Archivo del blog

martes, 26 de septiembre de 2017

PROVOCANDO PROVINCIAS INVIABLES
En la terrible década del ’90, que desembocó en la crisis terminal de 2001/2002, Cavallo y otros popes de la economía neoliberal apátrida, entre muchas falsedades ideológicas repetidas cuan dogmas sagrados indiscutibles, entre un puñado machacado persistentemente, dos de ellos tienen que ver con el desprecio al país profundo, al federalismo y al amor a la patria.
En vez de “economías provinciales”, fabricaron el difuso concepto de “economías regionales” como sutil forma de “ningunear” (*) a las provincias excluidas del núcleo duro central de la Pampa Húmeda, también llamado por los voceros del establishment “la pampa gringa”, denominación tampoco inocente, pues lleva implícita el racismo rampante que buscan instalar los medios masivos de la incomunicación y las tergiversaciones…pero este es un tema que podrá tratarse en otro artículo.
Otro de los neologismos instalados en aquellos años del neoliberalismo rampante, es el de “provincias inviables”, el cual no por casualidad está volviendo a mencionarse en los presentes años de neoliberalismo recargado padecido hoy.
Este concepto es de una perversidad muy refinada, pues es brutalmente excluyente, dado que para la retorcida lógica de la oligarquía CEOcrática (**), lo único que cuenta es el retorcido y deshumanizado criterio de rentabilidad, que pretenden trasplantar desde su visión oligopólica – empresaria ultra liberal, al manejo del Estado, al cual gobiernan como si fueran los dueños, mientras que los ciudadanos de a pie pareceríamos la versión anacrónica de los nuevos siervos de la gleba, atados al poder y caprichos de los amos (neo) medievales.
Además ese concepto es la reedición del más cerrado y apátrida unitarismo, centrado en la desproporcionada ciudad-puerto y la rica provincia de Buenos Aires, y socarronamente despectivo de todo el interior, con las únicas excepciones parciales de Santa Fe y Córdoba. Es evidente que la CEOcracia ultra liberal, es la heredera directa de los rivadavianos, de los mitristas y sarmientistas, achicadores del territorio, carentes de toda noción de Grandeza Nacional, y excluyente sin tapujos ni vergüenza de las grandes mayorías nacionales.
Pero lo peor es la “inviabilidad” de las “provincias marginales”, que está siendo provocada, fomentada e instalada por el propio unitarismo neoliberal hoy puesto en esta especie de suma del poder público al cual autoasumió, para anular todo conato de fundamentada oposición a su gobierno.
Las principales acciones y omisiones que reinstalan la pobreza, la desindustrialización forzosa, la desocupación masiva, la exclusión social y la futura ingobernabilidad de las provincias “menores” de Argentina, son estas:
 Achicamiento de las coparticipaciones (distribución de los impuestos nacionales) a casi todas, mientras se opera para aumentar la coparticipación de la provincia de Buenos Aires…precisamente la más rica, y curiosamente la más endeudada de todas, ante el “festival de toma de deudas” de “Heidi” Vidal; quien procede acorde al pensamiento de la vicepresidente Michetti, quien entre otras “frases célebres” dijo “es bueno endeudarse” (SIC).
 “Sugerencias” y presiones para que las provincias eliminen el Impuesto Sobre los Ingresos Brutos, que es la principal fuente de ingresos genuinos de la mayoría de las provincias, además de las coparticipaciones.
 “Invitaciones” y sutiles facilidades para que las provincias se endeuden en dólares en el exterior, configurando un cuadro de situación que cada vez se parece más a los prolegómenos de la hecatombe de 2001.
 Casi nulas obras públicas del promocionado y falaz Plan Belgrano, otra de las algazaras propagandísticas del neoliberalismo imperante.
 Anulaciones de diversos servicios ferroviarios, lo cual nos vuelve totalmente dependientes del muy caro transporte automotor para las cargas, y mata la alternativa más económica y federal para el transporte de pasajeros.
 Exclusión sin justificativos lógicos, de Misiones y Corrientes del Gasoducto del NEA, privándonos del importante servicio de gas natural; exclusión perpetrada ante la total pasividad de sectores gremiales, empresariales, políticos, intelectuales y pueblo en general de esas dos provincias. ¿Acostumbramiento al subdesarrollo crónico, ignorancia, pasividad extrema o resignación sin vuelta?
 Inacción total para construir los imprescindibles puentes carreteros nuevos que remplacen a los derrumbados ante la desidia oficial nacional y provincial, en la Ruta Nacional Nro. 12, a ambos lados de Corrientes Capital.
 Inacción total para reimplementar el muy económico transporte fluvial, que abarataría costos directamente a siete provincias, e indirectamente a varias más. Silencio total de empresarios, gobernantes, …y de ecologistas, que parecen no ver los enormes ahorros ambientales que significarían las gigantescas economías de combustible de las barcazas de carga, respecto al muy costoso y gastador transporte carretero. Además del descongestionamiento de rutas y con ello evitar las frecuentes colisiones que tantas vidas y mutilaciones permanentes cuesta, dolorosamente.
 Inacción total del gobierno nacional, ante las sangrías económicas que causa el hoy totalmente deficitario comercio fronterizo, evidenciando una total insensibilidad frente a la miseria que provoca a todo el país, y en particular a las provincias fronterizas. Muy tibios o inexistentes reclamos de sectores políticos, empresarios y gremiales, ante el tremendo cuadro de situación, que no parece tener fin ni piso de profundización.
 Problemas sociales, educativos, sanitarios y humanos de todo tipo, que causan las bajas sensibles de los salarios reales, de por si bajos en las provincias menos desarrolladas, de las quitas de subsidios a discapacitados, de subejecuciones y limitaciones presupuestarias para salud pública, educación, y entes previsionales como el PAMI; a todo lo cual se agregarían bajas programadas en las retribuciones a jubilados y pensionados. Un calco de 2001.
 Blindaje mediático casi total, que oculta y/o minimiza este dantesco cuadro de catástrofes generalizadas, provocadas por la dogmática aplicación del más crudo neoliberalismo. Todo ello mientras las ganancias siderales de las operaciones especulativas y de los grandes grupos concentrados no parecen tener techo ni limitaciones algunas.
 Instalación de la “lógica” neoliberal, según la cual “lo inviable” debe ser desechado, lo cual avalaría la mutilación territorial argentina, tal como lo habría sugerido –según trascendió y fue repudiado por Veteranos de Guerra Fueguinos- el actual vicepresidente del Banco Central Lucas Llach, y seguramente otros del sector gobernante lo expresaron, en ámbitos más reservados.
Detrás de todo esto se puede percibir, ominosa pero semi oculta para personas no informadas o muy colonizadas mentales, las amenazas no solo a la hoy menguada soberanía nacional, sino también a la integridad de nuestra nación, la cual aparece crecientemente amenazada por el peligro cierto de balcanización y o destrucción total, a consecuencia de la remozada aplicación de una nueva versión del ominoso Plan Morgenthau, ideado décadas atrás por los mega poderes plutocráticos transnacionales.
¿Exageraciones o suposiciones sin fundamento? Eso lo pueden decir los desinformados crónicos, los operadores de esas medidas destructivas, o los muy colonizados mentales; como clasemedieros sin rumbo, progres fuera de foco, o muy confusos patrioteros de bandera, entre otros.
(*) Ningunear, argentinismo que implica quitarle entidad o importancia a algún pensamiento, persona o institución.
(**) CEOcracia, gobierno de los “CEOs”, o cabezas dirigentes de grandes grupos corporativos.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario