaborada.
Siempre odiando a todo lo que sea peronista, y con adjetivos duros rozando lo soez para desacreditar desde el vamos. Y siempre adjetivando pero no precisando las acusaciones antiperonistas, muy acorde a la operatoria procesera de desacreditaciones sistemáticas bajo la mera fuerza de la repetición. Siempre funcional al neoliberalismo apátrida, como sus escritos lo demuestran.
Se lamenta por la disolución de la unidad militar de Apóstoles, Misiones (preocupación que comparto plenamente), pero omite considerar que es directa consecuencia del accionar apátrida del macrismo, al cual masivamente apoyaron y aun apoyan las FFAA y FFSS, con honrosas excepciones. ¡Así paga el diablo! Pero tozudamente no lo quiere reconocer.
Insiste en apoyar al macrismo, omitiendo no solo la destrucción nacional generalizada intencional que perpetra, sino también las viles acciones de entrega de soberanía, hundiéndose en vilezas acordes a antecedentes históricos deplorablemente traidores a la patria, como las de Rivadavia y sus acólitos, al traidor serial Urquiza, al oligarca degollador agente británico Mitre y sus sucesores, a los vendepatria de la década infame (1930-1943), a los golpistas seriales gorilas anglófilos de 1955, 1962 y 1976, y a los neoliberales del noventismo (muchos de estos últimos colaboradores del actual gobierno). Y por añadidura, insiste en denostar a quienes gobernaron y/o se opusieron a esos infames accionares de los liberales unitarios, traidores a la patria seriales.
Como “perlita” adicional, nunca contradijo a uno de sus subordinados (así se identificó) y fervoroso opinante gorila, que con desfachatez y antipatriotismo visceral, en repetidas veces afirmó que “no hay enemigos externos, solo enemigos internos”, a los que señaló mezclando con ignorancia y malicia a “bolches y peronistas”, afirmando además estar dispuesto a usar la violencia para reprimir y sostener al apátrida gobierno macrista. ¡Se calló, Sr. alto oficial retirado, y el que calla otorga!
Carlos Andrés Ortiz
Nota adicional: en respuesta, el alto oficial retirado, me hizo llegar una breve y cortés nota, que incluye emotivos conceptos navideños (que respeto profundamente), pero se abstiene de refutar ninguno de los concretos cargos que expuse, los que evidencian ser indefendibles…pero tampoco se retractó.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario