Archivo del blog

sábado, 6 de enero de 2018

OPERADORES PRETORIANOS DE LA CEOCRACIA APÁTRIDA
Coincidiendo con otros analistas, entre ellos el cáusticamente severo Pepe Muñoz Azpiri, es evidente que está muy activa, en formas diversas y con creciente incidencia, una estructura de “bajadas de líneas”, manejada por operadores pretorianos, que mantienen “alineada a la tropa” –muy poco pensante, con falencias de formación y/o muy llena de odio irracional- (siempre hay excepciones) dentro de los parámetros de sesgados pensamientos muy afines a los dictados de la CEOcracia apátrida, y de sus mandantes extranjeros.
Operadores militares que “bajan líneas” reforzando los gruesos errores conceptuales de mantener a “la tropa” de retirados e incluso personal en actividad, encerrados en perimidos esquemas de los años ’70, sin razonar la muy diferente realidad geopolítica actual; a la vez que distorsionan o falsifican conceptos para mantener los irracionales apoyos de supuestos “patriotas” al esquema político – económico y geopolítico de entrega absoluta de nuestra soberanía, llevándonos a paso forzado hacia la disolución nacional, como está claramente ocurriendo en el actual período de neoliberalismo recargado.
Eso es afín con ciertas orientaciones político – económicas muy sesgadas que seguirían estando vigentes en varias materias e institutos de formación militar, en los que se seguiría enseñando la (supuesta) existencia de solo dos doctrinas económicas, marxismo y liberalismo, ignorándose que todos los países desarrollados y las potencias emergentes salieron del corset liberal del subdesarrollo crónico “desobedeciendo” las falaces “leyes” económicas del liberalismo y de su hijo doctrinal, el marxismo; complementado con enfoques históricos como seguir considerando “patriotas importantes” a agentes al servicio británico como lo fueron entre otros Rivadavia y Mitre; y que se sigan tomando como militares de señeros ejemplos a los cabecillas de “la fusiladora”, golpe de Estado pro británico perpetrado en 1955, con la Escuela de Infantería llamada “Teniente General Pedro Eugenio Aramburu”, como deplorable ejemplo de esa burda concepción histórico - política.
Son los mismos que siguen considerando a Videla y sus secuaces proceseros, como “grandes patriotas” y modelos a seguir; siendo que fueron ambiciosos y muy
burdos usurpadores del poder, al cual usaron (y fueron usados) para imponer al como sea, al neoliberalismo apátrida y destructor socio económico.
En castizo más simple, hay evidencias que existen activos canales de comunicación “interna”, operados por algunos militares retirados de mentalidades proceseras (o sea ultra liberales en lo económico, y muy afines a las operaciones de represiones severas de manifestaciones y similares), que transmiten el “pensamiento políticamente correcto”, hoy totalmente subordinado a la CEOcracia neoliberal, el cual es asimilado y repetido cuan verdades supuestamente irrefutables, por otros cuadros de retirados, no solo de las FFAA sino también de policías y otras fuerzas de seguridad.
Eso se puede constatar por la difusión de “mensajitos” prearmados, repetidos con nulo análisis previo y sin capacidad de defensa alguna por parte de los repetidores, que solían postear en las redes electrónicas o repetirlos en comentarios verbales, de lo cual muchos ahora se abstienen, por carecer de mayores bases argumentativas ¡y ni pensar en fundamentos sólidos!; por las respuestas que algunos retirados de FFAA y FFSS dan: “estamos informados”, cuando se le objetan sus cerradas visiones proceseras – neoliberales, en las que se encierran sin mayores razonamientos y por lo general sin bases ni coherencia alguna, pero por lo general evidenciando fuertes molestias y clara agresividad por el ”pecado” de contradecirles.
Si bien es de norma que los opinólogos que “bajan letra a la tropa” estentóreamente dicen o incluso alardean ser “muy patriotas”, en realidad son funcionales a la antipatria, acorde a la (de)formación cultural ultra liberal (y por ello fuertemente antinacional, además de pretendidamente elitista), que se impuso como el único “pensamiento políticamente correcto” en los institutos militares desde 1955 en adelante, acentuado desde 1962/3 (cuando López Aufranc habría mandado a quemar libros “inconvenientes” por ser de orientación nacional, que existían en las bibliotecas de institutos militares), y llevado al paroxismo de violencia intolerable en el impresentable “proceso”, en el cual Nuestras Fuerzas Armadas asumieron el tristísimo y muy deplorable papel de tropas de ocupación, al servicio de los intereses antinacionales que de hecho nos gobernaron, imponiendo el más crudo neoliberalismo apátrida.
De todo eso, solo pudo salir una abstrusa (de)formación ideológica ultra liberal con sentido de casta y elitista, tan antinacional como “la otra cara de la misma moneda” como lo son el marxismo, el trotskismo y el anarquismo a los que siguen combatiendo los muy confusos “patrioteros de bandera” como supuestos “únicos enemigos”, siendo en realidad ambas caras totalmente funcionales a los grandes poderes globalizantes extranjeros, que impiden nuestro desarrollo y pisotean nuestra soberanía.
Las motivaciones que pueden impulsar a quienes asumen el rol de “conductores intelectuales” en esa suerte de “canales de diálogos” (en rigor monólogos verticalistas descendentes), pueden ser múltiples.
 Por ser colonizados mentales en grados superlativos.
 Como “justificación” histórica de las aberraciones cometidas en el “proceso”.
 Por asumido espíritu de casta supuestamente superior, que los hace sentirse parte de la oligarquía apátrida, la cual les “soba el lomo” (*) pero en realidad por lo general los desprecia tanto como “a los negros” (**) y los usa cuando los necesita para “tareas sucias”. Claro que algunos altos oficiales retirados pueden ser de “familias patricias” con o sin fortuna pero con todos los prejuicios ultra elitistas de aquellas.
 Por indisimulado odio antiperonista, cultivado y acentuado por medio siglo largo de doctrina liberal –apátrida- excluyente.
 Por ignorancia supina de Historia, Economía y Geopolítica, suplantadas malamente por los cursos de la Escuela de las Américas y similares.
 Por buscar los indultos al como sea, sin importarles las funestas consecuencias para el país, al cual empujan hacia la disolución nacional.
 Tal vez por estar operativo en su “versión militar” un organismo de cooptación como el NED (National Endowment for Democracy) y su “ente paralelo local” el RAP (Red de Acción Política), que vienen a ser algo así como “la CIA de buenos modales” con la cual estos entes cooptan políticos, periodistas, gremialistas, intelectuales, etc.
 Por otras indescifrables o complejas elucubraciones mentales confusas o muy distorsionadas.
Cualesquiera sean sus motivaciones reales, sus prédicas son corrosivas, inducen confusiones y terminan siendo muy negativas para el auténtico patriotismo, el cual es Nacional y Popular por definición.
(*) “Sobar el lomo”, dicho criollo para definir acciones maliciosas de felicitaciones efusivas para aparentar gran aprecio, siendo que en realidad se pretende usar las voluntades de los halagados.
(**) Expresión muy despectiva respecto al pueblo común, al cual desprecian visceralmente las oligarquías apátridas y sus imitadores clasemedieros.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario