Archivo del blog

domingo, 24 de junio de 2018

INYECTANDO DROGA A LA GRAN ORGÍA
Argentina está padeciendo una gigantesca orgía financiera, la mayor y más perversa de nuestra historia, en la cual una “selecta” minoría de especuladores, oligarcas y arribistas varios, así como principalmente los poderes financieros transnacionales se están haciendo un festín; todo eso a costa de la miseria, la exclusión, el hambre y la indignidad de la mayoría inmensa de los 44 millones de argentinos, y de las generaciones futuras.
Esa brutal orgía, disfrutada impúdica y desenfrenadamente por unos pocos apátridas y por el mega capital financiero transnacional, recientemente recibió otra inyección de droga para continuar con el orgiástico saqueo de Argentina, institucionalizado por el gobierno CEOcrático neoliberal de Cambiemos. Esa droga adicional es el anticipo del mega crédito del FMI, el cual rápidamente fue puesto a disposición de especuladores y fugadores de divisas, destino en el cual solo podrá durar unas pocas semanas o un puñado de meses, mientras que la enorme deuda adicional queda pesando sobre los 44 millones de argentinos.
Y nada de esa enorme masa de dinero se destina al desarrollo nacional, todo va a la especulación financiera desenfrenada, a la orgía económica financiera de la ínfima minoría que se enriquece mientras empobrece a todo el país y le destroza la soberanía.
Para los desinformados, incautos, o los crédulos ilusos de los espejitos de colores que a diario muestran los mercenarios de la incomunicación, el tremendo endeudamiento que día a día se agiganta y nos atenaza toda posibilidad no solo de desarrollo –lo cual ya es brutal, pues es una condena cierta a la miseria permanente-, sino también está preparando las condiciones para que se perpetren las “tareas inconclusas” que dejaron estos mismos perpetradores en los años ’90, que buscaron la desarticulación total de nuestro país, la separación y muerte de los proyectos de integración regional con una visión geopolítica de grandeza, sino que incluso buscan claramente la disolución nacional.
A muchas mentalidades no solo no informadas, sino a las de criterios estrechos, el fundamentado planteo precedente, -en rigor una advertencia compartida por otros analistas geopolíticos y comunicadores esclarecidos, que pese a su gravedad parecería estar cayendo en saco roto-, es claramente evidente, con solo analizar la acelerada y a la vez minuciosa tarea de destrucción total que está siendo llevada a cabo, con tanta hipocresía como ferocidad, todo bajo la apariencia de los “buenos modales”, mientras preparan mecanismos y operativos represivos en gran escala, pues saben que la conciencia del pueblo común empieza a despertar y a ganar las calles.
En ese aquelarre de indignidades y de saqueos alevosos de guante blanco que a diario perpetran y agigantan los CEOcratas gobernantes –que atienden de los dos lados del mostrador, como se demostró en muchos casos del propio presidente y de casi todos sus ministros y subsecretarios-, a ese endeudamiento absolutamente irracional contraído en tan solo dos años y medio de deplorable gestión, se le agrega ahora la enorme deuda tomada con el FMI, con el nocivo adicional de sus consabidos condicionamientos, los cuales es sabido solo buscan perpetuar nuestras actuales negativas condiciones y acentuar nuestra dependencia, impidiendo todo plan de desarrollo autónomo e independiente.
Por otra parte, las lesivas condiciones impuestas por el FMI son totalmente incumplibles, por más que se quiere meter al país en un encorsetamiento perversamente ahogante como lo quieren hacer los apátridas de adentro y de afuera.
Salvo una represión de carácter extremadamente brutal, que empequeñecería las metodologías del “proceso”, este plan no cierra por ningún lado, y es muy claro que el mega crédito cuotificado, no podrá pasar del primer adelanto, y en pocos meses se estarán dando todas las condiciones para un nuevo “default” (cese de pagos por imposibilidad financiera), dado que todo el programa económico intrínsecamente destructivo sigue vigente, lo cual más antes que después provocará un colapso de magnitudes tal vez impensables.
¿Será por eso que la minoría apátrida gobernante está convocando a tropas extranjeras, como según varios testimonios se las ve paseando a sus anchas en Buenos Aires y en otros lugares de nuestro país, que se hacen operativos de “entrenamiento” con tropas de EEUU, que se aprueban las instalaciones de bases militares prácticamente sin restricciones, y que según trascendió, la Inteligencia está cooptada por Israel y Gran Bretaña?
Mientras tanto, el grueso de la población parece seguir sumida en el sopor de la profunda colonización mental en la que se la ha adormecido.
Y por su parte, la mayoría de los retirados de las FFAA y FFSS dan reiteradas muestras de estar “anclados en los años ‘70”, pues siguen en las persecuciones patológicas viendo “zurditos” por todos lados y continúan con su antiperonismo visceral, mientras los apátridas neoliberales entregan soberanía en todos los ámbitos y avanzan rápidamente en su perversa tarea de disolución nacional.
De eso último, de la destrucción nacional –e incluso del desguace del patrimonio militar, como Fanazul, entre muchos-, y del patrimonio con alto valor estratégico hoy en curso de destrucción o paralizado por falta de presupuesto –como el Plan Nuclear, el Satelital, radares y otros-, los usualmente estentóreos y agresivos opinantes de la “familia militar ultra liberal”, guardan silencio total, incluyendo a los hasta hace poco constantes opinadores de retirados altos rangos, de supuestos fervorosos “patriotas” malvineros que hoy no ven la genuflexia pro británica del gobierno; así como la cadena de “mensajitos” internos mal orientados de apoyos implícitos o explícitos al apátrida neoliberalismo “reinante”, con los que algunos muy colonizados mentales o tal vez mercenarios al tanto por cuanto, nutren de confusiones a la tropa subalterna retirada, la cual evidencia no conocer la realidad, pues casi excluyentemente se comunican entre ellos y solo parecería que se hablan encima, excluyendo todo razonamiento que no provenga de la “propia tropa”.
Y suelen enfurecerse si se les quiere hacer razonar cuestionando el pensamiento “correcto” de las élites militares ultra liberales.
Todo eso muy lejos del pensamiento de grandes Generales de la Patria y otros señeros Altos Oficiales que Nuestras Fuerzas Armadas Supieron tener.
Lamentable y muy preocupante cuadro de la realidad nacional.
MGTR. CARLOS ANDRÉS ORTIZ
Analista de Temas Económicos y Geopolíticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario