Archivo del blog

viernes, 22 de agosto de 2014

¿POR QUÉ SOLO AMBIENTAL Y FORESTAL? Sin duda dentro de las campañas proselitistas de los posibles precandidatos presidenciales, el bonaerense Daniel Scioli visitó recientemente Misiones. En el marco de una entrevista que se le habría realizado en presencia del gobernador misionero, en Iguazú, Scioli expresó que ambas provincias deben intercambiar experiencias en lo ambiental y lo forestal. Lo que aparentemente nadie se planteó, ni menos aún preguntó o expresó públicamente, es: ¿por qué el intercambio de experiencias y conocimientos solo debe ceñirse a esos dos únicos ítems? (aparentemente ni se consideraron otros). Temas sumamente importantes, de amplio desarrollo en la provincia de Buenos Aires, como el crecimiento y diversificación de las industrias, incluso las de alta tecnología; el notable aumento de las actividades e institutos tecnológicos, aplicables a diversas áreas económicas y sociales; la creación, ampliación y marcada proliferación de exitosos parques industriales; la acentuada diversificación de la matriz productiva; son –entre otros más que podrían citarse-, ítems de marcada importancia estratégica y socio económica, en los cuales Misiones mucho debería aprender de las provincias centrales, principalmente de la de Buenos Aires. Téngase en cuenta que, a título de ejemplo, si Misiones contara con el mismo porcentaje de parques industriales en relación al total nacional, deberíamos tener al menos seis, en plena y exitosa marcha. Ese número sale de una elemental ecuación: el PBG (Producto Bruto Geográfico) de Misiones, es aproximadamente el 2 % (dos por ciento) del PBI argentino; y si en Argentina existen más de 300 parques industriales en funcionamiento pleno, Misiones debería tener por lo menos 6 (seis) parques industriales. La realidad indica que –más allá de algunas enjundiosas iniciativas comunales, que dudosamente calificarían como verdaderos parques industriales (por cuestiones de infraestructura, equipamiento, servicios disponibles, ausencia de leyes específicas de promoción impositiva, de líneas de créditos especiales, e incluso la superficie mínima acorde a tamaña calificación); en concreto solo tenemos un parque industrial en los alrededores de Posadas, el cual aparentemente no termina de arrancar. Por supuesto el intercambio de conocimientos debería haber incluido –de haber sido amplio y en doble sentido, de ida y vuelta-, acerca de como transformar positivamente la matriz económica misionera, desde siempre atada en exceso a la producción primaria, de escaso valor agregado y muy escasamente proveedora de fuentes de trabajo, en la cantidad y calidad que nuestra creciente población misionera necesita. Lamentablemente, tampoco parece haberse tocado el estratégico tema de la imprescindible provisión de crecientes cantidades de energía eléctrica, para sustentar nuestro desarrollo. Parecería que ni el conocido visitante, ni nuestra dirigencia (del amplio abanico político), parecería haber tomado conciencia que en solo dos décadas, el previsible incremento del consumo eléctrico provincial, será equivalente al total de la parte argentina de Garabí más Panambí. Temas de elemental importancia estratégica, que necesitan mentalidades de estadistas para ser abordados y adecuadamente resueltos, que por regla general (aparentemente con muy escasas excepciones), parecen estar “fuera de agenda” para los políticos, comunicadores sociales e incluso intelectuales, de esta muy hermosa pero muy marginal Provincia de Misiones; en la cual pocos parecieran advertir la enorme diferencia entre el crecimiento económico lineal, y el amplio horizonte de un bien implementado proceso a largo plazo de desarrollo socio económico, lo cual implica un muy diferente y mucho más positivo enfoque geopolítico. C.P.N. CARLOS ANDRÉS ORTIZ Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario