Archivo del blog

sábado, 14 de octubre de 2017

LIBERALISMO TEÓRICO Y SU CHOQUE FRONTAL CON LA REALIDAD.
Palabrita linda y pseudo inocente, derivada etimológicamente de libertad; pero a diferencia de la “libertad” en abstracto, el liberalismo económico esconde arteramente la peor de las esclavitudes, la ley de la selva con toda crueldad, tanto en el ámbito socio económico interno de cada país, como en el geopolítico de las relaciones interestatales y sus ecuaciones de Poder Real.
La “liberación” de los precios de los combustibles…¿a quienes beneficia? A las corporaciones petroleras y gasíferas, extranjeras o manejadas por personeros de extranjeros. ¿A quienes perjudican? A los usuarios / consumidores argentinos.
El arancelamiento hospitalario, ya en marcha, “por economías presupuestarias”, ¿a quienes perjudica? A todo el pueblo argentino excluida la oligarquía y la clase media muy alta. ¡Pero es muy “acorde” al liberalismo “puro” preconizado por los voceros y tinterillos del establishment! Son los mismos a quienes les “horroriza” que el Estado intervenga, así sea para algo tan elemental como es la Salud Pública. Para los liberales dogmáticos, los pobres debieron ahorrar antes, para poder pagarse los tratamientos…¡y si no lo hicieron, “es culpa de ellos” (de los pobres y miserables en grado superlativo). Cero espíritu humanitario. ¡Total si se mueren, que importa! (pensamiento muy de oligarcas desalmados).
El arancelamiento de las escuelas y Universidades, por supuestos similares motivos, idénticas conclusiones que el caso anterior. Ya lo dijo uno de los CEÓcratas actuales ¿para que necesita saber matemática la hija de un peón rural, si no le hace falta? Hipocresía e insensibilidad social en grado superlativo. Y ya lo dijo el ruralista y hoy senador por Entre Ríos Alfredo De Angeli_ ““Hay que terminar con los guachitos pícaros que faltan a la cosecha por ir a la escuela”. Brutal comentario de exclusión social explícita y de soberbia de patronos rurales de tipo feudal, que no requiere mayores explicaciones.
“Libertad total para contratar empleados”, braman arrogantes los CEOcratas hoy henchidos de poder, y repiten como loros algunos clasemedieros, cuentapropistas y empleados públicos semi acomodados; y otros tantos patrioteros de bandera. Los CEOcratas ávidos de pagar monedas con sueldos de hambre, olvidan aquel simple razonamiento de Henry Ford, que pagaba bien a sus empleados, para que se transformen en compradores de sus propios automotores, claro que los CEOs locales apuestan a transformarnos en una colonia dócil productora de materias primas con costos salariales miserables, despreciando el mercado interno; los clasemedieros que creen equipararse con los oligarcas, queriendo tener peones, dependientes varios y domésticas a quienes echar a voluntad y que acepten trabajar por salarios bajísimos y sin poder de negociación; y patrioteros con ideas de casta privilegiada, olvidando que de esa forma pasan a ser material desechable operado por oligarcas que los miran con desprecio…y por poderes extranjeros a los que dijeron enfrentar.
Libertad para contratar trabajadores, que para estos significará de última libertad de elección entre salarios miserables o morirse de hambre.
La “liberalización” del tráfico fronterizo, está matando a nuestras industrias y a nuestros comercios. Pero algunos insisten en no darse cuenta.
El “libre cambio” que hoy practica Argentina, nos está destruyendo todo el Sector Industrial y frenando el desarrollo tecnológico. Eso implica miseria, desocupación creciente, y desjerarquización brutal de la economía argentina. Pero algunos “no se dan cuenta”.
Algunos predican la “pureza” del ideario liberal – privatista, mientras que ellos y sus familiares trabajan en el Estado, estudiaron en escuelas públicas, tienen asistencia social estatal – sindical, viven en casas hechas y financiadas por el Estado; y no se dan cuenta de sus profundas incoherencias. Digamos que con sus prédicas, se quieren pegar un tiro en el pie.
Ya lo dijo Perón, la economía nunca es libre, o la maneja el Estado o la manejan las corporaciones.
¡Pero algunos no se quieren dar cuenta!
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario